6 grados más podrían acabar con el mundo

Si aumenta la temperatura del planeta, las consecuencias serian irreversibles.