Ceremonia de juguetes enterrados

En Japón la gente no tira sus juguetes por el valor sentimental, mejor los llevan al santuario parar orar por ellos.