Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

ARTE

5 datos poco conocidos sobre “El Grito” de Edvard Munch

Por: Yazmín Veloz25 de abril de 2022

Conoce algunas de las curiosidades que esconde esta icónica pintura.

El artista noruego Edvard Munch pasó a la historia por crear una de las pinturas más famosas del arte moderno: El Grito. Esta obra es reconocida mundialmente e incluso ha sido expuesta en importantes museos alrededor del mundo.

Este año será exhibida junto a otras obras del pintor en el Museo Nacional de Noruega y sin duda alguna será un éxito. Por esta razón te contamos algunas curiosidades de esta pieza artística, los cuales probablemente no conocías.

Uno de los cuadros más robados de la historia

Munch pintó cuatro copias de “El Grito”, las cuales han sido robadas en múltiples ocasiones. Uno de los robos sucedió en 1994 cuando extrajeron una de las versiones de la National Gallery de Oslo. En su lugar fue dejada una nota en la que los ladrones agradecían la nula vigilancia del museo.

Una década después el cuadro fue robado del Museo Munch en plena luz del día, aunque en esta ocasión los que la hurtaron llevaban armas e iban enmascarados.

La más costosa del mundo

Si hay una razón por la que los ladrones de arte buscan quedarse con esta pieza, esa es que está valuada como una de las más caras de la historia, ya que en 2012 se convirtió en la obra por la que más se ha pagado dinero en una subasta alcanzando 99 millones de dólares.

Inspiración para el cine de terror

Wes Craven, creador de la famosa saga de horror Scream, aseguró que encontró un disfraz comercializado en 1991 y decidió usarlo para sus películas, ya que le recordaba a la icónica pieza creada por Munch. La máscara que eligió, es la que porta el asesino del filme.

Dulce recompensa

En una de las tantas veces que la obra de arte ha sido robada, se ofreció una recompensa a los que la trajeran de vuelta: dos millones de M&M’s de chocolate que serían distribuidos en más de 40 mil bolsas. Al final uno de los ladrones quizo cobrar la retribución y la empresa optó por dar el dinero que costaría esa cantidad de chocolate al Museo de Munch.

Varias versiones

El artista pintó varias copias de su famosa obra; dos de ellas son óleos, el original que fue realizado en 1893, expuesto en la Galería Nacional de Oslo, y el de 1910. También existen otras dos versiones en pastel que fueron creadas en 1893 y 1895.


Recomendados: Enlaces promovidos por Taboola: