INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Pinturas de Horacio Quiroz que retratan la grotesca y surreal belleza del cuerpo humano

3 de septiembre de 2018

Natalia Lomelí

Las pinturas de Horacio Quiroz exploran conceptos como la sexualidad, el género y el feminismo.

"You don't have a soul. You are a soul. You have a body" C.S Lewis


La obra del artista mexicano Horacio Quiroz es una reflexión en torno al cuerpo como algo en constante transformación, que se mueve y reacciona a las condiciones del alma humana. Sus pinturas son manifestaciones de la realidad distorsionada y contrastante que habitamos y que -a pesar de ello- es bella en su imperfección y alteraciones.


A través del lenguaje del arte, explora conceptos como la dualidad y el cambio en la existencia humana; desde el punto de vista de la sexualidad, el género, y el feminismo, involucrando también experiencias personales que surgen durante el proceso de producción. Con esos elementos en juego, sus composiciones logran encarnar y transmitir emociones mutantes mediante anatomías imposibles que llevan al límite ese campo de batalla que es nuestro cuerpo.




Para él, el cuerpo es el artefacto mediante el cual aprendemos a “ser” humanos. Quiroz afirma que somos almas y que "tenemos" un cuerpo, es decir que no somos el cuerpo en sí, sino que a través de él experimentamos lo que somos en este plano. Es decir que lo esencial no está en la apariencia, sino en cada aspecto de nuestro ser psicológico, mismo que se exterioriza gracias al cuerpo y nos permite tener relaciones sensoriales con el mundo.


"En mi obra utilizo al cuerpo humano como una herramienta de representación de movimiento y cambio, integrando la dualidad como una sola entidad dinámica. Los personajes de mis pinturas no son deformes sino seres humanos experimentando su humanidad mediante el cuerpo. Cuerpos que pronuncian el cambio como única constante".




Otro aspecto que plasma y cuestiona en sus obras es el género no binario o genderqueer, es decir que las personas no tienen porqué identificarse y encasillarse en los géneros masculino y femenino necesariamente.


Quiroz cree que el género debe ser fluido para poderse percibir como un individuo perteneciente parcial o totalmente a un género especifico, pasando por periodos de transición imprecisos y variables.




A nivel personal, la pintura le funcionó como catarsis para representar la exploración interna de sus propios procesos psicológicos en dualidades y transformaciones. Quizá de esa intención proviene -casi involuntariamente- su experimentación con las alteraciones del cuerpo al representarlo.


La frustración que arrastraba antes de dedicarse por completo al arte provocó que al tomar el pincel hallara una pintura radical con una estética en la cual las reglas -incluso las biológicas- pueden quebrarse y desbordarse si el autor así lo siente.




Sus imágenes y discursos se enriquecen con la influencia de sus artistas visuales favoritos, de Egon Schiele, por ejemplo, hay una clara referencia en la manera en que captura la fragilidad de los cuerpos, de George Condo en la libre deformación de rostros en el retrato , de William Blake el interés por los habitantes de la sombra y la muerte como cuestionamiento existencial, y de Salvador Dalí la influencia surrealista que adopta con una estética pop y una mirada contemporánea abordando paradigmas sociales como el queer y la equidad de género.


Así, en su obra captura la oscuridad que todos poseemos y que en ocasiones se manifiesta en la carnalidad y lo grotesco del cuerpo. Aquella dualidad que se confronta en una lucha por coexistir dentro de los límites de un cuerpo incapaz de contener el caos que rige la naturaleza humana, la imperfecta condición que nos da sentido como seres humanos.



"One does not become enlightened by imagining figures of light, but by making the darkness conscious". Carl G. Jung




La ciudad de Nueva York le ha abierto las puertas este año a los personajes del universo pictórico de Horacio Quiroz en su primera exposición individual en ese país, que se realizará del 7 de septiembre al 20 de octubre en Paul Booth Gallery. La muestra Polarities es una exploración del concepto de la dualidad vista a través del cuerpo humano en una serie de pinturas al óleo, dibujos y textiles, un diálogo con la sexualidad y el género que caracteriza sus anatomías bellamente grotescas.







Conoce más de su obra en su cuenta de Instagram @horacio_quiroz

_


Continúa descubriendo la obra de artistas emergentes mexicanos, como Sofía Castellanos, la muralista que está conquistando al mundo o las fotografías de Lizette Abraham que denuncian la desaparición forzada en México.

TAGS: Nuevos artistas Pintura Artistas mexicanos
REFERENCIAS: horacioquiroz.com Horacio Quiroz Art @horacio_quiroz

Natalia Lomelí


Coordinadora Cultural

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

4 princesas de Disney más feministas de la historia Los juguetes sexuales que debes probar una vez en tu vida Fotografías de Linda McCartney que retratan el rock, el amor y su vida con los Beatles "Tan sólo una noche, tan solo una más contigo" poema para extrañar a alguien Test para pareja: ¿Sabes qué tanto se conocen? 5 Fall Winter Essentials For Men Who Like Being Warm But Fashionable

  TE RECOMENDAMOS