INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

La historia del Día de la Tierra

19 de abril de 2018

Aldair Teutle

Somos parte determinante del gran ecosistema que habitamos, el Día de la Tierra nos ofrece la oportunidad de hacer conciencia sobre los problemas de nuestro planeta.



La vida moderna, con su ritmo agitado y caótico hace que nos mantengamos inmersos en nuestras actividades diarias con apenas tener el tiempo suficiente para descansar. Pocas veces reflexionamos si nuestras acciones cotidianas dañan al medio ambiente o si podemos hacer algo para preservarlo. Con el objetivo de aumentar la escasa conciencia ambiental sobre la fragilidad del planeta, el 22 de abril de 1970 nace el Día de la Tierra.


Todo empezó en los Estados Unidos, cuando el senador del estado de Wisconsin, Gaylord Nelson, emprendió diversas campañas ambientalistas durante la década de los sesenta. Al no lograr el interés y el apoyo de la ciudadanía, en 1969 decidió organizar una nueva manifestación, pero esta vez tomó el modelo de las protestas contra la Guerra de Vietnam, un conflicto que causó estragos en la sociedad estadounidense.



Su iniciativa obtuvo una importante movilización, cerca de 20 millones de personas, más de 2 mil universidades y 10 mil escuelas se manifestaron para exigir un medio ambiente saludable. Con esto logró influir en el gobierno federal para la creación de la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés). Desde su puesta en marcha la EPA se ha dedicado a promover leyes medioambientales.


La multitudinaria congregación de ciudadanos convocada por Gaylord Nelson no sólo originó el primer Día de la Tierra, también puso sobre la agenda pública el tema ambiental para su discusión. Asimismo, este suceso es considerado como el principio del movimiento ecologista moderno.



La transformación a Día mundial de la Tierra


Dos años después de lo ocurrido en Estados Unidos, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), realizó la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Humano, también conocida como la Conferencia de Estocolmo. Dicho evento impulsó a escala global el mensaje de conciencia ambiental, invitó a los gobiernos miembros a involucrarse en el tema para brindarle mayor relevancia.


Posterior a la Conferencia de Estocolmo, del 3 al 14 de junio de 1992 la ONU efectuó la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, más conocida como la Declaración de Río, la cual exhortó a todos los países a incrementar su compromiso y cooperación con la protección de la naturaleza y los recursos naturales, e incluir dentro de sus políticas a la ciudadanía.



Ese mismo año, en 1992 con sede en Nueva York, tuvo lugar la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, cuya finalidad fue la de establecer los niveles permitidos de emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI), responsables de afectar al sistema climático mundial. Como complemento a lo acordado, en 1997 se firma el Protocolo de Kioto, el cual instauró medidas más enérgicas y de mayor peso jurídico para combatir el cambio climático.


Una vez que la vigencia del Protocolo de Kioto llegue a su fin, misma que será en 2020, será sustituido por el Acuerdo de París, celebrado en 2015 y ratificado un año después. Su propósito es similar; reducir y mitigar las emisiones de GEI.


Celebremos el Día mundial de la Tierra con acciones


Durante décadas hasta la actualidad, el cuidado al planeta ha estado presente en el escenario mundial y ha cobrado mayor importancia a lo largo del tiempo, lo que ha servido para contrarrestar su destrucción; no obstante, el Día de la Tierra nos recuerda que cada uno de nosotros puede hacer pequeñas acciones que ayuden a su conservación.


Los problemas de nuestro planeta se agudizan, y lo podemos ver a diario al salir a la calle. Estos son los principales por los que debes preocuparte:




En el mundo nacen cerca de 250 mil niños al día, y al año la población aumenta en 80 millones de personas aproximadamente. Si deseamos asegurar un futuro mejor, bien podemos adoptar otros hábitos más amigables como consumir productos orgánicos, respetar las normas ambientales, reciclar lo que sea posible, desconectar los aparatos que no usemos, optar por transportes ecológicos, plantar un árbol, invitar a los que te rodean a hacer lo mismo, etcétera. Las opciones son muchas, la cuestión es sumarse.


TAGS: Medio ambiente Naturaleza Celebración
REFERENCIAS: National Geographic El Espectador Vitalis

Aldair Teutle


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

5 Razones por las que NUNCA deberías intentar un aborto casero Las mejores películas del Festival de Cine de Sundance que puedes ver en Netflix From Watching Legends To Becoming A Legend Herself: Jennifer Lopez Receives The MTV Video Vanguard Award AXR: la artista detrás de los tres personajes que sacuden al arte contemporáneo Cold Brew: la deliciosa manera de disfrutar el café pensando en frío El vino que cambiará la forma en que acostumbras tomarlo

  TE RECOMENDAMOS