INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

La trágica historia detrás de la flor de cempasúchil que quizá no conocías

2 de noviembre de 2017

Cultura Colectiva

Como toda gran historia de amor en las mitologías del mundo, la leyenda de la flor de cempasúchil está teñida de la pérdida y el dolor de la muerte.



Entre pétalos de flor de cempasúchil, tamales, tequila, papel picado, veladoras y copal, el altar de muertos se construye como un homenaje para los seres queridos que habitan el mundo de los muertos, pero también como una manera de sanar el dolor que provocan las ausencias entre los vivos. Familiares, amigos, músicos queridos y hasta perros, los hogares mexicanos se preparan para recibirlos a todos cada 2 de noviembre en el día de muertos. Pero la celebración va más allá del ritual o la creencia en el más allá; se trata también de una exaltación de nuestra historia y nuestra identidad. En cada uno de los elementos que componen el día de los muertos hay un profundo significado que se remonta a tiempos ancestrales; tal es el caso de la flor de cempasúchil.





Y es que la leyenda detrás de esta flor endémica de México se anuncia en el mismo nombre: “cempasúchil” se compone con los vocablos náhuatl cempohualli, que quiere decir “veinte”, y xóchitl, que significa “flor”. La “flor de veinte pétalos” ostenta colores amarillos y naranjas brillantes que colorean los campos de Puebla, Guerrero, Hidalgo, Oaxaca y San Luis Potosí después de la época de lluvias. ¿Pero qué hay detrás de la flor de cempasúchil y sus 20 pétalos vibrantes?





Como toda gran historia de amor en las mitologías del mundo, la leyenda de la flor de cempasúchil está teñida de la pérdida y el dolor de la muerte. Se dice que Xóchitl y Huitzilin eran dos niños que acostumbraban jugar juntos en el campo. Conforme fueron creciendo, nació entre ellos un amor que superaba lo terrenal. Cada tarde, subían la montaña para llevarle flores a Tonatiuh, el dios Sol; quien enviaba su cálido abrazo y bendecía a la pareja. Entre los rayos, Xóchitl y Huitzilin juraron amarse para siempre.





Desafortunadamente, cuando Huitzilin tuvo edad suficiente fue llamado para luchar en la guerra y defender a su pueblo. Al poco tiempo, llegaron noticias de que el joven había sido herido en la batalla y, finalmente, había muerto. Xóchitl no podía contener su dolor; corrió a la cima de la montaña e imploró a Tonatiuh que la reuniera para siempre con Huitzilin. El dios se sintió conmovido y envió un rayo de sol fulminante que convirtió a Xóchitl en una flor de color intenso, tal como la luz que la había bañado.





La flor permaneció cerrada, hasta que un día la sobrevoló un curioso colibrí. El ave se posó en el centro de la flor y ésta se abrió inmediatamente, desplegando 20 pétalos y un fuerte aroma inconfundible. Eran los jóvenes que finalmente se unían para siempre, pues mientras existan la flor de cempasúchil y los colibríes vivirá el amor de Xóchitl y Huitzilin.


Gracias al olor de los pétalos de la flor de cempasúchil que se coloca en los altares, los espíritus pueden guiarse y encontrar el camino hacia el espacio que los recibirá con sus bebidas y alimentos favoritos; y, por supuesto, con el inmenso amor de sus familiares y seres queridos que los extrañan. Sin duda, la icónica flor de cempasúchil es uno de los símbolos de la identidad del mexicano y sus tradiciones; pues no sólo representa una costumbre —bastante espiritual— que se mantiene viva en nuestros días, sino que lleva una carga de nuestro pasado prehispánico y nuestras raíces.





**


El Día de Muertos no le pide nada a otras celebraciones como HalloweenArma tu altar de muertos y sé parte de esta hermosa tradición.



TAGS: Leyendas México historia de méxico
REFERENCIAS:

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

4 consejos para convertirte en viajero si tienes un trabajo muy demandante Pinturas de Philip Barlow que demuestran cómo ve el mundo la gente con miopía Ideas para tus selfies cuando no sabes cómo posar Fiesta de El Porvenir, el gran evento del vino mexicano que casi nadie conoce La enfermedad que regresó gracias a los antivacunas y está a punto de iniciar una epidemia Periodismo gonzo, el estilo de escritura que nació entre el exceso, las drogas y el alcohol

  TE RECOMENDAMOS