INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Mutilación genital femenina: la salvaje tradición de cortar el clítoris a niñas que debe terminar

6 de febrero de 2018

Alejandro I. López

Más de 200 millones de mujeres y niñas vivas han sufrido de mutilación genital femenina. Aquí 6 datos que debes saber sobre esta práctica y la lucha contra su erradicación.




¿Qué es la mutilación genital femenina?



Es un procedimiento que se realiza de forma intencional en niñas y tiene como único objetivo alterar, lesionar o mutilar los genitales femeninos. Comúnmente, la víctima es sentada desnuda y sujetada por tres mujeres, dos que la sostienen y una más que utiliza una navaja para realizar este procedimiento, cortando los labios vaginales, raspando al interior de la vagina y mutilando el clítoris. Suele acompañarse de otros procedimientos como la unión de los labios mayores con el objetivo de soldarlos y coser la vulva.


-

¿Por qué mutilan los genitales femeninos?



En algunos lugares de África se practica como un ritual de iniciación a la edad adulta, mientras que en otras latitudes responde a los modelos culturales de feminidad y recato que persisten en tales sociedades. A pesar de que su origen aún es discutido, lo cierto es que el temor al rechazo, la búsqueda de aceptación social y el
status quo
contribuyen a mantener vigente esta inaceptable práctica.


-

Ni religión, ni costumbre: violencia contra las mujeres



A pesar de que esta práctica suele asociarse a algún culto o norma religiosa, lo cierto es que ningún credo respalda esta acción. Prueba de lo anterior es que la mutilación es realizada por igual en países con mayorías cristianas, judías, musulmanas o animistas. Se trata de una práctica que encarna la violencia machista y el desprecio hacia las mujeres. Según la OMS, «en muchas comunidades existe la convicción de que reduce la libido de la mujer y la ayuda a resistir la tentación de relaciones extraconyugales».


-

Las consecuencias de sufrir una mutilación genital



Las repercusiones físicas y psicológicas de sufrir este procedimiento son incontables y van desde dolor intenso, hemorragia, infecciones o la muerte durante el momento de la ablación, hasta otras que pueden prolongarse de por vida como depresión, ansiedad, trastorno de estrés postraumático, relaciones sexuales dolorosas o insensibles y complicaciones en el parto.


-

¿En qué países se sigue practicando la MGF?



Según datos de la OMS, este procedimiento se realiza en al menos 30 países de África, Oriente Medio y Asia en la actualidad. En la última década, los países donde más mutilaciones se realizaron a mujeres de entre 15 y 49 años fueron Somalia, Guinea, Yibuti y Sierra Leona, todos con un índice mayor de 90 % de ablación genital.


-

La prohibición de la MGF en la actualidad



A pesar de que, en términos generales, la ablación genital femenina experimenta una baja con respecto a las cifras de hace dos décadas (más de 40 % en Burkina Faso, Liberia y Egipto), el marco legal ha cambiado drásticamente en favor de los derechos humanos y una aplastante mayoría de los países en los que se practica cree que esta debe terminar, lo cierto es que los esfuerzos locales y globales aún no son suficientes para erradicar esta práctica machista por completo.


*

Ahora lee:


El genocidio del que nadie habla y está por exterminar a todo un pueblo

La terrible historia de los indígenas que se hicieron alcohólicos para olvidar su exterminio


TAGS: Historia mundial Mujeres Problemas
REFERENCIAS: ONU OMS Unicef

Alejandro I. López


Editor de Historia y Ciencia

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Todo lo que debes saber de Hello Kitty antes de comprar sus nuevos Converse Ben & Frank X Taquitojocoque: Lentes de huevos fritos para todos los #CuatroOjos Poemas tristes que escribí cuando se murió el amor Somos “pro-vida” pero que muera la madre si alguien tienen que morir “El Insulto” la película que te muestra cómo diferencias ideológicas provocan la confrontación interna de un país Descubren la fórmula para comer lo que amas sin subir de peso

  TE RECOMENDAMOS