INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Los artistas del 68 que se revelaron ante el gobierno y cambiaron el arte en México

24 de octubre de 2018

Natalia Lomelí

Mientras el gobierno organizaba una exposición para mostrar el arte nacional durante los Juegos Olímpicos de 1968, un grupo de jóvenes artistas organizó el Salón Independiente, la primera exposición transgresora y de protesta colectiva a través del arte.

La fractura social que provocó el Movimiento Estudiantil de 1968 repercutió en todos los ámbitos, incluyendo el de las artes. Desde las brigadas gráficas que surgieron entre los límites de la protesta política y el lenguaje gráfico, hasta la música y las canciones que acompañaban marchas y mitines durante los festivales populares que organizaba el Comité Nacional de Huelga los domingos, en la explanada de la UNAM.


Durante esos festivales un grupo de artistas realizó sobre las láminas que cubrían las ruinas del monumento al expresidente Miguel Alemán -inaugurado en julio de 1952 entre los edificios de Rectoría y la Biblioteca Central- un mural que se convertiría en la memoria del M68. A causa de las críticas por la corrupción de su gobierno, la escultura había sufrido varios atentados de protesta en un proceso de destrucción, mismo que representaba el símbolo de la lucha por la autonomía universitaria. En 1966 finalmente proyectaron la cabeza de la figura del expresidente, por lo que fue cubierta por láminas acalanadas que sirvieron como lienzo para manifestar el dolor, el odio, la impotencia ante la represión cada vez más violenta del gobierno de Díaz Ordaz.





Se trataba de llenar los espacios vacíos de un collage que representaba a toda una generación. En esos días no había diferencias entre estilos, tendencias, puntos de origen. Esta acción se reconoce como antecedente del arte urbano, como un canal de naturaleza espontánea donde uno plasma lo que te sale del alma, sin boceto, tal como se materializó el impulso de movimiento contracultural sin precedentes en la historia.



Aquél mural efímero en apoyo al M68 desde la Universidad fue una acción colectiva, como un collage de visiones y miradas diversas. Al llamado acudieron artistas como José Luis Cuevas, Lilia Carrillo, Fanny Rabel, Manuel Felguérez, Electa Arenal, Adolfo Mexiac, Gilberto Aceves Navarro, Vicente Rojo, entre otros 50 y 60 pintores que intervinieron el mural colectivo en el que predominaron los trazos de gran expresión y fuertes colores, en 20 metros de altura.




Gustavo Arias Murueta colgó una muñeca deshecha, de cuyo vientre brotaban listones de colores, en homenaje a la joven que falleció `por estallamiento de vísceras en la represión del Zócalo el 28 de agosto del 68. Los pinceles y el arte fueron las armas de los universitarios ante los tanques del ejército en un proyecto de colaboración con obras in situ de las cuales hoy sólo se conservan videos y fotografías.




Los artistas continuaron alzando la voz en respaldo al M68 durante la exposición colectiva Obra 68 realizada en el Salón de la Plástica Mexicana -ubicado en Havre 7- durante agosto y septiembre del 68, en la cual los artistas decidieron voltear sus cuadros, cuyo reverso mostraba carteles de protesta ante la violencia y represión. Se leían consignas como "¡Donde hay represión no me puedo expresar! Cuando hay agresión no me puedo callar" en la obra de Gilberto Aceves Navarro, mientras que Fanny Rabel plasmó “la cultura es el fruto magnífico de la libertad” - frase del propio Gustavo Díaz Ordaz- a la que agregó “apoyamos las demandas justas de los estudiantes” y Arturo Falfán escribió “¡protesto por las agresiones del gobierno! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los estudiantes!”.





Así, aunque ninguna de las obras denotaba el conflicto social, sí hallaron la manera de manifestarse contra las represiones a los estudiantes que ya existían desde julio de 1968.


Integrantes del Salón Independiente. De izquierda a derecha: Philip Bragar, Roger von Gunten, Brian Nissen, Manuel Felguérez, Arnaldo Coen, Carla Stelweg, Felipe Orlando, Isabel Vlady, Ricardo Rocha, Vita Giorgi, Concha Icaza, Juan José Gurrola, Tere Pecanins, Francisco Icaza, Myra Landau, José Muñoz Medina, Leonel Góngora, Montserrat Pecanins, Helen Escobedo, Soto Soria, Gabriel Ramírez. 1969 Fotografía. Fondo Brian Nissen/ Salón Independiente, Centro de documentación Arkheia, MUAC, UNAM

_


En ese contexto, el gobierno intentaba, literalmente tapar el sol con un dedo, al organizar el "Salón Solar" con el Instituto de Bellas Artes y el Comité Olímpico Nacional en 1968, cuya convocatoria resultó polémica y provocativa debido a que la propia comunidad artística aseguró que los criterios demostraban una total falta de entendimiento del arte contemporáneo al dividir la "diversidad" de técnicas en pintura, escultura y acuarela. Hoy, las 15 piezas que ganaron el controvertido certamen son la entrada a la muestra Un arte sin tutela: Salón Independiente en México, 1968-1971 curada por Pilar García.





Para el Salón Solar se había elegido el tema del sol como símbolo de fuerza vital y lucidez. En la exposición que se presenta en el MUAC hoy en día se distingue claramente el contraste entre lo que buscaba el Estado como arte y el espíritu que se estaba gestando por los propios artistas, a pesar del disgusto del gobierno.


Helen Escobedo (1934-2010), Corredor blanco, 1969. Réplica bajo la supervisión del artista, 2007. Madera laqueada, cartón e iluminación. 300 x 240 x 1100 cm. Museo Universitario Arte Contemporáneo, UNAM

_


“Yo estaba haciendo una obra para la Ruta de la Amistad, la dejé de hacer para no ser pagado por el gobierno”. Manuel Felguérez


Como Felguérez, muchos jóvenes artistas no querían colaborar con un gobierno que reprimía estudiantes, y en un acto sin precedentes se unieron abstractos y figurativos bajo la consigna de que más valía un acto de pensamiento que la represión violenta con la que el gobierno actuó. Y así nació el Salón Independiente SI. la primera acción colectiva y autogestiva distanciada del Estado y sus políticas, para dar prioridad al proceso creativo y experimental que inquietaba a la juventud.


Vista de las obras de Gilberto Aceves Navarro y Marta Palau en la exposición Salón Independiente 69 en el MUCA, 1969. Fotografía. Fondo Brian Nissen/Salón Independiente. Centro de Documentación Arkheia, MUAC,UNAM


Manuel Felguérez (1928), Sin título (Boceto para desfile de modas), 1969. Collage, papel aluminio, gouache, lápiz de color y bolígrafo sobre papel, 31.3 x 24 cm. Fondo Brian Nissen/ Salón Independiente. Centro de Documentación Arkheia, MUAC, UNAM. Fotografía Araceli Limón, Agustín Estrada

_





En las salas del MUAC más de 150 piezas entre pintura, instalación, bocetos, gráfica y escultura, además de material de archivo narran la historia de los tres Salones Independientes realizados entre 1968 y 1971 en los que participaron artistas como Helen Escobedo, Manuel Felguérez, Vicente Rojo, Brian Nissen, Marta Palau, Fanny Rabel, Lilia Carrillo, Alberto Gironella, entre otros.


El primer SI se llevó a cabo en el Centro Cultural Isidro Fabela, en octubre de 1968 con la herida fresca de la represión estudiantil Y para las siguientes dos ediciones, Helen Escobedo, al frente del MUCA - Museo Universitario de Ciencias y Artes de la UNAM- abre las puertas al segundo y tercer Salón Independiente.



Vista de la entrada y las obras de Sebastián (1947), Roberto Realh de León (1950) y Manuel Felguérez (1928) en la exposición Salón Independiente 70, MUCA, 1970. Fotografía. IISUE/AHUNAM/Colección Raúl Estrada Discua


Vista general de la exposición Un arte sin tutela: Salón Independiente en México 1968- 1971. Cortesía MUAC.


Fue gracias a este momento de ruptura que provocó el auge del cine independiente mexicano con exponentes como Arturo Ripstein, o la integración del diseño de moda como expresión artística en un desfile -que nunca se realizó- en el que los artistas recolectarían fondos para el M68. Además, en términos estéticos, en el SI se introdujeron piezas con materiales como el peluche mostrando una sensibilidad hacia el mundo homosexual. Otro aspecto interesante es que por cuestiones presupuestales, el Tercer Salón Independiente utilizó como material papel periódico y cartón, en obras insitu dotándolas de un valor efímero y experimental.




Una de las piezas expuestas fue "Arriba y Adelante" en la cual Felipe Erhenberg retoma el lema de campaña de Luis Echeverría, y desde Inglaterra envió 200 postales intervenidas que al armarse forman la figura de una mujer prostituyéndose junto a la Copa Mundial de 1970, una de las primeras piezas de arte correo en México, clave para el arte contemporáneo en México.







Además. en los Salones Independientes solamente el 15% eran artistas mujeres, por lo que el MUAC ha dado gran importancia a la réplica de piezas como la de Marta Palau, realizada junto con restauradores del museo, bajo supervisión de la artista. Otras piezas protestaban sobre la prensa vendida, como las de Brian Nissen y Gilberto Aceves Navarro, mientras que Sebastian realizó en esa época sus primeras esculturas móviles realizadas en papel que preceden el lenguaje constructivista del escultor.


En total, para esta exposición se realizaron 15 réplicas de obras efímeras de artistas como Tomás Parra, Ricardo Regazzoni, Hersúa, y observar estas piezas es una oportunidad para regresar a un momento en los procesos de estos artistas que tenían motivos participativos y políticos que no necesariamente continuaron presentes en su obra en trayectorias individuales. Estas piezas hoy reconstruidas permiten entender la experimentación de esa generación de artistas profesionales previo a los grupos artísticos de los años 70 y cuestionarnos cuántas de estas obras, de estas voces plasmadas en arte, seguirían vigentes ante la violencia, la censura y las desapariciones forzadas que ocurren cada día en nuestro México contemporáneo.


Integrantes del Salón Independiente colaborando en la creación del mural Autorresurección de Arístides Coen en le Centro de Arte Moderno, Guadalajara, 1971. Fotografía. Fondo Brian Nissen/Salón Independiente. Centro de Documentación Arkheia, MUAC, UNAM


Vista de la obra de Arnaldo Coen (1940) y Sebastián (1947) en la exposición Salón Independiente 70, MUCA, 1970. Fotografía. Fondo Brian Nissen/Salón Independiente, Centro de Documentación Arkheia, MUAC, UNAM

_


El valor de esta exposición es el trabajo realizado por la curadora Pilar García para encontrar obras consideradas perdidas y reconstruir momentos efímeros que sólo se habían conservado en fotografías en blanco y negro, y que ahora podemos apreciar tal como lo hicieron los jóvenes del 68. Los propios artistas fueron quienes se unieron a este eco de la memoria al participar y autorizar la reproducción y reconstrucción de sus piezas. De acuerdo con Cuauhtémoc Medina, curador en jefe del MUAC, la regla de esta muestra es que nada se ha reconstruido sin que haya estado el artista presente para autorizar desde la concepción y el punto de vista jurídico, pero también para resolver las dudas que la documentación no podía entender.


"Hablar del SI en la actualidad, no sólo resulta un ejercicio de memoria que permite entender la historia del arte contemporáneo en México, sino también apuesta a incidir en las disputas actuales en defensa de la autonomía de la universidad y la pertinencia de explorar nuevos caminos que permitan la libertad de expresión ante la realidad política". Pilar García, curadora.


Cartel de la exposición Salón Independiente 68, 1968. Offset sobre papel, 45 x 43.8 cm. Fondo Brian Nissen/Salón Independiente, Centro de Documentación Arkheia, MUAC, UNAM


_





No te pierdas Un arte sin tutela: Salón Independiente en México, 1968-1971 en el MUAC Museo Universitario Arte Contemporáneo, un trabajo historiográfico que documenta y reconstruye las tres exposiciones que organizó el Salón Independiente, iniciativa que cambió las prácticas artísticas en México. Además esta muestra forma parte de las actividades del museo en torno al 50 aniversario del movimiento estudiantil del 68. Visítala del 20 de octubre de 2018 al 24 de marzo de 2019.






También te puede interesar:


Grupo Mira: la radicalidad y el activismo político que cambiaron la historia del arte en México

Alcira Soust Scaffo, la poeta y artista que resistió la entrada del ejército a la UNAM en el 68 y se convirtió en leyenda

Gráfica del 68: cómo salió el arte a las calles para luchar contra el autoritarismo en el 68


TAGS: Historia del arte Artistas mexicanos Exposiciones
REFERENCIAS: Salón Independiente MUAC 1968 y el Salón Independiente La comuna del 68: "El pincel contra la imbecilidad humana" Trazos en trozos. Mural efímero. México 68.

Natalia Lomelí


Coordinadora Cultural

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Fotografías de Jason Momoa y su familia que muestran su lado sensible 32 fotografías del antes y después de Rachel McAdams Los mejores playlist de canciones de las series de narcos en Netflix 4 corridos que hablan de narcos y la evolución de este género musical Las 5 mejores películas de narcos que pueden ver en Netflix Cómo aprovechar al máximo la energía de la luna este 2019

  TE RECOMENDAMOS