INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Luciérnaga: la ópera que relata los 12 días de encierro de Alcira Soust, la poeta del M68

9 de octubre de 2018

Natalia Lomelí

La noche del 18 de septiembre de 1968 el ejército invade la UNAM y Alcira Soust permanece oculta en el baño de la Torre de Humanidades durante 12 días. Esta es la historia que la libretista Silvia Peláez ha adaptado a una ópera sobre la resistencia y la fuerza de la poesía.

El primer acercamiento de Silvia con Alcira Soust Scaffo fue a través de las letras de la novela breve de Roberto Bolaño "Amuleto", y al descubrir que Auxilio Lacouture es la encarnación ficticia de la poeta, Silvia supo que quería escribir algo sobre ella y ese interés se encontró con el de la compositora Gabriela Ortíz, quien también la conoció gracias a la literatura en la misma novela. A partir de ese encuentro, en Silvia se despertó una curiosidad por la vida de la poeta del 68, al leerla le fascinó el mundo en que se sumerge mentalmente, porque encontró muchas coincidencias con sus propios procesos creativos como escritora, al ir constantemente del exterior al interior y viceversa entre esos mundos: los que crea, imagina, sueña y vive.


La premisa de "Luciérnaga: 12 días de encierro no apagaron su luz" no es biográfica, sino que narra un evento particular -en el marco de la memoria viva a 50 años del 68- su acto de resistencia frente a la invasión del ejército.





Alcira Soust, la poeta y artista que resistió la entrada del ejército a la UNAM se convirtió para Silvia Peláez en un símbolo de la defensa de la autonomía. Por ello nació este proyecto para resaltar lo importante que es hoy en día hablar de ella, en un contexto en el que los jóvenes siguen luchando por diversas causas, y continúa la necesidad de la manifestación política del individuo frente a las fuerzas del poder.


En su proceso de investigación y documentación para la realización del libreto, Silvia no quiso tomar material ya trabajado por Bolaño, principalmente porque le interesaba indagar en los hechos reales en torno a su personaje, por lo que se documentó en archivos, prensa, material bibliográfico y sobre todo, mediante entrevistas a poetas que la conocieron y convivieron con Alcira en la UNAM durante 1968. Además, Silvia tuvo que investigar mucho acerca del género ópera y del monodrama, para poder escribir esta pieza de cámara para una sola soprano, como una suerte de monólogo en ópera, pues aunque hay un actor que la acompaña por fragmentos, el peso de la obra está en el personaje central interpretado por Cecilia Eguiarte.



La decisión y fortuna de realizar una ópera en torno a Alcira Soust, es el resultado fortuito del encuentro entre Gabriela Ortiz, quien es compositora, y Silvia Peláez dramaturga y escritora. Luciérnaga es una coincidencia entre artes, la unión de la palabra con la música.


Y por otro lado, Silvia considera que Alcira es un personaje trágico, con carácter y experiencias -sobre todo su sitio de 12 días en los baños de hombres de la Torre de Humanidades- que pueden convertirse en historias escritas casi con naturalidad para una ópera, ya que en términos dramáticos es el género trágico por excelencia. Finalmente, Peláez afirma que bajo este formato de monodrama para soprano, todo el foco recae en ella, lo cual es un manejo escénico interesante para poder concentrarse en sus ideas, ya que hay que recordar que este libreto toma como punto de partida ese momento en que Alcira Soust se encuentra sola, encerrada en el baño. Sola con sus pensamientos, sola con sus versos y poemas.



La virtud de Luciérnaga es ser una creación multidisciplinaria, lo que le da un papel primordial a los elementos multimedia para abrir paso a los mundos internos de la poeta uruguaya.


La tecnología permite abrir el espacio y el tiempo, desde dar un recorrido en una línea de tiempo a diferentes movimientos del 68: como París y Praga; dotar a instantes en la soledad del baño una lectura de los universos de su mente interior, cuando transita desde su mente hacia lo que está ocurriendo en la explanada y ello se mezcla con sus ideas. Además, esta producción fue comisionada por el Festival Vértice, dedicado a la experimentación y vanguardia, reflejadas en la música electroacústica que dialoga continuamente con la cantante, así como en las tecnologías integradas por el director David Attie.



En Luciérnaga, las letras de Silvia presentan las múltiples facetas de Alcira Soust, desde su resitencia, su poesía y las inquietudes activistas que la trajeron a México. Silvia reconoce en Alcira a una persona muy creativa que provoca el preguntarse como sobrevivió durante 12 días alimentándose de papel, acompañada de su mente activa y el arte de su poesía como tabla de salvación, sólo así, con arte, ese remedio que sirve para contrarrestar el dolor que hay en el mundo. Alcira sobrevivió gracias a su escritura, y a su mente inquieta y creativa.


Y aunque el libreto de Silvia Peláez no se concentra en lanzar un mensaje al espectador, si ofrece una posibilidad de ver el mundo desde otro ángulo, y espera que al ver la ópera los asistentes se conecten con esas emociones, y se sumerjan en una reflexión sobre la actualidad.



Silvia destaca además, que esta es una ópera dedicada a los jóvenes que siguen alzando la voz por un mundo mejor, por la no violencia, la igualdad de género, la autonomía. Una pieza que puede tocar la sensibilidad y el alma de los espectadores en momentos íntimos para que salgan de la función convencidos de que puede haber un futuro mejor, y que eso puede lograrse al acercarse más a la poesía.




"Si todos leyéramos por lo menos un verso en voz alta al día, el mundo sería distinto porque los versos son energías que flotan en el aire. Tú lanzas esas palabras y algo ocurre. Algo se transforma".


En la experiencia de Silvia, darle voz a Alcira Soust Scaffo le provocó una conexión íntima a nivel personal, porque ella refleja también las peripecias a las que se enfrenta un escritor, un poeta y sobre todo una mujer dedicada a las letras, además de que este proyecto le permitió conocer a un gran equipo creativo con el cual desarrolló sinergias en una magia interdisciplinaria. La oportunidad de escribir Luciérnaga: 12 días de encierro no apagaron su luz llegó en un momento importante para Silvia Peláez, porque está por cumplir 30 años como escritora y dramaturga, y en esta ópera abrió otro campo de investigación al ser libretista para un ensamble de cámara.


Esto le permitió reconocer una de las virtudes de un escritor como creador de mundos, al entrar a un campo creativo radicalmente distinto, Silvia considera este reto como un premio a sus años de carrera y por otro lado como un desafió al ser su primer libreto, lo que fue para ella un nuevo comienzo, una reinvención.




Y quizá ese sea el mayor valor de Luciérnaga, nombre que escogieron Silvia y la compositora Gabriela Ortiz como referencia al ser aparentemente insignificante que emana una luz discreta, intermitente y únicamente visible durante la noche, tal como la creatividad de los artistas que por lo general se desarrolla en la soledad y la oscuridad, hasta ver la luz, luz que es creación: la obra.


En ese sentido, la luz que proyecta Alcira Soust, es la de una visión del mundo que ilumina la vida a través de la poesía, a través de la cual logró salir adelante a pesar de las condiciones con un sentido del humor que la caracterizó y que mencionan todos los estudiantes que la conocieron en Facultad de Filosofía y Letras, pues sabía reírse de sí misma. Esa luz no se logró apagar ante la represión, pues aun cuando su cuerpo fue desfalleciendo por el miedo, el hambre y la sed, Alcira no murió ahí, fue rescatada y al salir continúo repartiendo su poesía por los pasillos de la UNAM y entregando papeles con sus poemas en manifestaciones. Como escritores, Alcira nos demuestra lo valioso que es mantener esa llama interna viva, el valor y la pasión para seguir escribiendo y creando nuevos mundos, aun cuando la realidad parezca defraudarnos.



_



Agradecemos a Silvia Peláez por esta entrevista y te invitamos a disfrutar el estreno de Luciérnaga: 12 días de encierro no apagaron su luz, ópera para soprano, actor, ensamble de cámara y multimedia el próximo miércoles 10 de octubre a las 19:30 hrs. en la Sala Miguel Covarrubias en el marco del festival Vértice. Experimentación y Vanguardia. Con funciones el jueves 11 a las 20:00 hrs. y sábado 13 de octubre a las 17:00 hrs. y un costo de entrada de $200.00.




Más información en cultura.unam.mx


También te puede interesar:

Alcira Soust Scaffo, la poeta y artista que resistió la entrada del ejército a la UNAM en el 68 y se convirtió en leyenda


TAGS: Teatro Artistas mexicanos Poesía
REFERENCIAS: Festival Vértice. M68. Ópera Luciérnaga Luciérnaga. Ópera para soprano, actor, ensamble de cámara y multimedia. 12 días de encierro no apagaron la luz. Gabriela Ortiz, música. Silvia Peláez, libreto Alcira Soust Scaffo, la poeta y artista que resistió la entrada del ejército a la UNAM en el 68 y se convirtió en leyenda

Natalia Lomelí


Coordinadora Cultural

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Los emojis de Whatsapp que podrían estar inspirados en Dragon Ball La especie de enanos que se extinguió misteriosamente Fotografías de Mark Allen Johnson sin censura de cómo es estar en una cirugía de reasignación de sexo Amor, sexo y discriminación: cómo es la vida de las personas trans en Argentina en 17 fotografías de Kike Arnal Pasos para elegir tu outfit si tienes un Tinder date Trucos de maquillaje que nos enseñaron las chicas asiáticas

  TE RECOMENDAMOS