NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Eduardo Kobra: el muralista urbano que muestra la realidad decadente de Brasil

8 de enero de 2018

Andrea Fischer

Los murales de este artista te harán reflexionar sobre la realidad social en la que vives.

Empezar una historia de éxito desde las favelas de Sao Paulo podría parecer un cliché: una excusa más para generar lástima, o para contar un relato ejemplar que cree algún tipo de esperanza para una población que raramente tiene luz eléctrica, y en el otro extremo, para aquellos a los que les interesará mientras la noticia se vuelve viral —o cuando se apague nuevamente, como las voces que se quedan acalladas con ella. Así que tal vez sería más conveniente empezar desde la perspectiva de una persona que, en efecto, vive en una favela, pero que es posible nunca salga de ese lugar: ese es su entorno, esa es su vida, y con ella lidia como lo hace cualquiera con los problemas de su cotidianidad individual.


 


A Daniela le gusta bailar ballet. Va a una escuela pequeña en Sao Paulo junto con otras 300 niñas que comparten un mismo espacio para una clase de dos horas. Es un gusto que sus padres le dan cada que el salario se los permite, pero que ella aprovecha siempre que puede. Tiene 13 años y vive en una de las favelas que se aprietan más allá de las avenidas importantes de la cuidad, pero el gusto por sus clases no se disuelve a pesar de la inseguridad y de la falta de infraestructura con las que convive todos los días. Las comunidades —como se les dice allá, porque favela muchas veces es políticamente incorrecto— son la realidad de la mayor parte de la población brasileña, y lo que ocurre en sus adentros muchas veces empieza y termina ahí, bajo sus reglas y las entienden desde su ley.



Es por esto que la mirada artística de Eduardo Kobra germinó a partir de las escenas que se aprecian todos los días en las aceras brasileñas: no de los anuncios propagandísticos de Copacabana, de Ipanema y de las demás playas paradisiacas de Río de Janeiro, sino de las migajas de realidad que se desprenden de aquellos a los que no se muestran en los comerciales. Daniela es una de ellas, desde su escuelita de ballet en Sao Paulo, quien forma parte de ese mosaico policromado de casitas apiladas en las faldas de las montañas brasileñas, que respira el calor de la calle y vive más allá de los spots turísticos, del transporte público y de todo lo que sí se quiere mostrar de Brasil.



La intención de Eduardo Kobra, en consecuencia, era abrir el espectro de visión de ambas partes: mostrar algo del mundo que existe más allá de las vías del metro, pero también traer algo de esos pedazos de realidad a la visión pública del mundo, hace de las principales ciudades brasileñas —y luego de los espacios más concurridos de Nueva York y Miami— su galería personal. Empezó como lo hacen todos los grafiteros de Brasil: con el dominio del pichação

—que es la tipografía endémica, por así decirlo, de las pintas en las calles menos privilegiadas—, pues resulta fundamental para la iniciación de cualquier artista urbano. Luego se dejó influir por los artistas estadounidenses que había visto y que más admiraba; además de que reconoce como los pilares que sostienen su propuesta artística, aunque nunca menciona sus nombres.



Mientras su propuesta se condensaba, encontró un campo fértil en la crítica política y social de los asuntos que aquejan a las clases menos privilegiadas de Brasil: el desamparo, la mendicidad, el analfabetismo, el hambre y, sobre todo, la corrupción, que muchas veces son dejados de lado para satisfacer otro tipo de necesidades —pero que azotan a la mayor parte de la población brasileña. Es por esto que los íconos que Kobra utiliza apelan a la justicia, la equidad —en el caso de Martin Luther King, Jr., por ejemplo—, y a la caridad —como puede ser también la imagen de la Madre Teresa de Calcuta—, que hacen resonar los gritos acallados de una población sin voz. Además, sus murales trajeron color y cohesión a las comunidades que escogió para plasmarlos, ya que les daba un sentido de identidad, un referente, algo que los mantuviera unidos como un mismo pueblo.



De esto que su trabajo pretenda ser un enlace entre lo que ya fue y lo que es. A través de figuras históricas —que ya forman parte del imaginario colectivo mundial y son fácilmente reconocibles por la mayor parte de la gente— quiere dejar ver esa parte incómoda de aquello de lo que no se habla suficiente, pero que existe y se deja de lado por atender otro tipo de problemáticas. De la misma manera, Kobra busca generar un lazo de las comunidades con su espacio, que interviene con imágenes significativas para ellos y a la larga puedan apropiárselas y generar comunidad. Es por esto que su obra tiene una doble naturaleza: la de generar un comentario político en desacuerdo con el manejo de las problemáticas sociales y crear un elemento de cohesión entre la gente.



Kobra representa a los artistas en potencia que no han podido desarrollarse por la falta de oportunidades en la que su situación los sume, pero también la posibilidad de cambio que el arte urbano contiene en sí: de mostrar, de confrontar y de hacer propio. Pintar es lo único que sé hacer, dice él, y su obra mira a los ojos a todos aquellos que se la encuentran: es una mirada que compromete, que entiende, que compara y que sí mira. Como a Daniela, que ahora figura en una de las paredes principales de su escuelita de ballet, convertida en color, imagen, en colectividad y diversidad, convertida en mural.




**


Para conocer a más artistas que cambian su entorno, entonces te compartimos las fotografías de Unai Mateo que logra despertar los silencios más escondidos de tu interior.



TAGS: Arte urbano Murales arte contemporáneo
REFERENCIAS: This Brazilian Street Artist Is Using Art to Inspire São Paulo Eduardo Kobra Pixação: the story behind São Paulo's 'angry' alternative to graffiti

Andrea Fischer


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Cómo saber si eres víctima de abuso psicológico en tu relación de pareja 8 razones por las que los productos orgánicos mejorarán tu salud La explicación científica detrás del mito de la sangre azul Cosas que no sabías sobre Ron Howard, el director de 'Han Solo' Cómo funciona la mente de un envidioso 7 series y películas con las que puedes conocer a Meghan Markle

  TE RECOMENDAMOS