INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

10 historias que debes conocer sobre Nahui Olin antes de visitarla en el MUNAL

21 de junio de 2018

Natalia Lomelí

Un manifiesto cosmogónico, desnudos en la azotea, un amor en el océano y otras historias que te guiarán a través de la exposición "Nahui Olin. La mirada infinita" del MUNAL, dedicada a la mujer que convirtió su vida en arte.

"La vida no fue hecha para mí, soy una llama que se devora a sí misma".
Nahui Olin


Encontrarte frente a ese par de ojos verdes llenos de sol facilita entender porqué no pudieron escapar de ella los grandes pintores y fotógrafos del arte moderno, quienes la retrataron para inmortalizar su enigmática belleza en óleos y fotografías. Hipnótica e intensa, nadie reflejó de mejor manera su mirada en el óleo como los pinceles de Gerardo Murillo "Dr. Átl", y ahora la misma mirada que le permitió a él entrar a su mundo nos recibe en su intimidad para descubrir el cosmos que Nahui encierra en su mirada infinita.



"La mirada infinita" es una exposición histórica: la última exposición individual de una artista en el en el Museo Nacional de Arte MUNAL data de 1983 y la obra de Nahui no se había expuesto desde su retrospectiva en 1993 en el Museo Estudio Diego Rivera, cuando –

con motivo del centenario de su nacimiento– se organizó la exposición "Nahui Olin, una mujer de los tiempos modernos
".


Incomprendida en su tiempo, Nahui debió esperar 14 años después de su muerte para tener una exposición individual y debieron transcurrir 40 años desde que sus ojos encerraron el sol por última vez para que el MUNAL presente una revisión de sus aportaciones al arte mexicano, desde la síntesis plástica en la caricatura mexicana y el arte
naif
, su inclinación por la ciencia como utopía moderna, su transformación para convertirse en Nahui Olin, el trabajo de pintores y fotógrafos que inmortalizaron su belleza y expresión del cuerpo y finalmente, su obra pictórica, en la cual retrató escenas cotidianas de la tradición popular y la vida en México.



Pero para conocer a la artista no basta recorrer los pasillos de la exposición, para amarla hay que entenderla como una totalidad porque la razón de su vida fue el arte e hizo de cada aspecto de su cotidianidad una obra única. Por eso te comparto las siguientes historias, momentos clave y detalles que convertirán tu experiencia en el museo en un genuino encuentro con el genio creativo, la vida, la obra y pasión desbordada de la mujer que enamoró al sol y capturó la poesía del cosmos en sus retratos a través de los cuales se narra la vida de la enigmática e intensa mujer volcán del arte mexicano.

_


Un manifiesto cosmogónico



Nahui se reafirmaba a sí misma continuamente, se cuestionaba, se liberaba. El autorretrato no fue para ella un medio para la catarsis emocional, sino una vía para evidenciar su lugar en el mundo. Se reconocía erótica y bella, inquietante y cósmica porque sabía que al dejar de ser Carmen podía ser quien quisiera: la artista, musa, poeta, pintora; la mujer.

Nahui Olin se pintó a sí misma de maneras y poses diversas: desnuda en los brazos se sus amantes, frente al paisaje de París o en viajes hacia la playa. Sus ojos verdes siempre aparecen chispeantes y desafiantes, siendo su mirada en el lienzo, un reflejo de la sinceridad con la que vivió.


En 1927, con su salario de maestra financió la publicación de un pequeño panfleto: su manifiesto y texto fundamental en el cual desafía la obsesión de la sociedad por nombrar todas las cosas, y en cambio reclamó libertad para convertirse en nada y en todo, en una serie de posibilidades infinitas que nutrieron su universo literario, pictórico y la concepción del amor que guió sus pasiones. 


"Mi nombre es como el de todas las cosas: sin principio ni fin, y sin embargo sin aislarme de la totalidad por mi evolución distinta en ese conjunto infinito, las palabras más cercanas a nombrarme son NAHUI-OLIN. Nombre cosmogónico, la fuerza, el poder de movimiento que irradian luz, vida y fuerza. En azteca, el poder que tiene el sol de mover el conjunto que abarca su sistema, pero, sin embargo hace siglos que existe mi substancia sin nombre alguno va evolucionando y hace siglos y ahora mismo que no tengo nombre y voy marchando sin descanso alguno en un tiempo sin fin y soy en una faz distinta el sin principio ni fin de todas las cosas." Nahui Olin


_


La evolución de su firma: adiós a Carmen Mondragón



La tarde del 22 de julio de 1921, en una fiesta en casa de la señora de Almonte en San Ángel se llevó a cabo uno de los encuentros más fructíferos del arte mexicano. Entre la multitud que se reunía en los salones de la residencia, el paisajista Gerardo Murillo (conocido como Dr. Atl) se encontró frente a un abismo de ojos verdes, profundos e hipnotizantes. Atl no dudó en lanzarse al vacío de aquella mujer y saltó hasta del océano que Nahui cargaba en los ojos. Una catástrofe ocurrió sin que nadie pareciera percatarse, había iniciado una pasión incendiaria que terminaría por consumirlos a ambos.


"¡Esos ojos verdes! A veces me parecían tan grandes que borraban toda su faz. Radiaciones de inteligencia, fulgores de otros mundos. ¡Pobre de mí!" Dr, Atl


Entre la locura y la intensidad convertida en amor, Dr. Átl nombró "Nahui Olin" a Carmen Mondragón, como lo había hecho ya con su propio nombre: "atl" del náhuatl "agua". Para la mujer que hizo orbitar su corazón eligió ese nombre, una fecha en el calendario azteca que indica el cuarto movimiento renovador de los ciclos del cosmos. Similar al poder con el que el sol hace que giren los planetas, Nahui lo estremeció todo a su alrededor. Carmen murió y renació en Nahui, al apropiarse de una identidad que la unió con el amor que la volvió cenizas, la cual conservó aún al separarse y la utilizó para liberarse de

la influencia de Átl y del resto del mundo. La firma de Nahui significa ahora libertad, en su persona, en su arte y amor propio, pues ella es el tema central de su obra posterior al "Amor Atl" cuando comienza a mirar hacia su interior y se representa como metáfora del mundo y la existencia.



_


¿Qué es la pintura naif?



El naif es un estilo que no se aprende, es instintivo y se relaciona con quienes no se esfuerzan por copiar un estilo. La libertad pictórica del naif permite a los artistas no hacer un reflejo fiel de la realidad ni pertenecer a una línea estética particular, sino pintar con los mínimos conocimientos desde una perspectiva personal e íntima de las cosas que observan. La mayor parte de los artistas de esta corriente son autodidactas y crean obras de colores brillantes y contrastantes. No se preocupan por un realismo estético, pues el naif es la tendencia esencialmente realista dentro de un mundo asimétrico.


El enfoque desde el cual Nahui plasmó el mundo deja fluir de manera libre la representación, buscando cierto realismo en los personajes pero sin mayor reparo en proporciones y líneas de perspectiva; manifestando espontaneidad en el uso de colores y formas, no por cómo se ven, sino por cómo se sienten. 



_

Una artista multidisciplinaria



Nahui vivía para el arte y convirtió el arte en su estilo de vida. Se dedicó a la pintura, al performance, a la composición musical, al piano y la literatura.

En cuanto a las letras, uno de los temas más recurrentes en la poesía de Nahui fue la libertad corporal de las mujeres, que resultó revolucionaria para su época. Entre sus obras publicadas en vida destacan: "Óptica cerebral, poemas dinámicos", "
Câlinement je suis dedans
", "
Á dix ans sur mon pupitre
" y "Energía cósmica".


Es en ese último, "Energía cósmica
en el que Nahui muestra una faceta distinta, pues se ven aplicados sus conocimientos sobre los descubrimientos científicos de su época a su propia cosmovisión e interpretación de los sentimientos y las ideas que la abordan, por lo que el libro funciona como un puente que relaciona ambas dimensiones y refleja su interés por el campo de la ciencia. En él escribe y reflexiona acerca de la teoría de la relatividad, la materia, la energía, el movimiento, la radiactividad, las matemáticas, el tiempo, el espacio, el infinito, el cosmos, la vida y la muerte.




_

El performance de la modelo "ideal"



Nahui nunca mantuvo una actitud pasiva ante la cámara, para ella,

el desnudo era también un performance y una manifestación artística donde el cuerpo es inmanente al arte. Nahui
era capaz de desnudarse frente a una cámara, de posar y sentirse dueña de su cuerpo y de su expresividad como puesta en escena.


_

Una "Nahui" cualquiera


El mito de Nahui está plasmado de escándalo, al ser pionera en usar minifalda,

usar el pelo corto y vivir su sexualidad sin tapujos. Como Frida Kahlo, su obra es principalmente autobiográfica, testigo de una relación tormentosa. La controversia siempre fue su compañera de vida y a pesar de todo, Nahui es un personaje relegado a la locura, condenada al rechazo por ser una confrontación y la musa de la rebeldía. Es la antiheroína, una mujer que no se somete ni se conforma porque sabe que es poesía y universo. La artista hacía lo que quería, si incomodaba no se detenía por la crítica que recibía en su propio círculo social. La misma Frida, en una carta a Alejandro Gómez Arias escribió "¿Qué me crees una Nahui o una como las Nahuis?" condenando su nombre a connotaciones negativas. Sin embargo, ella convirtió su belleza y el mito en su personalidad, la cual presumía orgullosa y con la cara en alto.


"Sé que mi belleza es superior a todas las bellezas que tú pudieras encontrar. Tus sentimientos de esteta los arrastró la belleza de mi cuerpo, el esplendor de mis ojos, la cadencia de mi ritmo al andar, el oro de mi cabellera, la furia de mi sexo y ninguna otra belleza podría alejarte de mí". Nahui Olin



_

Desnudos en la azotea


La comunidad artística se dio cita del 20 al 30 de septiembre de 1927, de 4 a 7 pm en la calle 5 de febrero No. 18 Azotea. El motivo era una exposición inédita en la historia del arte mexicano, pues Nahui se adelantó a los colectivos actuales, montando de manera "alternativa" las fotografías de Antonio Garduño en una azotea del Centro Histórico, proponiendo una instalación fotográfica en un espacio distinto, retando al museo. Y la polémica no se debió únicamente al espacio de exposición, sino al tema, pues lo que Nahui presentó en su casa fueron los desnudos que el fotógrafo realizó de ella.


Uno de los documentos clave de la exposición son las invitaciones de este suceso trascendental, una muestra del carácter rebelde de una mujer que vivió al máximo la libertad sexual y la transformó en expresión artística.



_

¿Quién fue Eugenio Agacino?


El último gran amor de Nahui Olin fue el capitán de barco Eugenio Agacino. 

A su lado ella se pintó entre palmeras, bailando
mientras cruzaban el mar y abrazados frente a la isla de Manhattan
, vestida de rojo, con sus enormes ojos moros y un intercambio de miradas donde más que pasión se percibe complicidad. Ella coqueta y delicada, se retrata envuelta por la corpulencia viril del capitán. Se amaron en Cuba y en Veracruz, abrazados piel con piel sin querer separarse.


Hasta que durante un viaje en 1934, el capitán se intoxicó y falleció en Cuba. Después de la muerte de Eugenio Agacino, Nahui Olin no volvió a ser la misma, dedicó menos tiempo a la pintura y más a escribir. Sin embargo, expuso por última vez en 1945 en una exposición colectiva realizada en el Museo del Palacio de Bellas Artes. Nahui no pudo olvidar a Eugenio, pintó y colgó en su casa una sábana donde inmortalizó a su capitán y solía dormir abrazada a ella para volver a sentir su presencia.



Agacino fue para Nahui la calma y la tranquilidad después de la intensidad creativa que la unió con Gerardo Murillo. Las cartas que produjo esta relación se perdieron, aunque se sabe que eran ilustradas por el propio Agacino, quien las llenaba de flores. De esa relación Nahui sólo conservó el mar pues lo amó hasta que cerró los ojos por última vez.


"Mis ojos toman los reflejos de los colores que visten mi cuerpo, cuando me baño son mis ojos dos mares que se protegen el uno al otro". Nahui Olin



_

Una pionera del feminismo


Nahui Olin fue una de las primeras artistas mexicanas en hacerse autorretratos, especialmente en escenas de encuentros sexuales. Mientras muchas otras artistas tuvieron que contener su sexualidad para ganarse la atención de quienes escriben la historia y un lugar en el escenario artístico de su época, Nahui no solamente la aceptó, sino que la exhibió y la convirtió en un sello propio, en algo natural y femenino, en un tiempo en que el deseo sexual era solamente atribuido a los hombres.


Era consciente además del valor de su cuerpo, e incluso cuando Rex Ingram le ofreció un contrato para filmar una película en Hollywood, ella lo rechazó explicando que no le interesaba ser un 
sex symbol,
 sino convertir sus desnudos en una “existencia estética”, en una expresión espiritual de la esencia de su libertad. A partir de personajes como ella nació la mujer moderna, una mujer que se construye a sí misma, que supera el escándalo de tomar sus propias decisiones y la controversia de asumirse como la encarnación del deseo, así como el rechazo social que ello suponía.
A las mujeres de su época a quienes describió como “ flores sin savia, flores para macetas” a causa del “cáncer con que nacemos, estigma de mujer” dedicó un texto sobre el Iztaccíhuatl, "la mujer dormida" como una metáfora de un poder femenino en espera de la erupción que lo cambiará todo.


"Bajo la mortaja de leyes humanas, duerme la masa mundial de mujeres, en silencio eterno, en inercia de muerte, y bajo la mortaja de nieve– son la Iztatzihuatl, en su belleza impasible, en su masa enorme, en su boca sellada por nieves perpetuas,– por leyes humanas". Nahui Olin



_

Dos libros y una película


Conocí a Nahui a través de sus cartas, testigos y narradores de la relación tormentosa y el amor posesivo "Amor Atl" como ella lo nombra en sus poemas donde se declara suya, "quien no ha sido ni será de nadie más que suya". En un libro que manifiesta la fuerza destructiva de un amor que es entrega, el mismo que unió el fuego de dos artistas que vibraban con los colores del mundo y el drama de quien es capaz de crear universos propios. Narrado y compilado por Alain-Paul Mallard el libro "Nahui versus Atl" refleja cómo Nahui se entregó, amó y creó en un torbellino de emociones, un incendio.


Años después, la periodista cultural Adriana Malvido me presentó a la mujer del sol en un libro que describe su espíritu como pintora, poeta, musa, modelo, artista olvidada por los libros de historia. Malvido nos enseña en sus letras que para conocer a Nahui hay que entenderla como una totalidad, un cosmos, sin emitir juicios ni reducirla al estigma de la locura, responsable de que su nombre no figure en los libros de historia del arte. Adriana la expone desde sí misma reconociéndose "enahuizada" en un retrato íntimo que contagia la pasión por descubrirla entre su obra y poder abordarla desde la empatía que le concede la perspectiva femenina.


Puedes consultar ambas publicaciones dentro de la exposición, para que sigas descubriendo más sobre su vida en estos libros que promueven la reivindicación de un personaje clave para el arte. Además, en los próximos meses se estrenará en los cines un filme protagonizado por Irene Azuela, dirigido por Gerardo Tort que presentará a una Nahui distinta a la descrita por Mallard, Malvido y a la que cada persona encuentra al desafiar su mirada. Porque Nahui tiene una conexión con las mujeres de las nuevas generaciones por ser mensajera de la libertad y el amor por el arte, por reafirmar la vida y la creatividad como expresión cotidiana y por finalmente ser reconocida en la exposición que merecía.





_

No te pierdas la exposición Nahui Olin. La mirada infinita en el MUNAL del 15 de junio al 9 de septiembre, la cual reúne
piezas del acervo del Munal, del Museo de Arte Moderno, el Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo, el Museo del Estanquillo, el Banco Nacional de México, entre otras instituciones y colecciones privadas. Entre m
ás de 250 obras, que incluyen pinturas, impresos, dibujos, caricaturas y fotografías conocerás su visión del mundo y compartirás la vida de la mujer que se convirtió en arte y sucumbió ante el deseo infinito de ser.


_


Para conocer más de Nahui Olin te compartimos los 4 momentos clave de su vida para entender a una mujer que se arriesgó a amar con locura, y reconocer en su obra el valor que la historia le ha arrebatado como a otras tantas mujeres que cambiaron el arte en México y seguramente no conoces. "Nahui Olin, la mirada infinita" es una de las 10 exposiciones que no te puedes perder a partir de este mes en la CDMX visítala y descubre todas las razones que existen para decidirte a vivir rodeado de arte.


TAGS: Artistas mexicanos Exposiciones Museos
REFERENCIAS: Nahui Olin, el texto fundamental

Natalia Lomelí


Coordinadora Cultural

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

¿Anna Wintour deja Vogue? 32 fotografías de Arnold Veber que muestran la decadencia de un club nocturno en Rusia When You Stop Trying To Define Your Cultural Identity: 4 Things I've Learned Along The Way Películas en Netflix para hombres enamorados Errores que cometes al maquillarte con colores naturales y nude Los cuernos de Satán, el 666 y el origen de otros signos malignos que creó la Iglesia

  TE RECOMENDAMOS