INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

9 formas de saber si sólo son amigos o existe tensión sexual

8 de agosto de 2018

Diana Garrido

La tensión existe hasta que pasan la barrera de la amistad.



No es que queramos alarmarte, pero está comprobado que en toda convivencia hay tensión sexual, quizá no eres completamente consciente de ello, pero ocurre. Al menos el 40 % de las personas aseguran tener ciertos conflictos con alguien de manera negativa, mientras que el 60 % restante, siente (o lo hace con el tiempo) que existe algún tipo de atracción con quien les rodea, según un conocido portal de citas.


Por ello decimos que la tensión se termina en el momento en el que se rompe esa barrera de incomodidad —para bien o para mal— y de pronto, ya hay confianza, risas, diversión y comienza una gran amistad. Sin embargo, en muchos casos es difícil diferenciar cuando dicha amistad no se ha concretado y más allá de serlo, es una forma de tensión sexual que impera en tu relación con un amigo cercano. ¿Sabes cómo entender la diferencia entre amabas situaciones?




-

Nunca hablan con su respectiva pareja sobre esta relación


Si es tensión, mantienes oculto todo lo que sucede con tu amigo, en especial con tu pareja. Los estudios dicen que es normal puesto que por mucha confianza que haya entre dos personas, hay cosas que están ocultas. Sin embargo, si hay tensión sexual, más que ocultarla tratas de evadir todo lo que tenga que ver con dicha relación de amistad, incluso mencionar el nombre te pone nervioso.




-

El coqueteo es inevitable


Kenneth Rosenberg, psicólogo asegura que «a veces el sexo no está sobre la mesa, pero sí debajo de ella». Esto quiere decir que aunque no quieras, inconscientemente hay un coqueteo con tu amigo. Es normal y no hay porqué sentir culpa o algo más.




-

Se quejan de sus parejas (o al menos uno lo hace)


Si crees que sólo hay amistad y de pronto te encuentras quejándote de tu pareja o tu ligue, entonces debes tener cuidado porque en efecto, la tensión ha aumentado de tal modo que se está convirtiendo en un sentimiento más intenso.




-

Les emociona verse


Al principio de cada relación —no importa de qué tipo— hay una descarga continua de adrenalina por lo que se desata una emoción genuina que con el tiempo se esfuma, si te sucede con tu amigo y notas que le ocurre lo mismo (o algo muy similar), hay alerta de tensión.




-

Siempre terminan uno al lado del otro


Desde los asientos en tu salón de clases, en el transporte público o cuando están de pie... es como si se tratara de un imán invisible entre ambos y en realidad es una forma de demostrar que quieren estar juntos. Un estudio reveló que el aroma de la pareja (o de quien te gusta) ayuda a sentirte más seguro.




-

Sonríen sin motivo al verse


Pero no es una sonrisa como la que tienes con tu pareja o con tus amigos, es mucho más graciosa, de complicidad y evidentemente, coqueta.




-

Se miran ante cualquier provocación... pero no sólo a los ojos


Es decir, la mirada se desvía a los labios, el cuello, los pechos y hasta la entrepierna.




-

Pero al hablar no se miran si es que hay alguien a su alrededor


Es por pena y nervios de que alguien los pueda ver; no obstante si se encuentran solos, el contacto visual (más allá del que se dirige a otras partes de cuerpo), puede mantenerse por más tiempo, pero se siente una especie de impulso que te orilla a besarle... aunque no lo hagas.




-

Hacen bromas sexuales y en ocasiones se sonrojan


De una o de otra forma siempre terminan conversando sobre sexo. En la plática se cuela un albur o alguna frase con connotación sexual. Si más que incomodarte, te causa gracia o se te escapa una sonrisa coqueta, hay tensión sexual.



-

Hay que aclarar que no todas las señales son evidentes y simultáneas, a veces hay algunas que resultan más obvias que otras, pero eso no significa que no haya tensión. Recuerda que dicha tensión se termina cuando eres capaz de llamarle amigo, de contarle tus secretos, de ser un confidente y de demostrar afecto sin que eso se sienta como una acción incómoda. Mientras tanto, cuando hay tensión, es casi imposible evadirla, al menos no al inicio.

TAGS: Amistad Amor Relaciones de pareja
REFERENCIAS: HEalth Morelia Fuego De Vida

Diana Garrido


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

6 videos que tienes que ver para curar un corazón roto 12 fotografías del reencuentro de las familias coreanas después de 65 años de no verse Los momentos clave de la Moda en la historia de los MTV VMA With Me, la aplicación que te permitirá interactuar con un ser querido que falleció Un cuento para entender qué pasará cuando nos quedemos sin agua De la guajolota a la guacamaya: nadie come pan como los mexicanos

  TE RECOMENDAMOS