INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

7 cosas que aprendí sobre el amor gracias a una relación abierta

26 de abril de 2018

Alma Gómez

Todas las experiencias nos enseñan cosas nuevas que nos permiten no volver a cometer los mismos errores y disfrutar con mayor intensidad las cosas.

Hoy, mantener una relación estable se ha vuelto complicado. Las decepciones amorosas se convirtieron en algo común e incluso monótonas, perdieron la chispa del amor y dejaron en el olvido la ilusión de la pareja perfecta que muchas veces vimos en las películas.


El sociólogo polaco Zigmunt Bauman explica que muchas de las relaciones actuales son sustituidas por simples conexiones. No sólo el amor, sino varias cosas parecen escapar de nuestras manos porque ya no podemos mantenerlas unidas. Algunos consideran que una de las condiciones más importantes para mantener una buena relación es la confianza y la seguridad. Se trata de disfrutar de una manera más relajada y divertida. El respeto entre ambos siempre debe ser importante para que cada uno preserve la estabilidad emocional.


Las redes sociales también han servido como herramienta para conocer personas que no buscan la formalidad en las relaciones, sino algo más relajado con lo que se puedan sentir a gusto. El cliché de encontrar el príncipe azul pasó a segundo plano, las historias de cuento de hadas ya no parecen el sueño de todos, ahora es más interesante experimentar la adrenalina por nuevas aventuras y arriesgarse.



En el amor líquido no es necesario crear raíces emocionales entre las personas. Sin embargo, esto no se refiere sólo a las relaciones sentimentales que sostenemos, también al amor que sentimos por nosotros. En distintas ocasiones, al momento de establecer una relación nos olvidamos de nuestros gustos, necesidades e incluso de los deseos y sueños que tenemos sólo por dedicarnos a hacer feliz a la persona que tenemos a lado, pues pensamos que debemos hacerlo a toda costa y en el intento nos olvidamos de nosotros, cayendo en la dependencia emocional.


La libertad no sólo implica ser maduro, tener trabajo o vivir de forma independiente, también significa mantener una estabilidad emocional que te ayude a no sufrir por amor. Experimentar cosas nuevas como una relación abierta trae consigo madurez y algunos beneficios, como los que se reseñan a continuación.



Seguridad



Comienzas a creer en ti y dejas de sentir desconfianza de ser tal como eres, aceptas todos tus defectos y por supuesto resaltas lo mejor de ti. Te permites entender que las personas no te pertenecen y por eso no debes sentir miedo por perderlas.

Tampoco esperas escuchar halagos por cómo te vistes, pues sabes que cualquier prenda que elijas te hará sentir de una forma fabulosa. No sentirás la necesidad de verte siempre espectacular porque eso no determinará que la otra persona siga a tu lado. Tu personalidad se fortalecerá con el paso de las experiencias.



Independencia



Te vuelves una persona más atrevida e incluso aventurera, pierdes muchos miedos de los cuales notarás que fue absurdo detenerse por los prejuicios. No es necesario buscar la aprobación de una segunda persona para hacer algo que quieres, ni necesitarás de ella para lograr lo que te propongas. Tampoco debes sentirte sujeto a la responsabilidad de atender los intereses de la otra persona por encima de los tuyos.



Amor propio



Atender como prioridad tus necesidades y deseos. Conoces partes de ti que desconocías, aprendes que lo más importante para ser feliz es sentirte bien contigo. Olvidas la dependencia, valoras lo que eres en realidad, reflejas tu bienestar en otros ámbitos como el trabajo, la escuela, las amistades y la forma en que te miran los demás cambia, aprendes a identificar a personas tóxicas y sabes cómo alejarte de ellas.



No creas expectativas



Ya no idealizas a las personas ni las llenas de virtudes que quizá no tengan. Esto te aleja de las decepciones amorosas y aprendes a superarlas. También convives con los defectos ajenos y aceptas las diferencias. No te clavas pensando en que todo será duradero, y mucho menos que tiene que ser como te lo imaginas, te sorprendes al descubrir poco a poco el rumbo que pueden ir tomando las cosas.



No es malo conocer a más personas



Para muchas parejas conocer y salir con gente nueva se vuelve un problema. Esto complica las relaciones por cuestiones de inseguridad, al pensar que cualquiera puede representar una amenaza que ponga en riesgo tu relación, poco a poco evitas salir como lo hacías por el temor de perder lo que tienes. No sólo dejas de conocer gente nueva, incluso a veces te alejas de tus amigos para dar todo tu tiempo libre en una relación. Sin embargo, cuando se crea la confianza necesaria, no significa un problema tener un tiempo libre para ti y divertirte con más personas. Te das la oportunidad de conocer gente con quien compartas cosas en común y tienes la oportunidad de disfrutar todo lo que te gusta con alguien que también se sienta apasionado por ello, pero reservas los momentos especiales para quienes lo merecen.



Mente abierta



Dejas de pensar en el qué dirán y empiezas a descubrir cosas. Ya no te niegas a los cambios ni te encierras en una sola idea, pruebas con situaciones con las que quizás no te sentías seguro, pero querías experimentar. Evolucionas de forma interna y también maduras. Te mantienes en constante transformación y dispuesto a escuchar cosas que vayan incluso en contra de lo que piensas, sales de la zona de confort para aprender sin miedo a equivocarte.



Liberación sexual



Te atreves a probar lo diferente, lo que te daba pena decir pero te daba curiosidad. Te vuelves un explorador del placer, aprendes más sobre la satisfacción y cómo sentirla. La sexualidad se vuelve más dinámica y se acaban los complejos.


**


Si crees que a tu relación le hace falta algo y no sabes qué, puedes intentar cosas nuevas en el sexo para darle un giro y revivir la pasión. Si de plano sientes que ya no van por el mismo camino y que las cosas no funcionan, quizá sea momento de terminar y cerrar el ciclo.


TAGS: Amor Consejos para amar Relaciones de pareja
REFERENCIAS: El amor líquido o la fragilidad de los vínculos

Alma Gómez


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

The Aftermath Of The Wildfires in California: Scorched Homes And Uncertainty These Incredible Shadow Sculptures Will Change The Way You Look At Trash Películas lésbicas en Netflix que puedes ver en 2018 El escalofriante programa de vigilancia inspirado en Black Mirror que sabe todo sobre ti Superman, el personaje maldito que llevó a la desgracia a sus protagonistas 12 Photos Of The Gorgeous Indian Palace Where Priyanka and Nick Will Get Married

  TE RECOMENDAMOS