INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

7 cosas que podrías preguntarte antes de empezar a usar la copa menstrual

27 de junio de 2018

Evelin Perez Sandoval

La copa menstrual se ha popularizado desde hace algunos años, pero su uso no está tan generalizado, por lo que aún pueden quedar varias dudas por resolver

Empezar a usar copa menstrual en vez de toallas sanitarias y tampones es una decisión que tendrá como consecuencia un cambio significativo en nuestros hábitos. A pesar de que aún no es tan fácil conseguirla en supermercados y elegir la talla correcta, distribuidoras ecológicas, tiendas pequeñas, organizaciones de educación sexual e Internet cubren la necesidad. Pero casi siempre al probar cosas nuevas surgen dudas que, al no obtener las respuestas correctas, pueden generarnos ideas erróneas y repeler nuestras intenciones de cambio. La copa menstrual en México antes no contaba con certificaciones sanitarias, ya que todas las marcas eran de países extranjeros. En febrero de 2016 la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) lanzó una alerta para esos productos, que actualmente no es válida, pues existen ya algunas marcas mexicanas que tienen su certificación y que prometen proteger la salud femenina. He ahí una razón más para estar a favor de este producto, además de beneficiar nuestra salud, el medio ambiente, ahorrar y obtener comodidad. La sexóloga María Esclapez, autora del libro Inteligencia sexual, explica que al tratarse de un objeto nuevo, al principio puede resultar un poco molesto, pero con el tiempo la mayoría de las mujeres acaban acostumbrándose a su uso y les resulta más cómodo, rentable y saludable.



Las mujeres que ya las usan seguramente pueden contar y describir con facilidad cómo debemos usarlas y qué ventajas y desventajas tiene este producto. No obstante, quizás aún por un poco de timidez, tabúes establecidos en la sociedad o simple desconocimiento, la mayoría de nosotras no se atreve a usarlas ni mucho menos hacer preguntas que a lo mejor han surgido o no sabemos a quién preguntarle. Como reza un dicho popular: "A nadie le gusta admitir su ignorancia". Pero, por el contrario, las dudas y preguntas sólo pueden ayudar cuando se canalizan correctamente. Por ese motivo a continuación te presentamos algunas cosas que te puedes preguntar sobre el uso de la copa menstrual y así despejar tus dudas.

¿Puedo mancharme la ropa al usarla? 



No realmente, pero es una posibilidad en los primeros usos, pues al no saber cómo colocarla correctamente puede que no se introduzca bien hasta el cérvix, que quede un poco de lado o no se abra totalmente ya dentro. Para evitarlo hay que seguir los pasos adecuados a fin de doblar la copa y que sea mucho más fácil introducirla. El pliegue de doblado común es en V y hay que insertarla lo más alto posible en la vagina, en un ángulo inclinado con dirección hacia el ano. Posteriormente hay que darle medio giro desde su base. Si cuesta moverla indica que la colocación ha sido exitosa. También se puede optar al principio por un pantiprotectora, que ofrece mayor seguridad. Pero una vez que se haya dominado el uso de la copa, no debería representar ningún problema, pues la copa está diseñada especialmente para no derramarse porque al adherirse a las paredes vaginales hace un sellado.

¿Qué pasa si no puedo sacarla o no la encuentro? 



Esto puede suceder si se está nerviosa, pues se tensan los músculos del cuerpo y, aunque no sintamos, también las paredes vaginales. Además, puede ocurrir que la copa se haya subido más con el transcurso del tiempo y al no encontrarla, del susto sese tensa más el cuerpo. Primero hay que saber que la copa no se quedará ahí, pues no hay manera y por consiguiente no es ningún problema por el cual preocuparse. Segundo, hay que relajarse totalmente y respirar hondo. Después es preciso que te laves las manos, te coloques en cuclillas y abras bien las piernas. Cabe señalar que no hay que ponerse con la espalda recta sino arqueada. Poco a poco se sentirá que la copa se desliza, pues las paredes vaginales se relajan y abren. La mayoría tampoco sabe que podemos apretar los músculos de estas paredes, lo que hará más fácil su expulsión. En todo caso se necesita de concentración y apretar como si se quisiera expulsar algo fuera de nuestra vagina. Luego, con los dedos hay que tirar lentamente de la copa. Sólo es cuestión de practicar y proponérselo. 

¿Por qué mi copa menstrual se ha vuelto amarilla o marrón? 



Es completamente normal, pues con el paso del tiempo se mancha y luce diferente. Esto no quiere decir que esté sucia, sino que el hierro que tiene la sangre la ha teñido un poco, dándole un aspecto antiestético; sin embargo, hay una manera ideal para poder limpiarla y que vuelva a lucir como nueva. Consiste en frotarla con un cepillo suave, agua y jabón neutro. Después hay que enjuagarla muy bien y, al terminar, dejarla en una ventana expuesta al sol durante algunas horas. También puedes remojarla en un poco de agua potable y agua oxigenada durante 12 horas y enjuagarla muy bien. Pero no se recomienda hacerlo más de una vez al año para no estropearla.

¿Por qué huele mal?  



Si huele mal es porque no se ha esterilizado y limpiado adecuadamente al hervirla. Pero si ya se ha hecho y aún así tiene un olor desagradable, hay que limpiarla bien con un cepillo suave. Si perdura el olor y nos hemos asegurado de que no tiene ningún residuo, podemos mezclar unas gotas de aceite de árbol del té en un vaso de agua y sumergirla durante un día, después enjuagarla y esterilizarla no más de tres minutos para desinfectarla completamente.

¿Es antihigiénica? 



No. Además si se siguen los pasos correctamente para limpiarlas y se es muy cuidadosa con ellas, como enjuagarlas al vaciarlas, esterilizarlas después de su uso y guardarlas siempre en una bolsita de tela para que el material de tu copa respire, no debería haber ningún problema. Sólo debes confiar en un producto nuevo que sólo algunas se han atrevido a probar. La sangre menstrual es un fluido normal que sale de nuestro cuerpo. Si temes mancharte las manos puede que sólo sea cuestión de acostumbrarte y conocer mejor el periodo menstrual para darnos cuenta de que es menor la cantidad de lo que aparenta, sobre todo en comparación con verla en una toalla o en un tampón.

¿Cómo podría vaciarla si no estoy en casa?



La copa menstrual está también diseñada para que la tengamos más horas (12 horas máximo), pero si se acostumbra a cambiarla antes porque sentimos que se derrama o ya ha pasado el tiempo estipulado, hay que sacarla cuidadosamente y vaciarla en el retrete, limpiarla con un trozo de papel higiénico o toallita húmeda. Asimismo puedes enjuagarla con una botella de agua que tengas a la mano y volver a ponerla. No sucederá nada malo si no podemos limpiarla adecuadamente, pues cuando se llegue a casa eso se puede hacer cómodamente. Cabe señalar que no se debe lavar la copa menstrual si no se usa agua potable, ya que corremos el riesgo de que microorganismos presentes en el agua corriente afecten nuestro organismo por vía vaginal.

—  

¿Puedo tener relaciones sexuales mientras uso la copa menstrual? 



No. Sólo hay una especial que te lo permite. Es la softcup, que es resistente, flexible y desechable. De igual manera se pueden llevar puestas hasta 12 horas y se reutiliza durante el ciclo menstrual, pero se tira a la basura después de cada ciclo. La copa menstrual normal debe retirarse si se desea tener relaciones sexuales, pues impede la penetración. Cabe mencionar que ninguna protege de infecciones de transmisión sexual. 

***

La menstruación es algo completamente normal y debemos borrar los mitos o tabúes que se tengan sobre su uso. Para ello hay que buscar e investigar y conocer más a fondo sus beneficios para la salud, el medio ambiente y tus finanzas. Optar por las copas menstruales y desechar las toallas o tampones con lo cuales ponemos en riesgo nuestra salud es lo mejor que podemos hacer para obtener un bienestar.

TAGS: Feminismo Mujeres salud
REFERENCIAS: Copa mentrual Intimina

Evelin Perez Sandoval


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Pedro Avilés Pérez “El León de la Sierra”, el primer jefe del narco en México Acolhuas, los aliados mexicas que sacrificaban y comían conquistadores 24 Películas eróticas que puedes ver en Netflix 7 obras de Enrique Norten que demuestran que es el mejor arquitecto mexicano en la actualidad Tener una novia regañona es bueno para la salud, según la ciencia Ilustraciones para honrar a Stan Lee

  TE RECOMENDAMOS