Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

ESTILO DE VIDA

Hot Wheels: ¿de dónde surgió la marca de los carritos favoritos de los niños?

Por: Alejandro Vizzuett22 de diciembre de 2022

Hot Wheels es amado por chicos y grandes por igual, aunque no todos saben de dónde surgió la marca de los carritos favoritos de los niños. Si tú tampoco conoces su origen, aquí te lo contamos.

Si hay un juguete que ha sido el favorito de chicos y grandes desde hace varios años, sin duda alguna sería un carrito Hot Wheels, marca que no deja de sorprender a coleccionistas y amantes de los autos por sus increíbles diseños a escala y sus sets de pistas emocionantes. Aunque, ¿de dónde surgió la marca de los carritos favoritos de los niños y muchos adultos? Aquí conocerás su historia.

Hot Wheels: ¿de dónde surgió la marca de los carritos favoritos de los niños?

Fue a mediados de los años 60 cuando el creativo Elliot Handler propuso a Mattel una línea de carritos a escala que, en 1968, terminaría lanzándose bajo el nombre de Hot Wheels, de acuerdo con The Washington Post.

En ese entonces, la única marca que vendía carros de varios tamaños para que los niños pudieran jugar con ellos era Matchbox, que pertenecía a la empresa Tyco Toys, y justamente la idea de la creación de Hot Wheels le vino a Handler cuando vio a su hijo, Kenneth, jugando con los carros de la competencia.

La idea original de Handler era la de lanzar una línea de autos tipo hot rod, que son dispositivos personalizados y modificados para tener un estilo caricaturizado o de fantasía, que incluyen neumáticos gigantescos, supercargadores o diseños en pinta con flamas y otros detalles extravagantes.

Los Matchbox de ese entonces sólo mostraban versiones a escala de los autos clásicos, según el sitio Redline Derby Racing, pero al final Hot Wheels decidió lanzar una combinación entre autos hot rod y carros clásicos, dando como resultado una primera línea de 16 piezas que fueron autorizadas por Handler y su compañero, Jack Ryan.

En 1968 salió a la venta esta línea, que se llamó Red Line porque sus costados tenían el diseño de una línea roja, aunque popularmente se conocieron como “Dulces 16″, haciendo un juego de palabras entre los 16 autos que conformaron la colección y al cumpleaños más importante de una jovencita estadounidense.

11 de los carros fueron diseñados por el especialista automovilístico Harry Bentley Bradley, en apoyo de Handler y Ryan, para lo cual se basó en la carrocería de modelos ya existentes, como el concepto del auto Dodge Deora o el Chevrolet C-10 de 1968.

Los autos lanzados fueron los siguientes:

Y con la venta de estos carritos también se lanzó la primera pista de carreras, la cual se vendía por separado y su diseño sirvió como base para el las pistas que conocemos hoy día, de color naranja, hecha en partes conectadas a través de unas líneas circulares, y que regularmente dan la vuelta en sí mismas.

Una de las cosas que más encantaron al público de estas pistas, según el Salón Nacional de la Fama de los Juguetes, fue que éstas estaban hechas de plástico duro, lo que generaba menor fricción y un desplazamiento más suave, al contrario de las que vendía Matchbox en ese entonces, que eran muy estrechas y hechas de metal.

El gran éxito de estos 16 carritos llevó a Mattel a considerar agrandar la marca, y al resto de las firmas, como Matchbox, a replantearse el diseño de sus carritos; sin embargo, para 1969, de acuerdo con The New York Times, la empresa perdió a su diseñador, Bentley Bradley, quien decidió dejar la empresa para volver al desarrollo automotriz.

Aunque la empresa le rogó que regresara, el especialista se negó, pero recomendó a un conocido suyo que terminó siendo un gran acierto para la juguetera: Ira Gilford, quien de hecho diseñó varios de los siguientes modelos más populares de la firma, como el Twin Mill y el Splittin’ Image.

De los años 70 a finales de los 90, Mattel mantuvo en alto a la marca con nuevos diseñadores pasando por sus filas y el lanzamiento de muchos nuevos modelos, al igual que de pistas; incluso llegó a lanzar ediciones especiales numeradas con un tiraje bastante reducido.

Uno de sus mayores aciertos se dio en 1997, cuando la compañía compró la juguetera Tyco Toys y se convirtió en la dueña de Matchbox, pero el cambio más drástico en el proyecto Hot Wheels no le vino sino hasta el 2000, con la llegada de Eric Tscherne y Fraser Campbell, al igual que del hijo del ex diseñador Paul Tam, Alex Tam.

La era del milenio de Hot Wheels

Con la llegada de estos tres diseñadores, Mattel también lanzó un sitio web para coleccionistas, según The New York Times, ya que para entonces la firma era consumida por chicos y grandes por igual, y había modelos para todos los gustos y públicos.

De producir 16 carritos, la firma terminó lanzando hasta 240 modelos nuevos y principales, divididos entre varios de sus sellos, como Treasure Hunts, First Editions y Segment Series, y al llegar a su 25 aniversario, en 2003, Mattel decidió poner a su firma a competir en el mundo del entretenimiento lanzando su primera película animada por computadora, de larga duración, que se llamó “Hot Wheels Highway 35 World Race”, la cual casó con la serie de autos Highway 35.

Y ya para el 2004, el sueño de Handler de lanzar una colección con modelos hot rod se hizo realidad con la serie Tooned, o “tuneado”, como se le dice en español, la cual fue creada por Tscherne e incluyó carrocerías con cuerpos grandes, ruedas enormes, frentes agrandados y carrocerías estiradas.

Mattel no dejó que Hot Wheels se mantuviera apartada del mundo del entretenimiento, por lo que, tras lanzar una segunda película en 2005, llamada “Hot Wheels AcceleRacers”, trabajó en la primera serie de TV animada en 3D de la firma que llamó “Hot Wheels Battle Force 5″, coproducida por Nelvana y WildBrain, y lanzada en agosto del 2009.

Ya para los últimos años, Hot Wheels contaba con más de 1000 diseños de automóviles de todo tipo y tamaño, con más de 300 pistas diferentes que mostraban escenarios aventurescos y fantásticos, convirtiéndose así en la marca de carros en miniatura más importante del mundo.

En 2018, Mattel celebró los 50 años de la marca lanzando varias líneas enfocadas a coleccionistas, como la serie Favorites, que incluyó 11 carros detallados realizados en carrocerías de metal y con llantas de goma, al igual que un vitrina especial para 48 carros que podía sostenerse por sí misma o ser colgada en la pared, y la cual contuvo un auto exclusivo y diferente por pieza.

El mundo de Hot Wheels en otros medios

Además de las películas y serie ya mencionadas, la firma ha ampliado sus horizontes con otras producciones audiovisuales que incluyen nuevas series, filmes y videojuegos, e incluso se convirtió en patrocinador oficial en carreras de automovilismo populares. Aquí mencionaremos algunos de esos logros.

¿Te consideras gran fan y coleccionista de Hot Wheels? Compártenos tus experiencias y comentarios respecto a estos carritos a través de nuestros canales digitales, y si buscas otros contenidos relacionados con juguetes, aquí te dejamos estos enlaces: ¿De dónde salieron las muñecas Rainbow High y por qué deberías conocerlas?; ¿Cuál es la historia detrás de Max Steel?; y El origen que no conocías sobre las Monster High.


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: