INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Mitos y realidades sobre el poliamor y las relaciones abiertas

27 de junio de 2018

Kate Nateras

El poliamor es tan normal como la monogamia, pero aún hay muchos aspectos en torno al tema que no están tan claros y que es preciso que conozcas si quieres ponerlo en práctica

Hoy en día las relaciones abiertas son más comunes de lo que parece. Ciertos aspectos de la modernidad y del desencanto general de la sociedad hacen que la mayoría de las personas no quieran tener algo serio y que las relaciones interpersonales, su universo, dimensión y concepción como instituciones estén de alguna manera reinventándose. El poliamor es una interpretación diferente de las formas de vínculo convencionales, como la monogamia, pues se deslinda de las nociones de exclusividad y posesividad que privan en las relaciones más tradicionales, de tinte conservador. Mientras que la monogamia tenía en épocas pasadas la finalidad —a veces poco infalible— de asegurar que un niño nacido proviniera de un solo padre y más actualmente está ligada a la conservación de la pareja como forma pura del amor incondicional, a menudo desde una perspectiva religiosa o de pura convicción moral, el poliamor se concibe como una forma de formar relaciones con múltiples parejas, los cuales están totalmente de acuerdo en que el otro esté con alguien más, haciendo a un lado los inconvenientes que podrían generar los celos y actitudes posesivas a cambio de fomentar valores de cooperación en pro de objetivos en común. El poliamor no combate la idea del amor, pues sí puedes amar a más de una persona. Tal vez lo más difícil provenga de la necesidad de saber si lo que sientes se trata de amor o de poliamor.



En todo caso, el poliamor es tan normal como la monogamia. El doctor Eric Anderson afirma que, de hecho, no hay nada natural en la monogamia para la especie humana, y que en realidad no deja de ser una norma meramente cultural. El amor libre se conforma de relacionarse sexo-afectivamente con otras personas por medio del respeto y la equidad, sin la necesidad de posesión del otro.



La comunicación es sumamente importante para este tipo de relaciones. Es necesario expresar tus ideas y maneras de pensar para llegar a un buen acuerdo, respetar decisiones y entender que no hay exclusividad sobre terceros. José Pando, psicólogo y terapeuta sexual, sostiene que en una relación abierta ambas partes están 100 % conscientes de que se puede incurrir en relaciones externas. Las razones por las que se practica el poliamor son independencia económica, tiempo, madurez y seguridad.

En todo caso, dentro de cualquier relación amorosa las reglas cambian. La psicóloga Naychaly Rivera Nieves explica que si la persona no está totalmente convencida de llevar una relación abierta o poliamorosa, ésta puede producir inseguridad, incertidumbre, tensión y ansiedad. Así, los involucrados no crean una conexión profunda y se sienten en soledad. Es necesario considerar la opinión de todos los involucrados, tanto en una relación poliamorosa, como en una abierta. Se deberá saber sus puntos de vista, ya que si uno no está de acuerdo resultará dañino para ambos. En ese sentido, a pesar de todos los cambios que se están impulsando actualmente desde las luchas de reconocimiento y de inclusión social, aún hay muchas áreas nebulosas sobre el tema. Por eso a continuación intentamos aclararlas.



Mitos




El poliamor sólo lo practican personas insatisfechas 



La psicóloga Melissa Mitchell considera que este fundamento no tiene ninguna base, ya que cada una de las relaciones de este tipo en realidad promulgan valores muy positivos para lo colectivo y para lo personal: sus participantes son totalmente independientes y sienten un apoyo completamente distinto, en comparación con las relaciones monogámicas.



Las personas apegadas al poliamor tienen problemas psicológicos



Las personas poliamorosas no son perfectas, son tan imperfectas como los monógamos y sufren exactamente igual. Pasan por el mismo proceso amoroso que el de una relación de dos personas. Las personas apegadas a relaciones abiertas demuestran ser más creativas y menos conformistas. La poligamia no es más ni menos disfuncional que la monogamia, así que emitir un "diagnóstico" de este tipo por el tipo de relación que lleves es francamente desatinado.



Si crees estar con la persona indicada, no necesitas a alguien más



Este mito orilla a la idea de que “las relaciones poliamorosas no existen”. En la actualidad crecemos con ideas apegadas a que las relaciones amorosas sólo consisten en dos personas y cuando encuentras a la persona indicad, ella debe satisfacer todas tus expectativas y necesidades, sin necesitar de alguien más. Pero el poliamor va mucho más allá, pues te quita la idea de que necesitas ser lo que tu pareja busca. En realidad no puedes ser lo que otra persona quiere.



El poliamor es para personas que sólo buscan sexo y no comprometerse



A pesar de tener una relación con varias personas y que éstas lo entiendan, las personas poliamorosas no le tienen miedo al compromiso. Saben lo que quieren y cómo lo quieren, son seguras de sus decisiones y precisamente por eso pueden apreciar más allá de lo carnal.



Los poliamorosos no quieren a nadie



El poliamor es la práctica no posesiva, honesta y responsable de amar a más de una persona. Simplemente la principal idea es la de no promulgar valores posesivos sobre alguien más. Los poliamoros se involucran con personas con las que tengan un apego sentimental, a diferencia de quienes tienen una relación abierta, quienes sí tienden a tener un lazo meramente basado en el sexo y el erotismo.



Realidades



Te ayuda a valorar tus relaciones



Mantienes relaciones basadas en la libertad, pues cada uno tiene su propio espacio. Todas las relaciones son diferentes y las valoras por ello. A cada cual le asignas una importancia diferente y única.



Sí, te puedes enamorar



Estar con más de dos personas no significa que no sepas amar o que no puedas enamorarte. En realidad en el poliamor los sentimientos que tengas hacia tu pareja no influyen si quieres estar con alguien más. En la cultura monógama se fomenta que cuando se trata de romanticismo, no hay espacio para más de una persona.



Tú decides



Tú eres quien decide si tener una relación abierta o no. Además, tú tienes el control de con quién quieres estar, pues nadie puede obligarte a tener una relación de este tipo sin tu aprobación. Si no estás completamente seguro de poder mantenerla, no lo hagas. Será mejor que no te expongas a riegos y busques lo mejor para ti.



Las mujeres también pueden ser poliamorosas




Un claro ejemplo de esta realidad es Simone De Beauvoir, quien mantuvo una relación abierta con Jean-Paul Sartre durante 51 años. Las mujeres suelen no aceptar una relación abierta o una relación poliamorosa simplemente para complacer a su pareja. Se necesita de un acuerdo mutuo en el que ambas partes acepten las ventajas y desventajas de una relación así. Ambos deben sentirse bien y saber lo que quieren para llegar a un buen acuerdo.



El humano no es monógamo por naturaleza



La naturaleza humana no es monógama. Los científicos Judith Eve Lipton y David P. Barash afirman que, aunque los seres humanos queremos tener exclusividad con una sola persona, ésa no es nuestra naturaleza. Todo parece indicar que el poliamor se conecta más con nuestras necesidades físicas y emocionales reales.

✯✯✯

Checa las 10 reglas que te ayudarán a tener una mejor relación con tu amigo con derechos y la dualidad sobre la que juega el poliamor: el afecto y la sexualidad. Y si quieres una muestra audovisual para sopesar mejor este tema, puedes darle una oportunidad a la serie de Netflix que demuestra que es posible tener una relación poliamorosa.

TAGS: Amor Desamor Relaciones de pareja
REFERENCIAS: 7 mitos sobre el poliamor

Kate Nateras


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Así puedes salirte de un grupo de Whatsapp sin que se den cuenta Emma Coronel y sus fotos de antes y después de conocer a “El Chapo” Entre Shakira y Cobain: Maluma rubio en 15 comparaciones de estilo 5 destinos en Hidalgo que debes conocer si buscas experiencias más allá de este mundo Paso a paso para saber si alguien te buscó en Google Esto es lo que aprendí "cuando me dejaste" y superé la relación tóxica

  TE RECOMENDAMOS