INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Qué pasa en el cerebro de tu perro cuando le hablas como si fuera otra persona

July 16, 2018

Kate Nateras

La mayoría de las veces los perros corresponden a los cariños que les damos, haciéndonos creer que sienten lo mismo que nosotros sentimos por ellos

En cada hogar con una mascota se repite la escena: alguien, sobre todo en momentos de soledad, comienza a hablarle como si pudiera responder. En estas ocasiones, en las que casi siempre hay un perro, la persona cree o aspira a que su fiel amigo le entienda. Estamos acostumbrados a hablar con nuestros perros todo el tiempo y nos sentimos completamente convencidos de que algo captan, sobre todo cuando obedecen a nuestras órdenes o dan alguna señal de que comprendieron nuestras palabras, como brincar, mover la cola, correr o poner “carita triste” si lo que les dijimos fue un regaño. La mayoría de las veces, los perros corresponden a los cariños que les damos, haciéndonos creer que sienten lo mismo que nosotros por ellos. Pero queda siempre la duda: ¿entienden?



Tal vez habría que empezar por tomar en cuenta el vínculo emocional y afectivo que tenemos con nuestras mascotas y cómo percibimos rasgos "humanos" en ellos. Cuando estamos tristes o enfermos, ellos son los primeros en cuidarnos y no se despegan de nosotros ni un minuto, son incondicionales. A la hora de llegar a casa, nuestro perrito brinca de felicidad y corre por toda la sala de la emoción, nos llena la cara de lengüetazos y de mucho amor porque se alegran de vernos después de muchas horas en los que los dejamos solos. Los perros se ganan todo nuestro amor desde el primer momento en el que los vemos y nos causa intriga saber qué piensan de nosotros cuando nos miran o cuando los regañamos, qué sienten cuando los abrazamos o acariciamos. Queremos saber si nuestra relación es tan especial para ellos como lo es para nosotros o si al menos significa algo.



Por eso el doctor Gregory Berns e investigadores de la Universidad Emory de Atlanta decidieron estudiar cómo los perros procesan el lenguaje humano. A fin de resolver sus dudas utilizaron un escáner de imágenes por resonancia magnética funcional para ver qué partes del cerebro de los perros están activas cuando hablamos con ellos. La investigación ofrecía una dificultad primordial. ¿Cómo meter a un perro en una cápsula de resonancia magnética y cooperara a los fines del estudio. Todo fue gracias a El Cairo, un cuadrúpedo que participó en la misión militar que acabó con la vida del terrorista Bin Laden. El Cairo saltó del helicóptero junto con los agentes de la marina. Eso hizo pensar al doctor Berns que si los militares habían entrenado a un perro para el gran ruido de un helicóptero, era posible meterlos a cámaras de imagen por resonancia magnética para averiguar lo que piensan y sienten.



Los resultados arrojaron que los perros procesan las palabras y el tono en el que fueron dichas, en diferentes lados o hemisferios del cerebro. Los investigadores también descubrieron que las señales emocionales se procesaban en el lado derecho del cerebro, mientras que las palabras se procesaban en el lado izquierdo, al igual que en los humanos.

Seis meses después la investigación reveló algunos errores, ya que los investigadores habían mezclado los lados del cerebro en sus escaneos, dando como resultado que, en lugar de que los perros muestren una orientación del hemisferio izquierdo similar al humano para el procesamiento del lenguaje. En realidad muestran una dirección hacia éste en el lado opuesto al de su cerebro, lo que podría significar que los perros no procesan el lenguaje como lo hacen los humanos.



El grupo de investigadores está totalmente convencido de que los perros procesan el lenguaje de forma totalmente diferente a la de nosotros. Su estudio investiga el procesamiento léxico, la capacidad de distinguir palabras de seudopalabras. Asimismo, el resultado final reveló que los perritos están más abiertos a procesar sonidos y palabras nuevas, ya que prefieren ingerir lo novedoso que las palabras con las que ya estaban familiarizados.Los investigadores también encontraron que para los perros es más fácil relacionar las palabras y objetos con las acciones, que encontrar un significado como lo hace una persona.

Otra cosa que los investigadores descubrieron cuando les enseñaban fotos de objetos y personas es que los perros tienen partes en sus cerebros dedicadas al reconocimiento facial. Aunque los perros no procesan la información de la misma manera que los humanos, no quiere decir que no nos entiendan. Sí, es difícil saber qué piensan, pero su comportamiento nos ayuda a comprender lo que quieren. Además, buscan la manera de darse a entender con nosotros aunque no hablen.

***

Consulta al veterinario, ya que siempre puede guiarte e informarte mejor sobre las mejores opciones para la dieta y alimentación de tu perro. De igual forma puede ayudarte a averiguar si son
ciertos o falsos algunos mitos sobre los perros
.

TAGS: Ciencia Datos curiosos crowdsourcing
REFERENCIAS: Do dogs really, truly understand what we tell them?

Kate Nateras


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

El pan perfecto existe, se llama Manteconcha y es 100% mexicano Mujer se hizo aborto con una rama de perejil y pierde la vida Beer Factory llega a Toks y cadenas hoteleras con su famosa cerveza artesanal 10 prendas que toda mujer petite necesita en su clóset Madonna: 60 años de una evolución estética Razones por las que 1968 fue uno de los años más importantes para las luchas sociales

  TE RECOMENDAMOS