INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

4 razones por las que es mejor acabar una relación antes de terminar con el corazón roto

2 de julio de 2018

Maru Vázquez

El miedo es el mejor motivante para tomar decisiones, pero ¿qué asusta más, estar solo o que te rompan el corazón?

“Lo peor del amor es cuando pasa, cuando al punto final de los finales no le quedan dos puntos suspensivos…". La frase es de Joaquín Sabina, quien con ello prefigura una visión descarnada del final de una relación. Podrías perfectamente relacionarte con ello si sabes de qué va el tema. Tal vez tuviste una de esas conversaciones que ponen en riesgo tu noviazgo y ya va siendo hora de que visites este lugar especial para cuando eso sucede. En todo caso, ¿te imaginas poner punto final a tu relación antes de que se acabe el amor y termines hecho trizas? No se trata de que te apresures a terminar para mantenerte a salvo, sin heridas y con el orgullo intacto. Después de todo, no tiene ningún caso andar huyendo de las malas experiencias, pues a todos nos tocan y son necesarias para el aprendizaje y la experiencia. En ese sentido, siendo realistas, todos tenemos miedo a que nos rompan el corazón.



Quizá no suena lógico, pero lo cierto es que es muy común experimentar esa necesidad de salir corriendo y dejarlo todo antes de que pueda romperse la magia y convertirse en algo malo. Aunque sea una especie de verdad universal la idea de que el amor no es para cobardes o miedosos, en el fondo ni siquiera se trata de eso. Este asunto apunta hacia ese estado de inteligencia emocional en el que se aceptan todos los factores como rasgos de una verdad ineludible. Nada más valiente que asumir una verdad aunque duela. Si tras analizar variables, posibilidades y el panorama en general has sentido —o has tenido la certeza de— que no hay vuelta atrás y lo mejor es poner fin a algo que de prolongarse traería consigo consecuencias nefastas, entenderás a la perfección que no se trata de una opción cómoda ni mucho menos fácil. Justamente en alcanzar esa "lucidez" reside un beneficio ganado a duras penas. Un beneficio tortuoso, pero beneficio al fin. Nada está escrito en el amor. Si piensas que tu situación sentimental podría estar atravesando estos momentos de dudas, entonces tienes que leer estas poderosas razones para terminar aunque el amor siga presente como el primer día.



Podrás contar la historia sin que duela



Si tú escoges el momento en que te retirarás del juego y no tomas la decisión a causa de que algo haya ido mal o haya dejado de funcionar, no habrá nada que reparar, pues nada se habrá roto. El amor seguirá intacto y lo que tendrás que asimilar es la ausencia ,no la falta de amor, una traición o una infidelidad. El sentimiento seguirá sincero y fuerte sin importar cuánto tiempo pase, y cuando te acostumbres a estar sin esa persona que te hizo sentir, podrás contar su historia de amor con una sonrisa nostálgica y sin lágrimas en los ojos.



Te ahorrarás peleas, discusiones e incluso insultos



Cuando las relaciones se desgastan y el tiempo hace de las suyas, puede pasar que las cosas se calienten, las peleas se pongan más intensas e incluso uno o el otro use ese punto débil que por ser tu pareja conoce perfectamente para ganar una discusión sin darse cuenta de que en el camino se van perdiendo, es por eso que aunque duela un rato, cuando terminas la relación antes de dañarse, el dolor es diferente. Nunca se pierde el respeto y eso permite que su amor no se devalúe. Puedes terminar y avanzar sabiendo que estuviste con la mejor persona sin comprometer tus sentimientos o la idea que construyó sobre su persona contigo.



Jamás odiarás a la que fue tu pareja



A veces pasa que hasta te da pena admitir que anduviste con alguien y, aunque todos hemos tenido uno que otro desliz, la idea de estar con alguien es que sume a tu vida en todos los sentidos. Por eso no está bien que las relaciones lleguen a un punto en donde ni siquiera puedan verse o prefieran hacer como si esos dos últimos años de relación no hubieran existido. Y ése es otro punto a favor de decidirte a terminar antes de que te destruyan el corazón de otra forma. Simplemente no puedes odiar a la persona que te ha hecho sonreír innumerables veces y con la que deseabas compartir tu vida, aunque fuera un ratito.



Preservas los buenos recuerdos



Tal vez es la razón más importante y quizá también tenga un poco de todas las anteriores. Si terminas antes de que haya corazones rotos, te quedarás con la mejor parte. No habrá malos recuerdos que nublen los buenos tiempos ni tendrás que inventar justificaciones para hacerte sentir mejor respecto a alguna parte de la historia. Si corres antes de que haya daño, te mantienes a salvo abrazando los buenos recuerdos.

***

Si leíste este artículo demasiado tarde y estás en esa situación, puedes tomar un aspiro y algo de aliento con estas canciones.

TAGS: Corazones rotos Amor Desamor
REFERENCIAS:

Maru Vázquez


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

"Catfish": Todos los peligros a los que te enfrentas al hacer amigos por las redes sociales El día en que David Bowie renunció a la música para ser quien quería ser La misteriosa pirámide que apareció con el terremoto del 19-S e inspiró al Templo Mayor Series canceladas por Netflix 7 trucos de WhatsApp que debes conocer para aprovecharlo al máximo Los demonios más peligrosos de la historia de acuerdo al creador de la Iglesia de Satán

  TE RECOMENDAMOS