INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

9 zonas erógenas que no conocías y te ayudarán a tener mejores orgasmos

July 28, 2018

Diana Garrido

¿Sabías que se puede alcanzar el orgasmo con sólo tocar el cuerpo?


A veces, la piel resulta ser el órgano más incomprendido de todos pues, aunque está ahí protegiendo todo el interior, soportando el sol, el frío, el viento, quemaduras, infecciones, irritaciones, tatuajes y hasta el contacto con el polvo, nadie la reconoce como la heroína que es.


Esa capa gruesa y que hace evidente el paso del tiempo, debe ser premiada por la protección que brinda y no hay mejor trofeo que el estímulo sexual. Aunque no lo creas, la piel y el placer van de la mano, pues no hay mejor aliciente que masajear ciertos puntos con la finalidad de excitarse o de provocar gemidos que a su vez derivan en un orgasmo interminable y lleno se sensaciones únicas.



Sin embargo, un estudio realizado por la empresa Control asegura que 64 % de los jóvenes de entre 18 y 35 años no tienen idea de que el cuerpo posee más de 10 zonas erógenas y todas están posicionadas en lugares estratégicos como el cuello, la pelvis o los genitales. Pero, existen otras zonas que nadie ubica con facilidad y que resultan brindar tanto placer como el sexo mismo. ¿Las conoces todas?





-

Atrás de las rodillas


Esta zona resulta bastante sensible al tacto pues la mayoría de las terminaciones nerviosas del cuerpo culminan en esta zona, así que el contacto debe ser sutil o podría provocar cosquillas, más que excitación.




-

Cuero cabelludo


Resulta gratificante cuando una mano se introduce en medio del cabello y ejerce un masaje suave y largo. Conforme la excitación aumenta, la fuerza lo hace también, por ello, los jalones de cabello son tan recurridos en las relaciones sexuales.




-

Pies


Aunque son vistos más como un fetiche que como una zona poco explorada, son de gran ayuda cuando se estimulan antes del sexo. Los masajes son siempre buenos, pero al ser una zona sensible del cuerpo, tienen reacciones placenteras cuando entran en juego los besos o lamidas. Los pies están conectados nerviosamente con los genitales, así que son —probablemente— la mejor opción para el jugueteo previo.




-

Abdomen


El ombligo resulta ser una zona más sensible de lo que parece pues tiene terminaciones nerviosas que abarcan desde el ombligo hasta la pelvis. Su estimulación promueve el flujo sanguíneo a otras zonas erógenas como los genitales. Ejercer presión sobre esta parte activa los movimientos internos y el "cosquilleo" comienza a hacerse presente.




-

Las manos


El simple roce es capaz de activar una serie de terminales nerviosas que tienen como fin el centro del cerebro. Ésta zona sólo se activa cuando algo causa mucha excitación, en especial de carácter sexual. Por ende, resulta similar al estímulo causado por la excitación sexual, en especial cuando las manos tienen contacto con la boca, pues el cerebro lo asimila como una acción similar a la que tiene cuando el pene se introduce en la vagina.




-

Axilas


Lo ideal es acariciar con los dedos de manera muy suave, pues resulta una zona sensible a las cosquillas. Es recomendable que al pasar los dedos se haga de manera uniforme y conforme avance la acción, también aumente la velocidad para que los movimientos sean más profundos y con más fuerza. De este modo se estimula toda la zona cuyas terminaciones nerviosas se dirigen a los senos.




-

Orejas


Éstas están cargadas de receptores sensoriales, mismos que al ser acariciadas responden de manera favorable. Los sexólogos recomiendan jugar con ellas mientras se tiene el orgasmo pues lo intensifica considerablemente. De igual manera, funcionan las mordidas y los besos constantes, así como mordidas realizadas sólo con los labios.




-

La cara


Rara vez una pareja toca su rostro entre sí y lo acaricia con el fin de provocarse excitación. Sin embargo es una experiencia incomparable, pues en las mejillas hay una serie de terminaciones que se dirigen a la boca y a las orejas. Ambas son zonas eróticas, por lo que puede ser una gran opción para empezar con el juego.




-

Tobillos


Sorprendentemente, es una de las zonas más erógenas del cuerpo, pues luego de un estudio realizado en Carolina del Norte se llegó a la conclusión de que es una zona bastante sensible por la delgadez de la piel. Tan es así que acariciar y tocar esta parte puede provocar tanto placer como el sexo.




-

No necesitas recurrir a las mismas zonas de siempre para provocar placer en la pareja, el objetivo es explorar y buscar aquellos puntos débiles, mismos que funcionan como catalizadores del placer y del amor. Hay que tener en mente que no todo es como se nos enseña, existen muchos otros caminos, como la piel y sus puntos sensibles, para conseguir aquello que a todos emociona: un orgasmo.

TAGS: Sexo Erotismo Relaciones de pareja
REFERENCIAS: Glamour EME Glamour

Diana Garrido


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Colores de cabello que te hacen ver mayor Trucos de maquillaje si tienes párpados caídos Fotografías de John Moore de la migración en la frontera entre Estados Unidos y México 8 pasos para identificar si eres egoísta durante el sexo Fotografías de Omar Martínez Noyola de cómo viven los haitianos en Tijuana Las 10 ciudades con más infieles en México

  TE RECOMENDAMOS