NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

El asesino que pudo haber inspirado el rostro que conocemos de Jesucristo

14 de diciembre de 2017

Diego Cera

Es posible que todo este tiempo le hayamos estado rezando a la imagen viviente del pecado sin siquiera darnos cuenta...


Sería divertido hacer una lista de todos los Jesucristos que han existido a lo largo de nuestra historia. No importa su nombre o si murieron a los 33 años, los llamamos así por su aspecto. Cabello largo, barba cerrada y una actitud mesiánica que provoca que medio mundo quiera seguir sus pasos y los convierte en unos verdaderos hijos de Dios venidos al mundo simplemente por su look, como Al Cisneros o Jared Letto.



Detrás de la imagen de Jesucristo existe una estética que vale la pena analizar. A pesar de que para nosotros el gran referente de esta imagen con abundante cabellera y vello facial sea Robert Powell, quien en 1997 protagonizó una miniserie acerca de los últimos días de Jesús, lo cierto es que el actor está muy lejos de haber implantado dicho estilo. Su rostro aparece en una innumerable cantidad de propaganda religiosa; playeras, tazas, pósters e incluso cuadros a los que la gente le enciende de vez en cuando algún cirio. Sin embargo, el molde lleva siglos siendo el mismo.



En cada punto del planeta existe una forma muy específica de representar a Jesús, no obstante, todas recaen siempre en el estereotipo que nos encontramos en cada templo que visitamos. ¿Será que alguno de sus conocidos dejó un retrato más o menos detallado, o se trata de una oscura estrategia de la cual apenas tenemos algunos indicios? Probablemente hoy sea complicado llegar a una conclusión sobre dicho asunto, aunque si observamos con atención las representaciones pictóricas de Cristo, centrándonos especialmente en los momentos previos y posteriores a las cruzadas nos encontraremos con algo realmente curioso.



Hay un grupo de personas que afirman que antes de la Guerra Santa, el rostro de Jesucristo, aún en Europa, correspondía al de una persona de Medio Oriente. Sin embargo, apenas comenzaron las batallas, algunos de sus protagonistas simplemente decidían no matar a sus contrincantes por el hecho de ver en sus rostros a su eterno salvador. Por ello, corren rumores de que, por órdenes del polémico papa Alejandro VI, el rostro del mesías sería sustituido por el de su hijo ilegítimo Cesare Borgia; el mismo hombre que presuntamente había asesinado a su hermano por un asunto de celos ahora era la nueva representación de Jesucristo.



Para apoyar esta teoría, algunos historiadores se basan en la comparación del cuadro La lamentación sobre Cristo muerto, pintada por Giotto di Bondonde, en 1305, con los retratos que tenemos de Cesare, argumentando que cuando a Jesús no se le representaba con un símbolo, el rostro que le era otorgado no era precisamente el de un hombre agraciado.



Aunque aún no existen pruebas suficientes para asegurar que esta teoría sea cierta, hay quienes confían ciegamente en ella, pues dicha imagen pudo haber servido de mucho en el proceso de limpiar el nombre de Cesare de ese asesinato que tampoco ha podido ser resuelto. Finalmente, cualquiera que sea el caso, esto nos pone a pensar muy seriamente en la verdadera identidad de aquella persona que, clavada en un madero, nos vigila tratando de que "su sacrificio" no haya sido en vano.



TAGS: Dios Religión Datos curiosos
REFERENCIAS: Ranker

Diego Cera


Articulista Senior

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

16 cosas que no sabías que le pasarán a tu cuerpo al morir Los mejores cortos sobre asesinos y tus peores fobias que puedes ver en menos de 1 min 15 tatuajes que puedes hacerte con tu pareja para prometerse amor eterno 10 formas de adelgazar la cintura sin ponerte a dieta 25 ilustraciones eróticas de Chelsea Zahara S que te recordarán las escenas porno más perversas Trucos de maquillaje que puedes intentar para adelgazar tu rostro

  TE RECOMENDAMOS