NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

La teoría del dios extraterrestre que enseñó a las culturas antiguas todo lo que sabían

February 22, 2018

Alejandro I. López

A pesar de que imaginar que los primeros humanos tuvieron contacto extraterrestre resulta emocionante e inspirador, lo cierto es que no existe indicio alguno ni bases de ningún tipo para creer que tal escenario pudo ocurrir en realidad.



¿Por qué las culturas antiguas sabían tanto de astronomía?

¿Cómo hicieron para conocer con precisión el cielo nocturno y el movimiento de los astros?

¿Cómo construyeron monumentos megalíticos y perfeccionaron las técnicas hasta levantar pirámides y templos que escapan de las dimensiones humanas?

¿Por qué un sinfín de culturas desaparecieron repentinamente? En resumen:


¿Cómo lo hicieron?



Esta pregunta engloba milenios de curiosidad sobre las habilidades que poseían las culturas antiguas, especialmente las referentes al arte, la construcción de pirámides o la aparición de símbolos inquietantes en sarcófagos, estelas y tumbas.


El conjunto de tales dudas ha llevado a plantear distintas explicaciones, entre ellas una particular que cobró una fuerza impensada desde hace algunas décadas: la teoría de los antiguos astronautas.


Según esta hipótesis, en algún momento del pasado remoto, los homo sapiens tuvieron contacto con alguna clase de vida extraterrestre de inteligencia superior, misma que fue adorada gracias a su conocimiento, el cual transmitieron a los humanos. Los defensores de esta teoría aseguran que tal contacto contribuyó en definitiva a desarrollar los saberes humanos, la ciencia, la técnica y las artes, entre otras habilidades.


¿Es posible que los primeros humanos hayan tenido algún contacto con seres extraterrestres que poseían conocimientos superiores?



Más allá de los ejemplos más populares, como la construcción de las pirámides de Egipto o la lápida de Pakal (que representa el descenso del gobernante al inframundo y no una “nave espacial” como algunos pseudocientíficos quisieron hacer creer) y otras malinterpretaciones, el mejor ejemplo histórico de esta teoría es el mito de Oannes, una deidad hombre-pez que aparece en los relatos de la Creación según distintas culturas del Golfo Pérsico, como los sumerios, los acadios y los babilónicos. Se trató de un ser que vino del mar dotado de sabiduría, que enseñaba a la humanidad sobre artes y ciencias y era adorado como un dios:


«En el primer año hizo su aparición un animal dotado de razón, que se llamaba Oannes. Todo el cuerpo del animal era como el de un pez y tenía debajo de una cabeza de pez otra cabeza y también pies como los de hombre, subunidos a la cola de pez. Su voz y también su lenguaje era articulado y humano.

Este ser, durante el día solía conversar con los hombres; les enseñaba letras y ciencias y toda clase de artes. Les enseñó a construir casas, a fundar templos, recopilar leyes y les explicó los principios de la geometría (...). En poco tiempo les enseñó todo cuanto pueda tender a suavizar los modales y humanizar al hombre. Desde aquel entonces, tan universales fueron sus enseñanzas, que nada se ha añadido para mejorarlas».



En 1966, este mito llegó hasta los oídos de Carl Sagan, quien decidió conocer más sobre él e investigar a fondo sus raíces. Su inquietud al respecto le llevó a publicar Vida inteligente en el Universo con su colega Iósif Shklovski, una serie de conclusiones sobre la posibilidad de que haya ocurrido un contacto extraterrestre-humano en el abrir y cerrar de ojos que nuestra especie lleva en este planeta.


Después de argumentar a favor y en contra, el escepticismo y la mentalidad científica que caracterizaban al autor de Pale Blue Dot (1994) le llevaron a una conclusión:


«No hay datos fidedignos de contacto directo con una civilización extraterrestre en los últimos siglos, cuando se han difundido bien los eruditos ecuánimes y los razonamientos no supersticiosos. Cualquier leyenda de contacto anterior viene gravada con cierto grado de embellecimiento lleno de fantasía, debido simplemente a los puntos de vista que prevalecían en la época del contacto».



Tiempo después el mismo Sagan decidió reafirmar este punto en The Demon-Haunted World (1995), luego de ser testigo de cómo la teoría de los alienígenas ancestrales cobraba popularidad como un tema pseudocientífico sin fundamentos y se expandía entre los saberes populares:


«En un libro publicado en 1966, Intelligent Life in the Universe, yo mismo y el astrofísico soviético I. S. Shklovski hemos discutido esta última posibilidad. Tras examinar un amplio muestrario de artefactos, leyendas y folklore de las más diversas culturas, llegamos a la conclusión de que ninguno de los supuestos indicios proporcionaba pruebas mínimamente convincentes de un eventual contacto extraterrestre. En todos los casos analizados existen explicaciones alternativas mucho más plausibles y que se fundamentan siempre en habilidades y comportamientos humanos».


A pesar de que imaginar que los primeros humanos tuvieron contacto extraterrestre resulta emocionante e inspirador, lo cierto es que no existe indicio alguno ni bases de ningún tipo para creer que tal escenario pudo ocurrir en realidad.



La ciencia requiere de evidencia y cualquier afirmación de conocimiento necesita pruebas más allá de los deseos personales para ser aceptada como tal. Conoce más sobre Sagan luego de leer “Un amor cósmico: Carl Sagan y la más bella coincidencia espacio-temporal”. Descubre cuáles son los objetos humanos que más lejos se encuentran en el Universo y la información que llevan consigo en “Carl Sagan y el mensaje de la humanidad para una civilización extraterrestre”.


TAGS: Universo Ciencia
REFERENCIAS:

Alejandro I. López


Editor de Historia y Ciencia

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

¿Cómo curar un corazón roto? "Hay una luz que nunca se apaga" - The Smiths "One, Two, Three, Four!" Ramones Mujeres que cambiaron la música All You Need Is Love - The Beatles Películas que predijeron los gadgets de hoy

  TE RECOMENDAMOS