INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

10 cosas que no sabías sobre Maximiliano de Habsburgo

November 29, 2017

Rodrigo Ayala Cárdenas

Ha sido uno de los personajes que tuvo que sostener diversas batallas por todos los frentes al contar con poco apoyo y simpatía en territorio mexicano.



En su libro Maximiliano, emperador de México, el historiador Carlos Tello Díaz se introduce en la vida del que fuera uno de los personajes más polémicos en la historia de nuestro país. En sus páginas nos revela que Maximiliano de Habsburgo (cuyo nombre real era su nombre completo: Ferdinand Maximilen Joseph Maria Von Österreich) recibió en su niñez el diminutivo de Max, que conoció al escritor y poeta danés Hans Christian Andersen, que desde temprana edad mostró una inquietud por la poesía o que era capaz de estudiar 45 horas a la semana.


Curiosidades aparte, Maximiliano tuvo que sostener diversas batallas por todos los frentes al contar con poco apoyo y simpatía en territorio nacional. Llegó a México apoyado por los conservadores, quienes querían ostentar un régimen imperial que le devolviera el poder a la Iglesia, contrario a los liberales comandados por Benito Juárez. Sin embargo, el europeo demostró que su política era incluyente y resultó más liberador que imperialista, apoyando incluso las mismas Leyes de Reforma de Juárez. Rápidamente, aquellos que lo habían traído le volvieron la espalda.



Su esposa, la famosa emperatriz Carlota, también ha sido objeto de todo tipo de radiografías y estudios para desentrañar el carácter de una de las mujeres más emblemáticas de la historia de México. Por otro lado, Maximiliano fue un instrumento de Napoleón III para contener la influencia que los Estados Unidos estaban teniendo en el resto de América Latina, lo cual afectaba los intereses de Francia. Estos datos y algunos más podrás leer aquí para conocer más sobre este paradójico personaje, admirado por algunos y odiado por otros:



1

El 28 de mayo de 1864, Maximiliano de Habsburgo arribó al puerto de Veracruz en compañía de su esposa, la emperatriz Carlota, a bordo de la fragata de guerra Novara. Al ver el frío recibimiento del pueblo veracruzano, dicen que ella derramó lágrimas de tristeza y consternación. Caso contrario ocurrió en Puebla y la Ciudad de México donde hubo un gran júbilo para recibir a los emperadores.




2

Se instalaron en el Castillo de Chapultepec y Maximiliano mandó construir un camino que lo conectara directamente desde su nuevo hogar hasta la sede de su gobierno en el centro de la Ciudad de México. Este lugar recibió el nombre de Paseo de la Emperatriz, actualmente Paseo de la Reforma.




3

Juan Nepomuceno Almonte, hijo del libertador José María Morelos y Pavón (líder, ideólogo y bastión en la Guerra de Independencia de México), fue uno de los que viajaron hasta la residencia de Maximiliano en Europa como parte de la comitiva que solicitó al europeo hacerse cargo de la corona del país.




4

Era un ferviente coleccionista de mariposas, insectos a los que cazaba en expediciones al interior del país mientras su esposa Carlota, inexperta al mando de una nación, se quedaba al frente del gobierno de México.




5

Fue el primero en celebrar el grito en Dolores Hidalgo, Guanajuato, sitio donde se inició la lucha por la Independencia de México; los historiadores y cronistas nos dicen que el Emperador acudió vestido de charro en un claro alarde de patriotismo o con la intención de conectar con el pueblo reunido para verlo.




6

Se mostró paternal y caritativo con las clases más bajas del país a las que estuvo dispuesto a ayudar, aunque no lo logró en su mayor parte. Una de las iniciativas más sonadas a favor de los más necesitados ocurrió cuando se negó a que la Iglesia recuperara su poder de antaño.




7

También prohibió los castigos físicos y se aseguró de que los trabajadores recibieran su paga en monedas. Asimismo, limitó las horas de trabajo, evitando de esta manera los abusos por parte de los patrones.




8

Cuando en Francia se enteraron de que Maximiliano estaba condenado a ser fusilado en el Cerro de las Campanas, el escritor francés Víctor Hugo y el patriota Giuseppe Garibaldi escribieron una carta al presidente Benito Juárez para solicitar que le fuera perdonada la vida.




9

Murió en la ciudad de Querétaro, el 19 de junio de 1867. Mientras era conducido por un fuerte dispositivo de tropas de seguridad al lugar de su ejecución dijo que aquél era «un bello día para morir». Antes de ser fusilado, sus últimas palabras fueron «Voy a morir por una causa justa, la de la Independencia y la libertad de México. Que mi sangre selle las desgracias de mi nueva patria. ¡Viva México!»




10

Al momento en que se quiso meter el cuerpo en su ataúd, se dieron cuenta de que no cabía debido a lo alto que era. Sus pies entonces asomaban a través de la tapa semicerrada del ataúd y un reguero de sangre dibujaba una línea roja mientras era llevado a una iglesia cercana. Al momento de su embalsamamiento, los doctores lucraron con el cadáver dejando pasar a grupos de morbosos que quisieran ver el cuerpo a cambio de dinero. Vendieron partes de su cabello y barba y prestaron la camisa con agujeros de bala a un fotógrafo para que extrajera imágenes, las cuales vendió como postales de recuerdo.



En su trayecto hacia la Ciudad de México, el cuerpo volcó en un arroyo de aguas negras, por lo que fue necesario embalsamarlo de nueva cuenta. Benito Juárez se presentó para presenciar el cuerpo por última vez y comentó: «Era alto este hombre, pero no tenía buen cuerpo; tenía las piernas muy largas y desproporcionadas». Después agregó: «No tenía talento, porque aunque la frente parece espaciosa, es por la calvicie».


-

La historia tiene múltiples visiones y versiones y Maximiliano no está exento de ellas, pues existe una teoría que afirma que tal vez el Emperador haya fingido su fusilamiento y que Juárez le haya perdonado la vida. Si esto fuera cierto, estaríamos ante una de las mentiras históricas que todos los mexicanos creímos ciertas durante varios años.


TAGS: Independencia de mexico Datos curiosos historia de méxico
REFERENCIAS: Presidentes Nexos Excélsior

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Guía rápida para entender el mapa del metro de la CDMX Planning Your Next Holiday? Let The Stars Guide You To A Latin American Destination Here's Everything You Need To Know To Protect Your Pet During A Natural Disaster Poema para aprender a "amar sin enamorarse" Fotografías de James Mollison que muestran la realidad infantil alrededor del mundo Ropa y accesorios de tu adolescencia que desearás no haber tirado

  TE RECOMENDAMOS