Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

HISTORIA

Plutarco Elías Calles, el presidente de México que desató la Guerra Cristera

Por: Regina Nava18 de septiembre de 2017

Plutarco Elías Calles fue presidente de México de 1924 a 1928, en su mandato se desató la guerra cristera

Plutarco Elías Calles nace un 25 de septiembre de 1877 en Guaymas, Sonora. Es descendiente de una de las familias más importantes históricamente, incluso se podría decir que sus antepasados eran la más pura expresión de una dinastía sonorense. A finales del siglo XVIII, su antecesor Francisco Elías González de Zayas llegó a poseer hasta 250 mil hectáreas en el valle de San Pedro Palominas; pero con el tiempo estas riquezas comenzaron a decaer debido al abandono y la poca utilidad que se les daba. Para la época de Plutarco Elías Lucero —padre de Plutarco—, la familia contaba sólo con aproximadamente 20 mil de éstas.

Te puede interesar: Quién fue Lázaro Cárdenas y cuáles fueron sus aportaciones

A pesar de que se trataba de un buen patrimonio, el padre de Plutarco jamás supo sacarle provecho —a diferencia de sus hermanos Rafael, Alejandro y Manuel. Decidió alejarse y llegó a Guaymas, donde se unió libremente con María de Jesús Campuzano y juntos trajeron al mundo al futuro “Jefe Máximo” y a su hermana, María Dolores. Pero al poco tiempo Plutarco Elías padre decide que no puede ver por su familia y regresa a San Pedro Palominas, donde encuentra gran consuelo con su viejo y fiel amigo: el alcohol.

La madre del pequeño Plutarco muere en 1880, y en consecuencia él queda bajo el cuidado de su tía materna, María Josefa, y su esposo, Juan Bautista Calles —es por eso que hereda este apellido. Su verdadero padre se desentiende y casi no ve por él, así que en 1896, a sus 19 años, emprende el viaje a San Pedro Palominas y se entera de la riqueza que posee su familia.

Ver: 11 personajes de la Revolución Mexicana

Desde chico vive de cerca el conflicto entre el Estado y la Iglesia. A lo largo de su vida, emprende diferentes profesiones: profesor, labriego, tesorero municipal y hasta gerente de un molino harinero. Pero ese viaje en lo profesional lo llevó a encontrar su vocación: comisario. En este puesto comienza su ascenso hacia el poder, el 4 de agosto de 1915 Carranza lo nombra gobernador provisional de Sonora y meses después toma el cargo de forma oficial.

Durante el periodo conocido como el Maximato, sus primeras acciones incluyen reformar la instrucción pública, la justicia y la agricultura. Abre escuelas en cualquier lugar que posea más de 500 habitantes, implementa una nueva legislatura civil y penal, promueve mejores salarios y crea un banco agrícola.

Como buen pedagogo, comisario y labriego que había sido hace un tiempo, prohíbe la fabricación, venta e importación de cualquier producto alcohólico. Para demostrar que sus órdenes debían seguirse al pie de la letra, ordena el fusilamiento de un borracho en Cananea.

Leer: La primera mujer revolucionaria de México y otras historias de Tenancingo de Degollado que quizá no conoces

A todo esto se le suma la expulsión de todos los sacerdotes católicos en Sonora y la creación de las escuelas Cruz Gálvez para los huérfanos de la Revolución. Ya en 1924, antes de asumir la presidencia, viaja a Europa y visita Alemania, Prusia y París; de ahí se dirige a Estados Unidos y se empapa de la ideología socialdemócrata y regresa para tomar el puesto el 1 de diciembre de ese mismo año.

Además, crea el Banco de México y el Banco Nacional de Crédito Agrícola basándose en las ideas adquiridas en su viaje. Igualmente pone empeño en desasociar la religión de la educación de manera radical. Es a partir de estas duras políticas cuando comienzan los conflictos de la muy conocida Guerra Cristera que estaba ya presente desde 1913, pero explota en 1925 cuando Calles exige el cumplimiento estricto de los artículos 3 y 130, al tiempo que expide la Ley Calles.

No te pierdas: ¿Cuántos presidentes ha tenido México en toda la historia?

Es notoria —e inevitable— la influencia de la vida personal de un presidente en sus acciones gubernamentales. En cuanto a Calles, se puede deducir que el resentimiento hacía la Iglesia como institución proviene de ser considerado ilegítimo toda su vida. Además, a lo largo de su vida siempre demostró una gran preocupación por la educación, así que no sorprende que haya querido separarla de manera tajante de la religión. Por otra parte, el abandono, el alcoholismo y el descuido de su padre, son actores que influyeron en la gubernatura y presidencia del muy conocido Jefe Máximo.

**

Si quieres conocer más sobre la historia de México, te recomendamos leer estas 6 novelas. Además, te compartimos este artículo sobre los 5 momentos cruciales que pudieron cambiar a México para siempre.




Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: