INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

De las pasarelas a la pista, historia de la danza que liberó a la comunidad LGBT+ afroamericana

3 de octubre de 2018

Ixchel Luque

La historia del Voguing, la danza de la comunidad LGBT+ afroamericana, no nos habla solamente del baile, las luces o la indumentaria extravagente; sino de una lucha por la libertad de expresión.



Al ritmo del “strike a pose, strike a pose, Vogue, Vogue, vogue" entonado por la voz de la reina del pop, Madonna, podemos ver a través de su video cuerpos que se mueven con elegancia, en perfecta simetría; sus manos, piernas y torsos forman poses extraordinarias, simulan con sus movimientos los jeroglíficos egipcios o a las modelos de la revista Vogue. Y no, no se trata de una pasarela de moda o de un video detrás de cámaras de una sesión fotográfica de la aclamada revista, Madonna está poniendo por primera vez ante los ojos del mundo a la —hasta entonces ignorada— cultura ball, en específico a su baile representativo: el voguing.





El voguing es una forma similar y moderna del house dance, tomó popularidad gracias al icónico video de Madonna y al documental de Paris Is Buring (Livingston, 1991), un filme sobre la cultura del ballroom a finales de los 80 en Nueva York, que también habla sobre la marginación y la resistencia en estos grupos minoritarios —la mayoría era integrada por gays afroamericanos, latinos y mujeres transgénero. Pero su historia no inicia aquí. Este baile surgió en los barrios de Nueva York a mitades del siglo XX en lo más recóndito la escena underground. Lejos de los reflectores de las pasarelas, estas poses de supermodelos se dieron bajo el sonido del house, las luces y la indumentaria extravagante como un grito de creatividad y libertad ante la constante represión.





La comunidad LGBT+ afroamericana encontró en el voguing una forma de liberar el cuerpo y utilizarlo como una forma de manifestación. Las fiestas del danceball eran el refugio para la comunidad que buscaba olvidarse de la segregación racial y la homofobia a la que se enfrentaban en el día a día. Esta expresión artística ayudó a que sus cuerpos manifestaran su independencia, individualidad, aceptación y amor propio.





Este singular baile se convirtió en la bandera de representación de quienes buscaban reencontrarse consigo, y con ello lograron crear un espacio para convivir abiertamente con los miembros de su comunidad. Los eventos ball se convirtieron entonces en un refugio libre de hombres blancos y heterosexuales, lo que les permitía expresar su identidad y manifestarse políticamente con sus cuerpos en contra de las normas establecidas. 





La cultura ball y su baile característico se han mantenido vigentes. Aunque con el paso de los años ha adoptado nuevos estilos. Actualmente, se habla de tres tipos de voguing: el clásico, el moderno y el vogue fem. El clásico se reconoce por recrear con sus cuerpos los jeroglíficos egipcios y las poses de las modelos de alta costura que caminan por la pasarela; el moderno ha agregado los “clics”, que consisten en contraer las extremidades para demostrar su flexibilidad; y por último, el vogue fem consiste en movimientos femeninos exagerados, influenciados por la música jazz y la danza moderna.





Después de que Madonna sacara a la luz este baile, parecía que se había guardado por un rato en el baúl de los recuerdos. Hasta que recientemente artistas como Katy Perry, FKA Twigs, Rihanna e incluso el director Ryan Murphy —con su serie Pose—, sacaron a la luz nuevamente esta expresión artística. El voguing se ha extendido a lo largo del mundo, por Europa, México y otros países de Latinoamérica donde esta práctica toma cada vez más fuerza 





**


Aquí te compartimos 12 películas para entender el orgullo LGBT; o si la literatura es tu hitcon estos libros podrás comprender los derechos de los homosexuales a través de la historia.



TAGS: Danza Orgullo Gay crowdsourcing
REFERENCIAS:

Ixchel Luque


Colaborador

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Hocus Pocus: 30 fotos del antes y después del elenco Cosas que nos avergonzarán de la cuarta temporada de Narcos en México Qué significan las etiquetas de tu ropa y por qué tus prendas lucen percudidas Los 9 desafíos que tiene que superar tu alma después de la muerte según los mexicas Sinister Colonial Ghost Stories: The Breath Of The Devil 5 impactantes datos que no sabías sobre el cáncer de mama

  TE RECOMENDAMOS