Cómo tomar grandiosas fotografías de desnudo

Cómo tomar grandiosas fotografías de desnudo

Por: Julieta Sanguino -


El desnudo ha estado presente desde las antiguas civilizaciones. Los griegos por ejemplo, a través de sus esculturas moldeaban hermosos cuerpos para representar a sus dioses en mármol. Hicieron estudios y tratados para lograr un cuerpo más natural, sin la rigidez de las estatuas egipcias. En el Renacimiento, la mayoría de pintores y escultores, realizó estudios para perfeccionar la representación de desnudos y en épocas posteriores, el desnudo cobró relevancia en obras del barroco o la época moderna. Pero con la introducción de la fotografía, el cuerpo al natural tuvo una nueva significación, los fotógrafos plasmaron la perfección de los cuerpos más bellos a través de sus fotografías y realizaron experimentos de collage a través de sus modelos sin ropa.

Los primeros días de la fotografía al desnudo fueron difíciles porque la aceptación social y del arte la relegaban. La consideraban una insolencia visual por su gran realismo. Incluso las imágenes que se realizaban para exposiciones o tratados médicos fueron censuradas y poco aceptadas. Muchos fotógrafos optaron por realizar fotografías para los pintores, que optaron por retratar a las modelos en lugar de pedirles que posaran durante horas.


Margaret Cameron y Henry Peach Robinson comenzaron con una nueva corriente artística exclusiva de la fotografía, llamada pictoralismo o impresionismo fotográfico, y fue ahí, cuando por fin, los desnudos fotográficos fueron aceptados. Los hermanos Eastman realizaron una nueva y pequeña cámara Kodak y todo el vulgo comenzó a experimentar la sensación de ser fotógrafo a través de ellas.

Después de su aceptación, muchos fotógrafos recurren al desnudo para plasmar erotismo, amor, sensualidad o simplemente la naturaleza del ser humano. Helmut Newton, Spencer Tunick, Man Ray o Elliot Erwitt, han sido algunos de los que, a través de composiciones corpóreas, han logrado hacer de la fotografía del desnudo un arte. Sus obras permanecen en nuestra mente y en muchas ocasiones, quisiéramos realizar un trabajo tan impactante como el de ellos. La fotografía de desnudos no parece acabar, probablemente por la belleza o el morbo que causa y une a los espectadores y artistas en una comunión particular, pues, al ver esa pieza, se dan cuenta que hay mucho más que un cuerpo sin ropa. La significación es profunda y es mucha más la que la sociedad le da.

cristobal manuel desnudo
Cuando empiezan, muchos fotógrafos deciden hacer fotografías de desnudos, pues tener un cuerpo natural y sin ropa frente a la lente, se convierte en todo un reto: los prejuicios y el tabú lo convierten en una tarea compleja, la incomodidad es grande, el rubor penetra profundamente en el rostro de los participantes y hacer que aquel que posa luzca natural se complica.

Te damos 10 consejos para que tomes las mejores fotografías al desnudo. 


1. Tener una idea clara

Aunque suene obvio, muchas personas deciden empezar sin saber qué concepto buscan plasmar en sus fotografías. Es el punto de partida el que logrará que tus fotografías puedan transmitir el discurso que buscas. Igual que una tesis o un trabajo de investigación, en la fotografía debes tener claros tus objetivos y aquello que buscas transmitir. 

Puedes comenzar mirando fotografías de otros para entender cómo logran transmitir los detalles, cómo realizan las poses, los encuadres y la composición.

fotógrafos de desnudo

2. Encontrar a tu modelo ideal

Lo ideal, cuando empiezas a tomar fotografías de desnudo, es comenzar con personas cercanas con las que haya confianza, pues así lograrás romper el hielo más fácilmente. Sin no tienes amigos que quieran contribuir a tu obra, puedes utilizar el intercambio TFCD, un intercambio entre el fotógrafo y el modelo que no involucra dinero, sino que quien posará revisa las fotografías de la sesión y escoge aquellas que puede utilizar, el fotógrafo puede regalárselas y puedes contribuir a su portafolio de presentación. Encontrar a un modelo adecuado es sumamente importante, pues en esto radica que el mensaje del discurso sea claro.



3. La sesión

Más que en ningún otro tipo de fotografía, en los desnudos es importante tener todo bien planificado para sacar el máximo provecho. Determinar el tiempo, el lugar y lo que se necesitará para la sesión es fundamental. Saber si utilizaremos luz natural o artificial, el maquillaje y vestuario que requeriremos para la sesión es parte del proceso.

La situación debe mantenerse lo más relajada posible, en la que cada uno sepa lo que tiene que hacer. Podemos tener a alguien más que nos ayude, sobre todo para que la situación no se torne tensa. Enfrentar un cuerpo desnudo puede hacer que la situación provoque nuestros miedos e inseguridades, puesto que nos podemos cohibir, por lo que una planificación adecuada ayudará a que todo fluya de manera más natural.


4. Tener claro lo que queremos retratar

Muchas veces, el resultado de una fotografía al desnudo puede ser hermoso, pero en ocasiones se convierten en fotografías eróticas o pornográficas, por lo que es importante que quede claro qué es lo que queremos hacer y hablarlo con la modelo.


5. Crea un ambiente cómodo

Si no hablamos y sólo nos dedicamos a capturar las poses de la modelo, el clima se tornará tenso. Nuestra modelo debe sentirse a gusto, por lo que lo mejor es iniciar una charla cotidiana. Si notas que el ambiente comienza a tornarse tenso y crees que es necesario parar la sesión, hazlo. Recuerda que todo se reflejará en la fotografía.



6. Utiliza música de fondo 

Es indispensable para que el ambiente se haga mucho más ligero. Poner música evitará los silencios incómodos y hasta puede ayudar a crear temas de conversación. Una música tranquila llenará los silencios y calmará los nervios.



7. Un equipo adecuado

No es necesario un equipo especial pero sí tener una óptica de entre 35 mm y 120 mm, un trípode y reflectores. 


8. La iluminación

Podemos utilizar una luz natural o artificial, pero con la idea clara de que la iluminación es la clave. Se puede utilizar la luz natural y reforzarla con luz de una lámpara o un punto de luz con flash. Es importante saber cómo iluminar un cuerpo desnudo pues esto ayudará al discurso que queremos transmitir. Podemos jugar con los elementos de la escena, los planos y la temperatura del color. Para potenciar las formas nos ayudamos de la luz dura, y si buscamos hacer énfasis en las texturas, podemos utilizar luz suave.


9. La pose es una colaboración


Decidir si lo que queremos transmitir requiere mostrar explícitamente o solamente sugerir, es algo que debemos tener claro desde el principio. Con las poses naturales lograremos hacer énfasis en la belleza de las facciones o la mirada. También podemos jugar con poses creativas que creen mundos nuevos fantásticos, a través de las poses y la ambientación, lograremos darle sentido a la manera en la que nuestra modelo luzca.

Las poses deben ser parte de una colaboración entre el modelo y el fotógrafo, por lo que es importante conocer la opinión de quien nos permitirá retratar su cuerpo, sus ideas pueden ser una clave fundamental para nuestro trabajo, puesto que se sentirá más cómodo y agradecido de ser escuchado.


10. Indaga y conoce a los mejores fotógrafos de desnudos, ellos serán tu guía

Inspirarnos en los grandes maestros de la fotografía de desnudos nos ayudará y orientará para realizar un trabajo perfecto. Tom Killey, Elliott Erwitt, Man Ray, Robbert MapplethorpeAnnie Leibovitz, son grandes personalidades de las que podemos aprender temáticas, objetivos y maneras de hacer fotografía de desnudos. Otros como Helmut Newton o Patrick Demarchelier aportaron grandes estilos al mundo de la moda a través de sus fotografías de desnudos. 




Te puede interesar: Close up, la belleza al desnudo


***

Referencia: Xataka


Referencias: