Adolfo Hitler, el artista
Arte

Adolfo Hitler, el artista

Avatar of Lucia

Por: Lucia

22 de febrero, 2013

Arte Adolfo Hitler, el artista
Avatar of Lucia

Por: Lucia

22 de febrero, 2013

Adolfo Hitler es recordado por haber sido el líder del partido Nazi y quien llevara a Alemania a detonar la Segunda Guerra Mundial bajo un régimen totalitario a finales de la década de los 30, hasta mediados de los años 40.  

Generalmente retratado como una persona estricta y fría, es difícil imaginar a Hitler interesado en algo más allá de la política, la milicia y la superioridad de la raza aria, de no ser porque, aún siendo joven, antes de la Primera Guerra Mundial, Adolfo Hitler considerara a la pintura como posible carrera y sustento.

hi9

Entre 1908 y 1913, Hitler vivió en Vienna, donde desarrolló un amplio interés por el arte y produjo una serie de trabajos entre pinturas, acuarelas y dibujos para ganar dinero. Sin embargo, su obra no obtuvo el reconocimiento suficiente y fue hasta finales de la Segunda Guerra Mundial cuando sus pinturas, así como artículos personales, fueron recaudados e incluso subastados.

Las ambiciones artísticas de Hitler se vieron disminuidas al fallar dos veces el examen de admisión a la Academia de Bellas Artes de Vienna, en 1907 y 1908. Algunos miembros de la institución reconocieron su talento y le invitaron a aplicar al programa de la Escuela de Arquitectura, pero él lo rechazó.

Tras esta decisión siguió frecuentando los cafés de Münich, donde se reunían artistas ya establecidos, con la esperanza de encontrar apoyo de parte de alguno de ellos y lograr, así, convertirse en pintor. Mientras tanto, comenzó a vender pequeñas postales en las que reflejaba escenas de la vida cotidiana y paisajes.

 


https://img.culturacolectiva.com/content/2013/02/hit11.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/02/hit7.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/02/hit8.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/02/hit3.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/02/hit10.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/02/hit1.jpg

 

Durante su estadía en Vienna, Hitler se puso en contacto con Samuel Morgnestern, un hombre de negocios quien actuó como un primer promotor y vendedor de su obra; irónicamente, los primeros compradores fueron de origen Judío. Con 21 años, Hitler pintó su primer autorretrato, éste fue descubierto hasta 1945 en Essen, Alemania.

A los 25 años, en 1914, Hitler sirvió en la Primera Guerra Mundial, en ésta continuó con el desarrollo de sus pinturas, mostrando un cambio de estética en sus obras. Si bien sus primeras piezas se basaban en paisajes muy detallados, exaltando la belleza arquitectónica y la armonía del espacio, las obras que realizó durante este periodo se volvieron más caóticas, simples, que podrían considerarse caricaturas y otras casi bocetos, al tiempo que comenzó a darle mayor importancia a una persona u objeto en lugar de   plasmar en su trabajo una panorámica general.

hit4


A través de su obra se puede apreciar su fascinación por los pequeños detalles, la naturaleza y los animales, pues también realizó diversas pinturas retomando a la naturaleza muerta, flores y perros.

Su temática era simple: algunos críticos piensan que Hitler no tenía talento para la pintura, basando sus argumentos en la falta de personas dentro de sus paisajes, en los que la importancia recae en las estructuras arquitectónicas, casas de campo y, durante la guerra, en paisajes desolados, en ruinas, así como tanques y material militar.

 


https://img.culturacolectiva.com/content/2013/02/hit5.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/02/hit12.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/02/hit15.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/02/hit13.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/02/hit16.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/02/hit14.jpg

 

Con el fin de la guerra y el dominio del partido Nazi: documentos, archivos personales y las pinturas de Hitler fueron recolectados por militares estadounidenses y, hasta la fecha, se encuentran guardados en sus archivos históricos y políticos, muchos de ellos fuera del acceso público.

 

Sin embargo, algunas pinturas que fueron adquiridas por coleccionistas privados, así como varias obras, han sido subastadas por miles de dólares; justo, en 2012, una de éstas llegó a los 42 mil 300 dólares en una subasta realizada en Eslovaquia.


hit2


No sabemos si compraríamos una obra del Führer, lo que sí se sabe que existen muchos coleccionistas de artículos y memorabilia Nazi o de la II Guerra Mundial. Mientras tanto, aquí presentamos algunas de sus pinturas para que juzguen si Hitler alguna vez pudo ser “artista”.

Para ver más de sus pinturas da click aquí.


Referencias: