Cultura sin culpa, una manera de hacer ciudad
Arte

Cultura sin culpa, una manera de hacer ciudad

Avatar of Jennyfer Ordaz

Por: Jennyfer Ordaz

12 de mayo, 2016

Arte Cultura sin culpa, una manera de hacer ciudad
Avatar of Jennyfer Ordaz

Por: Jennyfer Ordaz

12 de mayo, 2016


Unan dos mentes creativas, años de experiencia y las ganas de aprender, siempre aprender ¿Qué podría nacer de tal suma? Aquí les vamos echar el cuento de un proyecto que surgió entre ideas y muchas vivencias, agregando el amor por nuestra cultura y por las distintas formas de ver y crear arte. Por dar a conocer esos talentos, rincones y personas ocultas en cada lugar de nuestra ciudad y país, uniendo obras conocidas y esas capturas de distintas situaciones que acunan la cultura Guayanesa y demás.

Una periodista y una loca por el aprendizaje, ambas con buen ojo para el arte, creamos Cultura sin culpa. Nos inspira nuestro entorno, las personas que construyen y aman lo que hacen.

cultura sin culpa

 ‘’Sin culpa de ser artistas entre tantos obstinados’’ y así es, nos mantenemos fiel a la idea, a nuestra obra. A ser parte de un movimiento de conciencia en nuestra sociedad, a dar a entender que el arte es más que colores y figuras, El arte somos nosotros.

 Nos enamoramos del arte porque él nos amó a nosotros primero, mucho antes de llamarnos artistas. Descubrimos que no elegimos este camino, nacimos en él y cada paso es una obra nueva. Sin disculparnos por crear, por transformar y decir lo que todos callan y nadie comenta.

 Abrazar nuestra cultura no sólo nos salvó, nos enseñó a gritar que e arte es el mejor lenguaje, así no veas, así no escuches, así no hables…

cultura sin culpa

Palabras de una periodista.

Durante varios años estuve encargada de la sección cultural en Correo del Caroní. Allí conocí a muchísimos artistas locales, nacionales e internacionales, vi su trabajo y en no pocas ocasiones pude fotografiarlos.

 Siempre me disgustó no poder sacarle más partido a las fotografías, una vez que salían en la edición del día entraban en un archivo digital y solo eran rescatadas en alguna ocasión especial. Para ese entonces Instagram no tenía tanto auge.

 Pasó el tiempo, pero esas fotografías que recogían parte de la vida cultural que me tocó presenciar en primera persona seguían siendo una asignatura pendiente.

Cultura sin culpa nace un poco de esa necesidad de mostrar lo que tuvimos, lo que tenemos cuando nuestros artistas deciden mostrar su trabajo, y lo que tendríamos si las instituciones artísticas abrieran sus puertas constantemente.

 Pero no podríamos quedarnos en ser un espacio para mostrar el pasado, debemos renovarlo, mejorarlo (si se puede), colorearlo y llenarlo de más cultura y de la creatividad infinita que existe en la ciudad.

 Es nuestra forma de aportar un granito de arena, hacer ciudad y, poco a poco, ir recuperando espacios que se han olvidado.

Betty Lyon Bonucci. 

cultura sin culpa

La poca cordura de Cultura.

Cultura sin culpa nace en medio del calor de la ciudad, por medio de ideas y conversaciones frustradas sobre encontrar un nombre, crece en una habitación donde las ideas explotan y sale un diseño placentero con nuestra marca. Un archivo de imágenes que no encontraban su lugar entre las personas, hasta hoy.

 Nunca me ha gustado la seriedad y las palabras planas a la hora de definir una obra, expresarlo de forma divertida y creativa es una invitación a que apoyen todo tipo de arte y hacerles ver que no todo está en un museo silencioso y unicolor. El arte esta en la calle, en las conversaciones que por error escuchamos y sin culpa le prestamos atención, la cultura esta en decir buenos días, permiso, o en un bonito trato de la cajera.

 No sentí culpa al reclamar un mejor trato en la calle y quejarme de uno malo, no sentí culpa al escuchar en un café a dos señores hablando de uno de mis lugares favoritos, no siento culpa a tomar una foto sin que nadie vea. Entonces, la cultura la llevamos a todos lados, somos quienes somos.

 Aquí explota la creatividad, lo transmitimos a través de nuestras publicaciones, lo que decimos, lo que creamos.

Eso es Cultura sin culpa: ser el artista correcto, el que ama lo que hace, el que sin culpa: Crea.

Puedes encontrar a Cultura son culpa en Instagram.


Referencias: