INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Dibujos de prostitución y adicciones de Toulouse Lautrec que revelan la decadencia de París

15 de diciembre de 2017

Diana Garrido

Este pintor plasmó en sus dibujos la crueldad con la que era tratado, pero también la forma tan apabullante con la que el París de las perversiones lo recibía: con extrañeza y morbo.


Las críticas al trabajo de Toulouse Lautrec eran las mismas que recibía hacia su persona: monstruoso, vulgar, asqueroso, inquietante y pervertido. Él era enano, pero no por designio natural, sino por haber nacido en una familia noble. El niño, solía montar a caballo como parte de la formación convencional de todos lo pequeños pertenecientes a la clase alta en Europa; sin embargo, su caballo, notablemente cansado, se agitó por unos minutos hasta que tiró de su lomo al chico y lo dejó con dos fracturas en los fémures y parte de la columna vertebral. El desarrollo de su fisonomía muy escaso.




Desde entonces, el joven aristócrata no logró sobresalir como el resto de su familia. Aún con ello, trataba de mantenerse firme a sus ideales y siempre pensó «soy feo, pero la vida es hermosa» y con esta filosofía de vida solía seguir adelante hasta que comenzaron a llegar los primeros insultos crueles, como "enano horrible". Algo que comenzó a mermar su perspectiva de la vida, convirtiéndolo en un joven irritable, que prefirió la miseria, decadencia y prácticas que parecían escupidas por el mismo demonio, según la sociedad de la época.





De este modo, Lautrec se adentró en los ambientes más sórdidos y peculiares de Europa, destacando París, en donde se gestaban los movimientos artísticos más sobresalientes, pero también los más arriesgados y atrevidos. Entonces, se convirtió en el dibujante de las cabareteras, de los alcohólicos deprimidos y de las mujeres que iban en busca de un amor ocasional, así como de hombres que sólo esperaban tener a su disposición un par de piernas que tocar. Lautrec plasmó en sus dibujos la crueldad con la que era tratado, pero también la forma tan apabullante con la que el París de las perversiones lo recibía; sí con extrañeza, pero más con morbo, mismo que les permitió acogerlo para que éste pudiera inmortalizarlos en papel.





Inspirado en la desgracia de su propia vida, comenzó a dibujar caballos y luego bailarinas, pero no fue hasta que conoció la decadencia del París que lo recibía con los brazos abiertos que sus dibujos se convirtieron en un referente del arte, puesto que retrataba lo que él veía de la forma más bella. Así, con curvas femeninas contoneándose al ritmo de sus pinceles, los hombres comenzaron a pedirle pinturas y dibujos muy específicos, mientras que las chicas se ofrecían a posar para él.





Toulouse Lautrec aceptaba cada invitación a plasmar algo ilegal o mal visto por los demás, por lo que era el narrador visual de la perversión por excelencia. Ama incluir algunos detalles derivados de su cruel vida, como piernas rotas, engranes, encajes y mujeres siendo tan eróticas como podían. Observaba todo y plasmaba cada detalle, moviendo cada pieza como si se tratase de su propio juego y así, entre prostitutas, juegos, apuestas y su "grotesco" mundo, Lautrec se convirtió en una parte fundamental para la documentación de la perversión parisina de los primeros años del siglo XX.





Toulouse Lautrec trató de dejar su legado en el arte sin importar qué venía detrás y cómo le verían los demás. Él sólo buscaba su motivación innata que más que dejar en sus obras, se impregnaba en las mentes más sencillas y las más complejas, pero nunca pasaba desapercibida, como ahora, momento en el cual podemos ver sus dibujos y nos es cercano, familiar y bello.


**


Lautrec tenía fascinación por las prostitutas, pero no es el único pintor que se inspiró en ellas para crear sus obras, hay algunos otros como el propio Pablo Picasso.

TAGS: Erotismo Historia del arte Dibujo
REFERENCIAS: Life & Style La voz de Galicia

Diana Garrido


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

La extraña razón por la que están naciendo bebés sin extremidades en Europa Leopoldo II: el emperador que provocó un genocidio de más de 10 millones de africanos Frases en francés para tu próximo tatuaje 5 Formas fáciles y seguras de rejuvenecer tu vagina La peligrosa moda de lavar y reúsar condones 5 desventajas de tener sexo con un pene grande

  TE RECOMENDAMOS