Por qué nos gustan las obras de arte que nos dan la espalda

Por qué nos gustan las obras de arte que nos dan la espalda

Por: Beatriz Esquivel -

Desde una foto para el Instagram hasta una pintura clásica, un sujeto dándole la espalda al espectador es una pose que permea el arte, pero ¿por qué se nos hace tan atractiva?

Una de las imágenes más icónicas en el arte involucra a un hombre de pie sobre unas rocas, el pie izquierdo frente al derecho sobre otra roca, su espalda hacia el espectador y su mirada hacia un paisaje de niebla y montañas.

Esta imagen corresponde a la pintura Wanderer above the Sea of Fog, de Caspar David Friedrich (1817) y es una pose que se ha popularizado en el arte en parte gracias al propio Caspar David Friedrich, después de siglos en los que el arte figurativo que involucra figuras humanas estuviera dedicado principalmente a retratar los rostros de las personas. 

el caminante sobre el mar de nubes de caspar david friedrichCaspar David Friedrich, El caminante sobre el mar de nubes, 1817-1818. / Foto: Wikimedia Commons.

Los retratos se remontan a casi 5 mil años atrás, cuando los retratos eran una forma no sólo de dejar un legado en un tiempo en el que la fotografía aún estaba a siglos de inventarse, sino de demostrar poder, belleza e influencia. Así han perdurado hasta nuestros días rostros egipcios y más tardíos retratos de monarcas y otros personajes relevantes que en su momento también fungieron como los mecenas de múltiples artistas. retrato de el fayumRetrato sobre la momia de una joven, siglo II. / Foto: Museo del Louvre / Wikimedia Commons.

  Artículos Relacionadosamarillo-plomo-estano-egipcio-el-color-inventadoarteEl color inventado por los egipcios que cambió la historia del arte

  Artículos Relacionadosobras-de-arte-egipcias-que-esconden-secretos-extraterrestresarteObras de arte egipcias que esconden secretos extraterrestres

Cuando se trataba de realizar retratos, por lo general los artistas veían recompensado ser bastante benevolentes con los sujetos que pintaban, por lo que podían embellecerlos, asimismo, aunque las pinturas implicarán a los sujetos realizando algún tipo de actividad mostrar sus rostros de frente o perfil era un motivo esencial en la pintura, en ese sentido colocar a sujetos que dan su espalda y que sus rostros se ocultan al espectador comenzaron a ser un recurso en la pintura, en particular cuando estos no eran el sujeto protagonista en los cuadros, a lo cual se le comenzó a conocer como staffage

El arte de la pintura de vermeerJohannes Vermeer, El arte de la pintura, 1666. / Foto: Wikimedia Commons.

Qué es el rückenfigur

No obstante, a pesar de que existen muestras de este recurso, no fue sino hasta los románticos alemanes del siglo XIX que decidieron darle nombre y también popularizarlo, entre ellos se encontraba Caspar David Friedrich, pronto a las figuras vistas desde atrás se le conoció como rückenfigur

mujer asomada a la ventana de caspar david friedrichCaspar David Friedrich, Mujer asomada a la ventana, 1822. / Foto: Wikimedia Commons.

El uso del rückenfigur como motivo en las pinturas inicialmente era una forma de comunicar un sentimiento de melancolía y hasta solitud en las pinturas, al tiempo que al encarar personajes sin rostro se evoca cierto grado de misterio, esto sería reutilizado un siglo después por artistas que hoy se han consagrado en los anales de la historia del arte como Salvador Dalí

  Artículos Relacionadossalvador-dali-estafo-yoko-ono-vendiendole-bigote-falsoarteEl día que Salvador Dalí estafó a Yoko Ono

  Artículos Relacionadososcura-obsesion-dali-con-la-proporcion-aureaarteLa oscura obsesión de Dalí y la proporción áurea 

Las figuras vistas desde atrás se convirtieron entonces en un motivo que trascendió la pintura misma y esta composición que permite que el espectador aprecie el paisaje tras la figura, al tiempo que se enfrenta con un sujeto misterioso, ha sido replicado en la fotografía, el diseño gráfico y, por supuesto, el cine. star trek ruckenfigur

  Artículos Relacionadosartistas-para-entender-el-uso-de-luz-pinturaarteRembrandt, Caravaggio y 7 artistas más para entender el uso de la luz en la pintura

  Artículos Relacionadosque-es-el-destructivismoarteDestructivismo: la corriente que dedica sus esfuerzos a la destrucción del arte

el club de la pelea escena finalEl club de la pelea (1999). 

Jacqui Plaumbo describe en Artsy cómo en la fotografía contemporánea destaca el recurso de las personas dándole la espalda a la cámara en las obras de Cig Harvey, Erik Madigan Heck y Lakin Ogunbanwo. En estos tres ejemplos, en particular los últimos dos, destaca el uso de este recurso pero sin el elemento del paisaje u otros objetos en el fondo que caracteriza las obras de Friedrich, en ese sentido, la figura humana se vuelve el punto focal y el misterio detrás de la persona y sus motivos para dar la espalda también son un tópico central en este tipo de fotografía. 

Además de los ejemplos anteriores, el rückenfigur en la fotografía actualmente ha recobrado su popularidad de la mano de la fotografía para redes sociales, en las que plataformas como Instagram permiten que composiciones similares se reproduzcan de manera indiscriminada, a veces carentes de originalidad y muchas otras como una simple evolución y asimilación de los procesos artísticos que en su momento tenían una intención clara.  

Más allá de la intención del uso del recurso o que sea una tendencia más a seguir, lo cierto es que esta pose y composición sigue siendo de particular interés para el ojo humano. Es posible que esté relacionado con la idea de que un sujeto dándonos la espalda le da al espectador la oportunidad de situarse en el contexto de la obra e interactuar con los elementos que la componen, como Julian Jason Haladyn, historiador de arte, explicó.

Podría esperarse que así como el retrato evolucionó hasta la llegada de las selfies, los primeros planos o hasta close ups, que el rückenfigur sea una composición que siga perdurando en la creación artística. 

Te podría interesar:

Andy Warhol, Robert Longo y otros artistas que fueron directores de videos musicales

La rareza e incomodidad de las sonrisas en la historia del arte

Referencias: