El engaño de Ford Coppola que llevó a la fama a un artista desconocido
Cine

El engaño de Ford Coppola que llevó a la fama a un artista desconocido

Avatar of Carolina Romero

Por: Carolina Romero

1 de julio, 2017

Cine El engaño de Ford Coppola que llevó a la fama a un artista desconocido
Avatar of Carolina Romero

Por: Carolina Romero

1 de julio, 2017


Hacer cine es uno de los privilegios a los que sólo muy pocas personas pueden acceder. Pero hacer cine de Hollywood, es algo aún más inaccesible. Si no lo crees, toma en cuenta los siguientes datos dados a conocer por Ben Morris, especialista económico para la BBC.

De entrada, se necesitan US $200 millones para presentar un preproyecto a las personas que financiarán el filme. Si la película se basa en algún libro, el costo por los derechos de autor fluctúan entre US $500 mil y US $2 millones.

En cuanto a la producción, los costos van desde los efectos visuales hasta los permisos de filmación que deben pagarse en la ciudad que se tome como locación. Esto variará pero suelen ser sumamente costosos; desde los 100 millones de dólares hasta los 500 mil millones en los permisos.

Estos costos son relativamente estables, no así lo que cobra el director. Esto varía demasiado. Algunos apenas cobran una cifra de unos miles, mientras que los de mayor renombre exigen millones; como muestra, Steven Spielberg, puede llegar a cobrar hasta 10 mdd por cinta.

El engaño de Ford Coppola que llevó a la fama a un artista desconocido 1

La pregunta es: ¿qué diferencia a un director de otro?, ¿cómo es que uno puede cobrar un cheque con ceros infinitos y otro debe reducir sus expectativas a mucho menos? Aunque el mundo cinematográfico tiene sus propios códigos, es cierto que lo que marca la diferencia es la aceptación del público, es decir, qué tan rentable sea en taquillas.

Entonces, el prestigio de un director de cine está directamente relacionado con la preferencia de las masas. ¿Depende entonces del nombre mucho más que de la calidad fílmica? Para responder esta pregunta, conoce el siguiente caso:

-

Godfrey Reggio es un director de cine poco convencional. Durante toda su vida ha tenido una notable preocupación social. Tanto así que participó en la creación de varios proyectos comunitarios y, además, hizo posible la apertura de la ‘Clínica de la Gente’, un hospital médico que atendió más de 10 mil personas. Esta característica es algo que siempre ha marcado su vida y su trayectoria.

El nombre de su cinta, "Koyaanisqatsi", proviene de la lengua Hopi y significa "vida fuera del balance". Ésta es una de las tres películas de la trilogía realizada por este director estadounidense:

¿Qué tiene de especial esta cinta?

Que para tener el éxito que tuvo, fue preciso un engaño.

Antes de contarte cuál fue, puedes mirar fragmentos de esta cinta. Te darás cuenta que en ninguno de ellos existen diálogos ni personajes. Son sólo imágenes que van desde una fábrica hasta el Cañón del Colorado, un supermercado y el aterrizaje de un avión.

La composición fotográfica nos resulta fascinante. Aunque da la impresión de ser aleatoria, es perceptible una planeación incluso geométrica de cada una de las tomas. La carga simbólica también es evidente. Un mundo acelerado; autos, calles, números, luces, escaleras escenifican a las grandes ciudades, mientras los escenarios naturales lucen totalmente deshabitados y abismales.

En una de las escenas, transeúntes son filmados desde lejos. Ellos lo perciben y la reacción que tienen ante la cámara es muy especial. No se trata de una pose planeada, pero la manera en que sus facciones y mirada cambian es algo notable.

Si te diste la oportunidad de ver los fragmentos, puedes ver que se trata de una película estéticamente poderosa y emocionalmente fuerte. La música, obra de Philip Glass, logra una atmósfera sublime en cada una de las tomas. No es un cine al que estemos acostumbrados, pero es justo eso lo que la hace excepcional.

Bueno, como lo decíamos antes, esta cinta tiene una pequeña trampa. Reggio no era precisamente un director reconocido. No se codeaba con las grandes figuras, ni tenía los recursos monetarios para encumbrar su obra fílmica. Se encontraba constantemente en la necesidad de conseguir financiamiento. Una luz a su camino llegó cuando por un amigo en común conoció a Francis Ford Coppola quien para ese entonces ya tenía cierto renombre en el mundo del cine.

Tras ver la cinta en una proyección privada, el famosos cineasta quedó fascinado y sintió la obligación de que el mundo entero la viera. ¿Cómo contribuyó a ello? Puso su nombre en los créditos.

El engaño de Ford Coppola que llevó a la fama a un artista desconocido 2

Es verdad que introdujo algunas escenas en la parte final, pero la película ya estaba hecha. Sin embargo, fue el nombre de Coppola el que ayudó profundamente a que la película adquiriera la fama que obtuvo.

La película es buena. No es muy habitual pero es valiosa estética y simbólicamente. ¿Por qué no bastó la cinta por ella misma y lo que le dio difusión fue la fama de un director?, ¿hubiera recibido el mismo apoyo, las mismas críticas y el mismo efecto si Reggio nunca hubiera conocido a Coppola? No lo sabemos con exactitud, pero es difícil creerlo.

**

Si quieres conocer más de cine, no te pierdas 10 personas que se dejaron seducir por el amor incorrecto y conoce estas películas y series para entender tu adicción a la maldad

*

Referencias

BBC
Spirit of Baraka





Referencias: