Películas inspiradas en obras de arte
Cine

Películas inspiradas en obras de arte

Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

11 de enero, 2016

Cine Películas inspiradas en obras de arte
Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

11 de enero, 2016


El artista tuvo una visión. Una apocalíptica escena se desveló ante sus ojos por un instante. Un momento perdido en el tiempo, un futuro incierto, atemporal. Parecía que lo que vio podía suceder en ese momento, en tres, quince o mil años. Intentó olvidarlo, pero siempre que cerraba los ojos la imagen regresaba, así que hizo lo que sabía hacer mejor: pintar. Las brochas se convirtieron en el borrador de su memoria. Mientras más pintura había en el lienzo, más fácil era reconciliarse con la vida y sacar de su mente esa catastrófica escena. Al terminar el cuadro, el pintor se encontraba en calma; el arte fue su terapia.

Más de un siglo después, otro artista vio la obra y, como si se tratara de una regresión, supo que debía utilizarlo, hacerlo parte de su obra para que también, tal como el pintor original, pudiera sacar de su mente esa imagen. Esa es la forma en la que Guillermo del Toro se inspiró en Goya para crear uno de los monstruos más recordados de todo su imaginario. El arte que trasciende en el tiempo para regresar, cíclicamente a una nueva etapa.

Obras de arte Laberinto del Fauno  

Es romántico que un artista se inspire tan profundamente en una pintura antigua o en otra obra de arte, y es innegable que en el cine, mucha de la inspiración sea tomada de famosas representaciones pictóricas del pasado. Hay artistas que deciden utilizar las obras para ilustrar sus películas. Un ejemplo es, de nuevo, la pintura “Saturno devorando a su hijo” en la película de Oliver Stone “Wall Street: Money Never Sleeps”. La pintura aparece para demostrar la capacidad financiera de los protagonistas y cuando es destruida, muestra que un arrebato de furia puede costarle "la vida" a una obra de arte invaluable. También hay otra forma de mostrar el amor a la pintura, y esa es recreándola de alguna forma durante la película.

Son muchos los artistas que han encontrado la forma de insertar sus influencias en la obra, hay otros que han decidido que alguna pintura es perfecta para la película que están filmando. Las películas que a continuación presentamos tal vez no estén inspiradas en su totalidad en una pintura, pero con atención en los detalles podemos ver que hay escenas, lugares u objetos que tienen un pasado pictórico. Pinturas famosas en películas no tan conocidas o películas realmente trascendentales que incluyeron alguna obra que hoy sólo es valorada por la cinta que inspiraron. La mejor manera de rendir tributo al arte es viéndola y viviéndola, pero adaptarlo y darle nueva vida es realmente honorable.

 

“Metropolis” (1928), Fritz Lang

Obras de arte Metropolis

La película muda más importante de la historia fue un parteaguas en la entonces joven industria cinematográfica. La enorme producción alemana demostró que el cine puede contar historias tan complejas como una novela y la historia de una sociedad dividida tajantemente se ha convertido en un clásico que es y será estudiado hasta el fin del séptimo arte. la pintura “La torre de Babel” del pintor Pieter Bruegel inspiró el famoso edificio que se ve en el fondo cuando en la cinta se observa la metrópolis en su totalidad. Innovación de efectos especiales es por lo que es recordada la escena en la que se ven autos, edificios e incluso aviones. Hoy sabemos que así no será el año 2026, pero ese guiño a la historia del arte es uno de los primeros tributos del cine a la pintura.

 


“Inception” (2010), Christopher Nolan

Obras de arte Inception

Nolan es capaz de hacer volar nuestra imaginación y hasta hacerla fallar, así como lo hizo Escher durante el siglo XX. Sus obras que recrean la ilusión óptica de la Escalera de Penrose o Escalera Infinita fueron homenajeadas en la surreal película de 2010 en la que los protagonistas se adentran en distintos niveles del sueño para conseguir información. La irrealidad en un ambiente normal es bastante complejo para muchos, pero aun así, Nolan logra encantar a millones con su filmografía.

 


“Psycho” (1960), Alfred Hitchcock

Obras de arte Psycho

Hitchcock se basó en el trabajo del pintor estadounidense Edward Hopper. Su trabajo que retrata la vida contemporánea del país más poderoso del mundo se ha convertido en el verdadero significado del “American Way of Life”, y aunque su pintura más famosa es “Nighthawks”, “House by the Rail Road” podría serlo también sin que muchos lo sepan. Esto es porque Hitchcock eligió hacer el set de su cinta más famosa, “Psycho” con un edificio inspirado en la obra de 1925 de Edward Hopper. Reconocible con gran facilidad, la casa hoy es parte del imaginario popular, algo que la serie “Bates Motel” ha ayudado a nutrir.

 


“Blade Runner” (1982), Ridley Scott

Obras de arte
 
Hablando de “Nighthawks” de Hopper, esta pintura ha servido de inspiración para episodios de “The Simpsons” y “That’ 70s Show”, pero más que nada, para una obra maestra de la ciencia ficción: “Blade Runner”. El pesimismo futurista es difícil de ilustrar, pero Scott encontró en la obra de Hopper el ambiente perfecto para hacerlo. Toda la película rememora ese nostálgico y “azul” sentimiento que la pintura expresa.

 


“Mean Streets” (1973), Martin Scorsese
  Obras de arte Mean Streets

Scorsese ha trabajado con grandes maestros de la luz. Para su última obra maestra, “The Wolf of Wall Street” incluso trabajó con el mexicano Rodrigo Prieto, ganando multiples premios. Pero fue en 1973 cuando de la mano del cinematógrafo Kent L. Wakeford tomó prestada la obra “La llamada de San Mateo” de Caravaggio para darle luz a las escenas que se filmaron en los bares. Scorsese dice acerca de esto: “Él (Caravaggio) habría sido un gran director de cine, de eso no hay duda”.

 


“The Shining”(1980), Stanley Kubrick

Obras de arte Shining

Basada en el libro de Stephen King, esta obra maestra del suspenso incluye una icónica escena: dos gemelas asesinadas por su padre se aparecen ante Danny, invitándolo a jugar con ellas por la eternidad. Las gemelas han sido rastreadas en años recientes para ver cómo han envejecido, pero tal vez es más importante conocer la inspiración de Kubrick para filmarlas de ese modo. El director se inspiró en la fotografía de 1967 "Gemelas Idénticas" de Diane Arbus para la famosa escena. Dos niñas, dos pares de ojos, una sonrisa y una cara seria, sin saberlo, Arbus dio inicio a una de las escenas más terroríficas en la historia del cine.

 


“Django Unchained” (2012), Quentin Tarantino

Obras de arte Django  
Muchos recuerdan la película de Tarantino sobre el esclavo que comienza una sangrienta búsqueda por su esposa como un gran filme que se mueve entre la acción y la comedia, y muchos recuerdan a Django, el héroe, vestido de azul eléctrico con una mirada penetrante. Ese azul es parte de la comedia, pero también del arte. Para vestir a Jamie Foxx de esa forma, Tarantino encontró inspiración en la pintura “El niño azul” de Thomas Gainsborough.

 


“Melancholia” (2011), Lars von Trier

Obras de arte Melancholia  
Una de las referencias más obvias. El póster de la película muchas veces incluía esa secuencia de Kirsten Dunst representando a la Ofelia de “Hamlet”, pero basada en la famosa pintura de 1851 a cargo de John Everett Millais. Vestida de novia, fluyendo con el río, von Trier ha sido uno de los directores que ha rendido uno de los mejores tributos tanto a la historia de la pintura como de la literatura.

 


“Lost in Translation (2003), Sofia Coppola

Obras de arte Lost in Translation  
Para muchos la mejor película de Coppola, para otros, la única que vale la pena. La escena inicial tiene en primer plano las nalgas de Scarlett Johansson y por eso es por lo que muchos la recuerdan. Tal vez fue un truco para captar la atención –vaya que funcionó-, pero también es una toma que salió del cuadro de John Kacere “Jutta”. En 1973 la pintura erótica ya no era algo nuevo, y tal vez el cuadro no conmocionó, pero 30 años después, Johansson logró darle nueva vida a esa pintura y realmente hacer que la gente comentara esa pose.

 


“Alien” (1979), Ridley Scott

Obras de arte Alien
 
Otra gran obra de arte, uno de los monstruos más enigmáticos del cine e irónicamente, uno de los más queridos. En “Alien” una criatura con una boca bastante particular asesina a los pasajeros y aterroriza a Ellen Ripley, única pasajera que logra escapar de su letal ataque. Esa boca que aterroriza a ella y a todos los que la ven tiene un pasado religioso. Y es que el “Estudio del Papa Inocencio X” en la versión de Francis Bacon, tiene una boca que denota frío, horror y el silencio del universo. Es esa boca, obra de Bacon, la que motivó a H.R. Giger a crear de esa forma al monstruo de la película.



Te puede interesar:

Las películas más perturbadoras basadas en hechos reales

10 películas basadas en los cuentos de Cortázar

***

Fuentes:

Taste of Cinema, Flavorwire, Empire


Referencias: