Películas que enseñaron a los hombres todos los errores que cometen en el sexo
Cine

Películas que enseñaron a los hombres todos los errores que cometen en el sexo

Avatar of Julieta Sanguino

Por: Julieta Sanguino

17 de diciembre, 2016

Cine Películas que enseñaron a los hombres todos los errores que cometen en el sexo
Avatar of Julieta Sanguino

Por: Julieta Sanguino

17 de diciembre, 2016



Algunas con más ingenio que otras, las cintas se convierten en el primer referente sexual de cualquiera. No sólo nos referimos a los filmes pornográficos, sino a cualquier película que intente mostrar escenas eróticas que, tanto bien como para mal, marcarán lo que más tarde haremos, imitaremos o fantasearemos con nuestra pareja.

Hace poco se viralizó la historia de María Schneider, mujer que junto a Marlon Brando protagonizó una de las cintas eróticas más salvajes de todos los tiempos. "El último tango en París" se convirtió en el referente de hombres y mujeres para un romance extremo. En sus escenas prevalecían cuerpos violentos teniendo sexo con tanta pasión para contagiar de deseo a aquellos que en sus butacas debían contener las ganas y erecciones que la cinta provocaba.

Pero detrás de esa historia que muchos morían por replicar, se escondía la violación de María Schneider por el ícono y sex symbol de la pantalla grande, Marlon Brando. Mientras grababan la escena en la que él utiliza mantequilla como lubricante para penetrarla por el ano, María luce sorprendida ante lo ocurrido. Más tarde Bertolucci declaró que sin dejar de filmar, Brando violó a Schneider ante la vista de todos, sin que la escena fuera planeada y menos aún, el consentimiento de la actriz.

¿Qué otras cosas aprendimos mal de las cintas?

La violencia hace que un romance sea apasionado

Como se explica en la introducción, en cintas como la de Bertolucci, "The Secretary" o hasta la popular "50 sombras de Grey", nos intentan decir que la violencia explícita y sin medida en las relaciones sexuales, logra que ambos se exciten como nunca y el fuego sea capaz de consumirlos. El acto consta de dos, ninguno debería sobajar a su pareja y si los dos están de acuerdo, deberían poner reglas antes de no haber marcha atrás.




Un universo de fantasía en el que una mujer hace algo que no quiere para complacer a su pareja

 La mujer siempre en posición de sometimiento, parece vencida ante la satisfacción de su pareja y, sin importarle la propia, recibe golpes o es ultrajada para darle placer a su pareja. 




El sexo se disfruta más en el suelo o superficies extravagantes

En este punto, cientos de películas intentan demostrarnos que tener sexo en superficies nada cómodas –como el pavimento– es tan excitante como hacerlo sobre plumas. Aunque es cierto que si los dos están demasiado excitados puede ocurrir el sexo en cualquier sitio, también es cierto que la experiencia resulta bastante incómoda. Quien está de espaldas, recostado, siente la superficie dura en el coxis; si hay alguien de rodillas, conocerá los estragos de las raspaduras del pavimento al día siguiente y sentir la superficie fría no resulta agradable. Tal como ocurre en "Io sono l'amore" y todos los lugares que prueban para hacer el amor que por supuesto, no son un cómodo colchón o la escena más sensual de "Match point" en la que tienen sexo en el campo.




Tener sexo en la regadera es grandioso

Una de las fantasías de muchos por cómo luce en las cintas.Vapor en todos lados y las siluetas mostradas con poca claridad ante el vaho que empaña una cortina traslúcida que no deja mucho a la imaginación. Sin embargo, el agua hace que la lubricación sea complicada y la fricción puede no resultar tan agradable como pareciera. Todos recordamos esa escena de "Irreversible" en la que Monica Bellucci y Vincent Cassel se besan con pasión con la cortina de plástico en medio. 

falsas creencias sexuales


Un trío es lo mejor que puedes hacer

En "The Dreamers" el trío que realizan parece natural y hermoso. Los tres se aman y se demuestran su cariño con tanta naturalidad como si de verdad no pudieran vivir el uno sin el otro y sin el otro. Sin embargo, muchos se rehusan por dos motivos principales. El primero, los prejuicios que esto conlleva; el segundo, el miedo de no ser el centro de atención y que la relación se dé entre los otros dos participantes. Tal vez si haces un trío, debas probar con personas que no son tu pareja. 




No existe el foreplay

En la mayoría de las cintas, los actores pasan de los besos románticos a los pasionales y sin momento para el foreplay, al acto sexual que puede durar toda la noche. Muchos hombres intentan replicar lo que ven en películas y el encuentro termina en un muy poca placentera experiencia.




No existen los anticonceptivos

Del mismo modo que no existe el foreplay, en las cintas nunca llega el momento que en la vida real siempre debe ocurrir. "¿Traes condones?", pregunta clásica a la que prosigue una búsqueda rápida y el procedimiento oportuno para colocar el anticonceptivo. Si decides basar tus relaciones sexuales en las películas, por favor, añade este momento a tu encuentro.




Las parejas alcanzan el orgasmo al mismo tiempo

Un momento que se convierte en un estallido de gritos incontrolables en el que las dos personas reaccionan en cadena. En realidad, el orgasmo es mucho más complejo y no resulta sencillo que ambos lleguen exactamente al mismo tiempo, aunque en ocasiones esporádicas, puede ocurrir. Lo mejor es que la mujer lo alcance primero y poco después, el hombre podrá seguirla en ese éxtasis.




Las mujeres que se visten provocativas quieren sexo

Una mujer es libre de vestirse como quiera y bajo las circunstancias que desee pero en muchas cintas, sobre todo chick flicks, las mujeres que buscan acción, pareja o sexo, siempre usan ropa más ajustada para sugerir al otro sus intenciones. Si crees que es tu señal de entrada, estás muy equivocado.


irreversible sensual

Las frases hechas funcionan para conquistar a alguien

El siempre funcional "How you doin?" de Joey Tribbiani, una presentación incómoda igual a la que hace Barney Stinson cada vez que quiere que Ted conozca a alguna chica o las técnicas de Chris Evans en su película "Playing it cool"... no sirven si no eres parte de un guión. En realidad, acercarse a alguien debe hacer de manera natural hasta el grado de parecer casual.




Si una mujer gime está disfrutando

El punto más importante y provocado tanto por cintas pornográficas como eróticas. Muchas mujeres lo hacen sólo por complacer a su pareja, pues ellas saben aumentar el ritmo cardiaco y provocarles excitación con un simple sonido. Evidentemente, no siempre es fingido pero no confíes 100 % en esta señal, puede que en realidad no esté disfrutando.










Referencias: