Razones por las que la comida mexicana es la peor del mundo
Comida

Razones por las que la comida mexicana es la peor del mundo

Avatar of Alex Campos

Por: Alex Campos

12 de agosto, 2015

Comida Razones por las que la comida mexicana es la peor del mundo
Avatar of Alex Campos

Por: Alex Campos

12 de agosto, 2015


"La suerte de las naciones depende de su manera de alimentarse".

Anthelme Brillat-Savarín

Sí, porque no hay nada como invitarte a probar las delicias de una gastronomía deliciosa, producto del mestizaje cultural, y condenarte de por vida a los eternos antojos. Basta con un mordisco a las garnachas, una gran cucharada de pozole, o un taco de pastor con la salsa derramándose, para saber que no volverás a probar manjares similares en el mundo. Y no se trata de menospreciar la oferta culinaria del resto del mundo, sino de enorgullecernos con lo que tenemos aquí: a la vuelta de la esquina, al cruzar la calle o en los mejores restaurantes de nuestra geografía. Sabores, olores, texturas en una cocina que reúne los regalos de la Tierra para el deleite de los paladares más exigentes.

Atrévete a conocer a un país que espera ser descubierto, que se ha transformado a sí mismo a través de la cocina, y que en su multiculturalidad ha adaptado los platillos a los sabores regionales. Nunca experimentarás lo mismo al comer un platillo similar en distintas latitudes del país, aunado a que el calor de la gente, la delicia de las bebidas nacionales, y un clima idóneo, te invitan a sumergirte en uno de los pecados más interesantes: la gula.

Si aún tienes dudas o quieres reforzar ese espléndido viaje, te presentamos nuestros 12 motivos por los que la comida mexicana es la mejor del mundo. 

Pozole

Pozole

La lluvia no cesa, el frío cala, pero tienes frente a ti un delicioso tazón de pozole. Según el color de tu preferencia, e ingrediente secundario (pollo o cerdo), deberás seguir el magno ritual de la preparación: agregar lechuga, chicharrón, rábanos, cebollas, limón, orégano, aguacate, queso, crema, chicharron y salsa. Acompaña este platillo de tradición prehispánica con tostadas a tu antojo y déjate llevar por la mezcla de sabores que el platillo ofrece. Por si fuera poco, nuestro país tiene la maravilla de que en cada región, el pozole se prepara de manera distinta, así que ¿por qué no vivir México a través del pozole?


Mole (en sus distintas modalidades)

comida mexicana

Regalo sagrado de nuestras culturas prehispánicas, el mole también debe su exquisitez al mestizaje gastronómico. Visitar México y no probar el mole es considerado por los turistas más experimentados como un grave error, pues aunque los fuertes sabores que caracterizan al platillo lo vuelvan de 'gusto adquirido', disfrutar de la mezcla de sabores habla un poco de nuestra cultura. Tan milenario platillo, hecho a base de chiles y especias, también ocasiona que las variedades sean tan infinitas como la diversidad cultural de nuestro país. Sin embargo, el mole poblano es considerado el estandarte del resto. 

Cochinita Pibil

Cochinita-pibil

La Península de Yucatán ofrece este platillo que se enclava en la cocina tradicional, regional y gourmet. Con base en la carne de cerdo abodaba en achiote, ésta es envuelta en una hoja de plátano y cocida dentro de un horno de tierra, como marca la tradición. El platillo que conquistó el resto del país para utilizarlo como gran plataforma hacia la cocina mundial, se acompaña con cebolla morada desflemada con naranja agria y pequeños trozos de chile habanero. 


Chilaquiles

Chilaquiles

Uno de los platillos más extendidos alrededor de la geografía mexicana, debido a la sencillez con que los chilaquiles mezclan elementos tan distintivos de la gastronomía mexicana. Un puñado de totopos se bañan en salsa de chile verde o roja, se acompañan de rodajas de cebolla, queso y crema. El panorama se abre para la diversidad de gustos, pueden acompañarse con pollo, carne de res, arrachera, cecina, huevos y frijoles.

Tacos al pastor

Tacos al pastor

En honor a la diversidad casi infinita de tacos alrededor de México, los tacos de pastor debían estar presentes. Pequeñas tortillas de maíz con carne abodaba, previamente marinada, que se acompaña al gusto, con piña, cilantro, cebolla, y salsa. Los tacos son el platillo que congrega alrededor de sí, a todas las clases sociales del pueblo mexicano.

Enchiladas

Enchiladas

La tortilla, en su versatilidad, ofrece un platillo más a nuestra lista, en la cual una tortilla de maíz rellena de pollo, pavo, res o queso, es bañada elegantemente con alguna salsa picante. La cama de salsa es cubierta con crema, queso, lechuga y cebolla fresca picada. Como su misma característica apunta, la enchilada es preparada según la región del país, teniendo suficientes opciones para nunca terminar de conocer la gastronomía mexicana en torno a la enchilada 

Chiles en nogada

Chiles en nogada

Considerado por muchos como EL gran platillo de la gastronomía mexicana, su historia se remonta a las monjas agustinas en la ciudad de Puebla, quienes crearon un platillo para celebrar la independencia de México y a su emperador, Agustín de Iturbide. El chile, relleno de guisado de picadillo, almendras, pasas, aceitunas y perejil, se baña en una crema de nuez con perejil y granada. La alusión a la bandera mexicana es considerada como uno de los platillos más finos y representativos de la alta cocina mexicana,

Mixiote

Mixiote

Del náhuatl metl, maguey, y xiotl, película de la penca, el mixiote consiste en carne enchilada cocida al vapor envuelta en una película que se desprende de la penca del maguey pulquero. La carne puede ser de carnero, pollo, conejo, cerdo, res o pescado, misma que se cocina con salsa y múltiples hierbas de olor. La salsa, como gran parte de la gastronomía mexicana, es el clavo en la combinación de sabores. 

Barbacoa

Barbacoa

Este es un término que hace referencia principalmente al método tradicional para preparar carnes de vacuno, ovejas, cabra, entre otras. El elemento exquisito en este platillo es que las carnes se cocen en su propio jugo a través de un método prehispánico que utiliza múltiples ingredientes provenientes de Europa. El altiplano mexicano se luce con este platillo. 

Garnachas

Garnacha mexico

El término, a diferencia de España, tiene su origen en el estado de Oaxaca, en el cual una garnacha es una tortilla de maíz sancochado con carne, queso y ensalada. Ahora, se emplea la palabra para describir los antojitos callejeros que se elaboran con maíz frito y que desatan la gula de todos los mexicanos. Una posición en honor a todos ellos: sopes, gorditas, huaraches, machetes, pambazos, quesadillas, chalupas, tlacoyos y tostadas.

Carnitas

Tacos de carnitas

Casi tan populares como los tacos de pastor, el término se usa para referirse a diferentes porciones y partes del cerdo que son fritas en manteca. Con grandes ollas de cobre, la carne se sazona con sal y tequesquita, para después freírse y agregar una solución al gusto, de refresco de cola, jugo de naranja, cerveza y agua. Honremos al estado de Querétaro y Michoacán. 

Birria

Birria

El estado de Jalisco no podía quedar fuera de este listado, y lo hace con este platillo a base de carne de borrego (o de chivo), preparado con salsa y chiles cocinados al horno. Tradicionalmente la carne se hornea dentro de un hoyo en la tierra y un cuenco de barro. La aventura gastronómica incluye una combinación entre múltiples especias: laurel, pimienta, tomillo, ajo, jengibre y más. 

¿Te atreves? ¿Qué otro gran platillo incluirías en esta lista?

*

Te puede interesar: 25 paraísos de ecoturismo en México

Referencias: