Ilustraciones de las adicciones que todos tenemos y que terminarán pudriendo a la humanidad
Diseño

Ilustraciones de las adicciones que todos tenemos y que terminarán pudriendo a la humanidad

Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

2 de febrero, 2017

Diseño Ilustraciones de las adicciones que todos tenemos y que terminarán pudriendo a la humanidad
Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

2 de febrero, 2017


En el presente y las décadas anteriores, cientos de personas se han dado cuenta del enorme riesgo que supone el cúmulo de conocimientos, el avance de la ciencia y el desarrollo de la tecnología dentro de un sistema económico que sólo atiende a los beneficios a corto plazo y es capaz de mutar una y otra vez con tal de mantener su lógica alrededor del mundo. Ante tal escenario, el presente nos conduce lentamente hacia un derrotero que resulta todo menos esperanzador, sobre todo cuando 
existe una desconexión permanente entre el pensamiento y la acción, entre la urgencia de evitar una catástrofe a nivel planetario y la cobardía de levantar la voz y la vista más allá del teclado del smartphone.

ilustraciones de adicciones

ilustraciones de adicciones

ilustraciones de adicciones

ilustraciones de adicciones

En un tris, la humanidad pasó de la incredulidad sumaria a la inacción, del “no lo puedo creer” al “no hay nada qué hacer” sin reparar en la siempre latente posibilidad de transformación que ofrece la realidad. Nadie con dos dedos de frente sería capaz de aceptar que vivimos en un mundo que tiende a la perfección, pero todos aseguran que como en los mejores cuentos, pasamos por épocas oscuras que nos conducen inequívocamente al progreso. Un nudo que no tiene más que esperar al desenlace donde sin saber cómo, quién y ni siquiera porqué, todo saldrá bien.

Es lo opuesto a la Ley de Murphy, un pensamiento sustentado en un sinfín de deseos y buenas intenciones, flotando sobre el abismo de la realidad. El mundo se une en una mentalidad positiva, en rezos y plegarias alimentados por el horror vacui, por el vértigo de mirar al vacío que yace frente a nosotros y que se niegan a ver.

ilustraciones de adicciones

ilustraciones de adicciones

ilustraciones de adicciones

ilustraciones de adicciones

El presente se revela como un mal chiste de humor negro, una historia distorsionada que responde a la misma fábula idealista sobre la que se levanta el mundo actual y habrá de corregirse en el último instante posible. Se trata de un argumento aprendido desde la ciencia ficción y las películas infantiles: cuando el tiempo apremia y la situación no puede ser peor, aparece el Deus Ex-Machina, un as bajo la manga que no estaba contemplado para arreglar todo lo malo y terminar con un "vivieron felices para siempre".

Sin embargo, este no es un capítulo de otra serie de Netflix donde nada más terminar, aparecen los créditos respectivos y una cuenta regresiva anticipa el inicio de otro capítulo, con toda certeza más agradable que el anterior. Tampoco es un sueño, ni el instante justo en que el cuerpo despierta cuando cae y está a punto de chocar con el suelo. Se trata de la única realidad que conocemos y como tal, en la que podemos intervenir para hacer de este un mundo mejor.

ilustraciones de adicciones

ilustraciones de adicciones

ilustraciones de adicciones

ilustraciones de adicciones

Las ilustraciones de Alex Gamsu Jenkins resultan grotescas y no es para menos. Más allá de sus personajes, las situaciones cargan verdades como puños, donde la ironía guía un humor ácido que critica las más absurdas expresiones sobre las que se levanta la base de la sociedad occidental. La búsqueda desenfrenada de la felicidad —lo que quiera que sea y signifique—, conduce al dilema del perro y el automóvil.

Pasamos toda una vida intentando alcanzarla, invirtiendo cada segundo y esfuerzo en ella, destinando todos los ingresos y depositando el máximo de deseo para que se cumpla. Sin embargo, el horror al fracaso, a la naturaleza humana y a la aceptación de que el mundo es un lugar infeliz e imperfecto y los únicos que pueden transformarlo somos nosotros nos hace cerrar los ojos y negar la realidad para vivir felizmente en la fantasía.


*
Referencia:
Alex Gamsu Jenkins







Referencias: