Diseño

Museo Marco, 22 años del encuentro entre el arte contemporáneo latinoamericano e internacional

Diseño Museo Marco, 22 años del encuentro entre el arte contemporáneo latinoamericano e internacional

  

El Museo de Arte Contemporáneo (MARCO), está ubicado en el centro de Monterrey, Nuevo León, en frente del conjunto urbano de la Macroplaza. Fue inaugurado el 28 de junio de 1991 y hasta la fecha  funciona como un foro para la exposición de arte contemporáneo latinoamericano e internacional. Diseñado por el renombrado arquitecto Ricardo Legorreta, el museo es una verdadera obra de arte de la arquitectura mexicana.

 

 

La obra de Legorreta se caracteriza por utilizar teoría y elementos que Barragán usó en su obra arquitectónica. Legorreta fue discípulo de Barragán y logró llevar en su práctica la audacia del uso de color y geometrías a un espectro más amplio. Luis Barragán se enfocó en dominar el espacio doméstico, la casa y su jardín, Legorreta expande estas ideas en espacios industriales, educativos, al igual que comerciales y de usos mixtos.

 

 

Fuera de la entrada principal se genera una pequeña plazoleta con un espejo de agua circular donde la escultura de una paloma da la bienvenida. La paloma mide 5.5 mtrs. de altura; está hecha de bronce, pesa cuatro toneladas y fue esculpida por el artista Juan Soriano. Al entrar, la recepción se inundada de luz natural y un juego de volúmenes geométricos delimitan muros, nichos, dobles y triples alturas.

 

 

El recorrido es muy interesante ya que el diseño minimalista postmoderno del museo se presta para jugar con el equilibrio entre la luz natural y la luz artificial. El recinto está dividido en una diversidad de espacios, todos distintos pero similares, utilizando elementos arquitectónicos como el color y detalles únicos para hacer de un recorrido toda una experiencia. En sus 11 salas se albergan exposiciones temporales de arte contemporáneo mundial, al igual se expone la colección permanente, parte del acervo del museo.

 

 

En el jardín central se encuentra un majestuoso espejo de agua que está encuadrado por un claustro. La fuente es llenada por un  fuerte chorro que en cuestión de segundos cesa para dejar el espejo de agua en movimiento.

 

 

Visitar Marco es sin duda un excelente roce con el buen arte y la arquitectura excepcional. A pesar de ser una gran ciudad con un sinfín de cosas por hacer, a Monterrey le sigue haciendo falta más lugares y foros donde el arte se pueda exponer. Es por eso que el Museo Marco es un gran foco donde estas inquietudes se pueden saciar.

 


https://img.culturacolectiva.com/content/2012/12/Imagen-110.png
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/12/fuente2.jpeg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/12/los-indiciplinados-marco-museo-de-arte-contemporc3a1neo-de-vigo-espac3b1a-20032.jpeg
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/12/MARCO-1-580x326.jpeg


Referencias: