Estilo de vida

Cómo leer el café y predecir el futuro de los demás

Estilo de vida Cómo leer el café y predecir el futuro de los demás




Al igual que nuestros números o el habla misma, hay una cantidad insostenible de conexiones con el mundo árabe entre nosotros —cultura occidental privilegiada por la historia— y la tradición de Oriente Medio o Antiguo. Sabemos, por mencionar algún dato, que los símbolos más utilizados por la civilización humana para la designación matemática no nacieron precisamente en Arabia, sino en la India, pero es justo por transferencia de los primeros que ahora podemos gozar de ellos. Caso similar con cierta terminología de orden jurídico o político, al igual que técnicas u oficios que si en España o Francia no eran conocidos, mucho menos en México y el resto de América Latina. Nuestros propios nombres, Guadalupe por ejemplo, considerado tan propio del contexto mexicano, tiene sus raíces en la lengua árabe. Ni hablar entonces de nuestras creencias o rituales familiares.

leer el café


Entre éstas podemos encontrar con claridad opiniones o ideas propias de la fe y el esoterismo. La interpretación de condiciones climáticas y de actitudes humanas también es rastreable, en este caso, por medio de pensamientos antiquísimos y sus consecuencias en nuestra concepción mágica —por no decir astrológica— del mundo. Una de las prácticas que tenemos mejor asimilada de la cultura árabe, y que engloba mucho de lo que hemos expuesto, es beber café como un acto de reunión social y contemplar sus propiedades de intoxicación, el cual conlleva a su vez una actividad mística de adivinación.

La lectura del café se pierde en la historia de la humanidad; turcos, libaneses, gitanos, armenios y árabes se disputan su procedencia y lo practican de generación en generación desde hace cientos de años. Su manejo se basa en la supuesta energía que una persona traspasa a la taza, donde bebe el café, al sostenerla y tocarla por un tiempo prolongado. De acuerdo con la creencia, se puede conocer el pasado, presente y futuro de una persona mediante figuras o posiciones que forman los restos del polvo de esta bebida en su interior.

consejos de rufino tamayo chica cafe

Conforme a la tradición, esta labor es ejecutada por personas experimentadas que han adquirido sus conocimientos a través del tiempo y por herencia de sus familias. Eso no impide que otros interesados puedan estudiar o ejercitar su práctica mediante manuales y análisis de divulgación. Por ejemplo, los factores más importantes que se suelen tomar en cuenta para su lectura son:

- Se debe leer el café en una taza blanca por dentro, de forma tal que sea fácil distinguir las figuras que resulten.

- La taza debe ser preferentemente de boca ancha y paredes rectas.

- Las imágenes en el fondo representan el pasado, en las paredes el presente y en el borde el futuro.

- Cada imagen tiene su significado, pero a veces varía de acuerdo al lugar en que se encuentre la imagen.

leer el café

- Las figuras pueden ser infinitas, tantas como la imaginación aporte. Son frecuentes los animales, letras, números y objetos de la vida diaria.

- También aparecen a menudo imágenes de mujer, hombre, niño o alguna parte del cuerpo humano.

- Pueden coincidir figuras de variados tipos junto a letras y números.

libros cafe

- Las letras representan el nombre o apodo de personas, los números significan periodos de tiempo.

- Si una figura tiene cerca letras o números deben relacionarse entre sí para obtener su significado.

- No debe reinterpretarse ninguna figura, la que se vea en el primer momento es la que cuenta.

cafe futuro

- Tratar de descubrir otras figuras distintas en una segunda o tercera observación puede afectar la interpretación.

- La imaginación, intuición y experiencia del que lee son factores importantes para su lectura.

- El número que se visualice puede significar que un suceso importante ocurrirá en un tiempo determinado de días,
semanas o meses. 

leer cafe

- Las letras solas significan iniciales de nombres, apellidos o apodos.

- La aparición de ciertos símbolos usualmente comunica significados intuitivos o que se relacionan directamente con sus formas. Por ejemplo, un conejo transmite la idea de fertilidad o nuevos comienzos en la vida, una bicicleta advierte caminos correctos y una manzana habla de buenos momentos para la creatividad o el aprendizaje.

moda look

A su paso por el resto de Europa y América, la cultura del café —ya sea en sus acepciones sociales o místicas— ha generado un sinfín de transformaciones en el paisaje, intelecto e identidad de las comunidades en donde la semilla obtuvo mayor notoriedad; especialmente en México, donde regiones enteras y oficios adoptaron su siembra, versatilidad gastronómica, adecuación a sus ritos sibilinos y costumbre vespertina entre amigos.
Quizá el futuro de las personas no se dicte en términos de las mancias, sino en unos más fácticos que conlleven el destino de nuestros caficultores y el de nuestra producción cafetalera.




 


Referencias: