INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES EL CANDIDATO INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Ejercicios que puedes realizar para reducir la papada

3 de noviembre de 2017

Rodrigo Ayala Cárdenas

¿Cómo que existen ejercicios que ayudan a tonificar los músculos del cuello y reducir la presencia de la papada?



La palabra misma es desagradable: pa-pa-da.


¿O quizá sea que nuestra concepción o educación estética en la actualidad nos ha hecho verla de esa manera? Es probable. La realidad es que al mirarse en el espejo y percatarse de que ese abultamiento de piel y grasa debajo de la barbilla es cada vez más abundante, muchas personas sienten que algo deben hacer para detener su crecimiento. Experimentan una escandalosa sensación de desagrado que puede volverse en tortuosa obsesión por eliminarla a como dé lugar. En ese momento es cuando los que tienen más dinero para gastar en nimiedades recurren a costosas cirugías para devolverle a su rostro la estética de antaño, antes de que la papada se hiciera presente como un molesto invasor.

¿Y los que no tienen tanto dinero para emplearlo en eliminar esa molesta flacidez? Por fortuna existen ejercicios que ayudan a tonificar los músculos del cuello y reducir la presencia de la papada. Obviamente esto debe ir acompañado de una dieta que haga reducir tallas, en caso de que el problema sea a causa del sobrepeso. Toma nota, aplica estas estrategias y sé persistente.


-

Ejercicio de presión con la lengua



Siéntate en una silla o en tu cama con la espalda recta y los hombros relajados. Presiona tu paladar con la lengua mientras echas tu cabeza hacia atrás, como si quisieras mirar el techo de tu habitación, después inclina tu cabeza como si quisieras tocar tu pecho con la barbilla. Repite la rutina 20 veces.


-

Juego de las vocales



Repite las vocales abriendo lo más que puedas la boca y sosteniendo el sonido todo el tiempo que puedas.


-

Haz una sonrisa invertida



Intenta hacer un movimiento de “sonrisa invertida”, es decir, que tus labios se contraigan hacia abajo y poniendo en tensión los músculos del cuello. Sostén la posición tantos minutos como puedas. Haz una serie de diez repeticiones al día.


-

Movimiento de cuello



Con la espalda recta y los brazos situados a los costados, ya sea de pie o sentado, inclina tu cabeza hacia un lado tocando con la punta de la lengua tu paladar durante unas 10 o 15 veces. Repite lo mismo mientras inclinas tu cabeza hacia el lado contrario.


-

Flexión de cuello



Recostado boca arriba sobre una superficie suave, intenta tocar con la barbilla tu pecho. Haz una serie de 10 repeticiones que puedes ir incrementando hasta donde creas adecuado.


-

Besos hacia el frente



De pie, estira lo más que puedas el cuello hacia arriba. Al mismo tiempo junta tus labios como si quisieras mandar un beso. Haz tres series de diez movimientos cada una.


-

Alisando la flacidez



Estira tu cuello lo más que puedas y desliza la palma de tu mano por tu papada, como si quisieras alisarla o aplanarla. Haz tres series de diez movimientos cada una.


-

Movimientos circulares de lengua



Con la espalda recta y la boca cerrada, haz movimientos circulares con la lengua a través de tu paladar en el sentido de las manecillas del reloj. Este ejercicio se lleva a cabo con tres series de diez movimientos cada una.


-

Masca chicle



Al masticar se fortalecen varios músculos faciales que te ayudarán a reafirmar y reducir la flacidez de la barbilla.


-

Más trabajo de cuello



Estira tu cuello hacia adelante lo más que puedas, después haz giros hacia izquierda y derecha lentamente. Haz diez movimientos hacia cada lado.

 

-

Todos los ejercicios que te hemos presentado fortalecen de distintas maneras los músculos de la barbilla para que esa parte luzca menos flácida y más firme. De esa manera será más sencillo que la apariencia de la papada disminuya y te sientas mejor con tu cuerpo. Además de estas rutinas procura tomar agua para mantener hidratada tu piel y usa cremas que le den firmeza y humectación a esta zona. También el consumo de frutas y verduras, las cuales son grandes fuentes de antioxidantes, ayudan a que la piel se mantenga más firme. No olvides que el ejercicio es también fundamental para bajar de peso, por ello es que debes acudir con un profesional que te guíe para conseguir tus objetivos.


TAGS: Mujeres Consejos cuerpo
REFERENCIAS: Mejor con Salud Vitónica

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Los tipos de mujeres que conocerás en tu vida, según 10 películas 12 crudas fotografías de los niños migrantes separados de sus familias y encerrados en jaulas en Estados Unidos Un poema para aprender a sentir el paso del tiempo Compartirnos con las cicatrices, con las heridas por sanar y los caminos que han de llegar 4 cambios significativos en la sociedad que se lograrían con la despenalización del aborto "Los Increíbles 2", la historia de una familia que pasa por los dolorosos cambios generacionales

  TE RECOMENDAMOS