INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Postillonage: la técnica sexual para volver loco a cualquier hombre en la cama

12 de mayo de 2018

Diana Garrido

Spoiler alert: tiene que ver con el ano.



Pero no te asustes, no es sexo anal.


De hecho, esta forma de satisfacer las necesidades sexuales pretende romper con los estereotipos y los prejuicios, puesto que data de hace siglos siendo una de las prácticas sexuales más realizada por los europeos. Los franceses la usaban como forma de seducción ya que el sexo ha sido siempre una de las actividades más importantes para ellos.



En los libros eróticos franceses se describe al postillonage como uno de los placeres más deliciosos del mundo. Se explica que la mayoría de los hombres que la practicaban concluían que, a pesar del miedo o la dificultad del lugar, ésta se convertía en una experiencia sexual sumamente satisfactoria, tan es así que en los años 20 se crearon grupos de hombres y mujeres que vendían sus servicios sexuales especializándose en esta técnica, misma que comenzó a emplearse también en mujeres. Así, los servicios fueron solicitados por altos mandos de gobierno, pordioseros, comerciantes y todo aquel ser humano dispuesto a gozar en la cama sin prejuicios.


Pero, seguramente te preguntas de qué trata esta práctica tan aclamada y placentera.



Bien, se trata de estimular el perineo con los dedos justo antes de llegar al orgasmo.


Suena difícil, quizá hasta imposible; no obstante, es mucho más sencillo de lo que crees y conseguir una sonrisa en tu rostro nunca fue tan placentero.



¿Cómo lo logras?


★ Debes estar relajado y gozando con tu pareja.

★ Cuando creas que estás a casi nada de llegar al orgasmo, avisa a tu pareja para que comience con la maniobra.

★ Con sus dedos tendrá que tocar el perineo, sitio que se encuentra entre el ano y los testículos.

★ Puede hacer círculos, masajes, apretar o sobar. Eso dependerá de ti.

★ Una vez que estés a punto de sentir ese chispeante momento del clímax, tu pareja puede introducir un dedo en el ano, pero sólo a las orillas, no más profundo o podría lastimarte*.

★ Disfruta.


* Puede usar un lubricante para evitar dolor e incomodidad.



En el caso de los caballeros, existen ocho músculos perineales divididos en tres partes: superficial, medio y profundo. Empieza experimentando en el superficial y conforme adquieras experiencia puedes probar en los demás niveles.



En algunas narraciones y experiencias se asegura que es una manera de excitación, pero en realidad se recomienda para culminar el acto, puesto que es mucho más placentera la estimulación, ya que a lo largo de toda la sesión se estimularon otras terminaciones nerviosas. Por lo consiguiente, finalizar con un postillonage puede ser la mejor manera para disfrutar de una jornada de sexo.



Los últimos años las prácticas anales han cobrado relevancia debido a que poco a poco se les ha retirado el estigma de tabú que llevaban a cuestas y se han popularizado entre hombres y mujeres que pretenden experimentar nuevas sensaciones corporales al momento de tener sexo. Si estás dispuesto a sentir mucho más allá de un orgasmo convencional, será mejor que dejes de lado las ideas que dicen que el postillonage es igual a tener sexo oral. No lo es, sólo se refiere a una práctica que a pesar de las implicaciones o las etiquetas puedes realizar y con ella, alcanzarás el clímax.



TAGS: Sexualidad Orgasmos salud
REFERENCIAS: WTF Lo que no sabe Grey Sexxologa Salud 180 Instante de Placer

Diana Garrido


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

La extraña razón por la que están naciendo bebés sin extremidades en Europa Leopoldo II: el emperador que provocó un genocidio de más de 10 millones de africanos Frases en francés para tu próximo tatuaje 5 Formas fáciles y seguras de rejuvenecer tu vagina La peligrosa moda de lavar y reúsar condones 5 desventajas de tener sexo con un pene grande

  TE RECOMENDAMOS