Rutinas diarias para ser tan creativo como tus artistas favoritos
Estilo de vida

Rutinas diarias para ser tan creativo como tus artistas favoritos

Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

21 de febrero, 2016

Estilo de vida Rutinas diarias para ser tan creativo como tus artistas favoritos
Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

21 de febrero, 2016


Aristóteles dijo: "Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es un acto, es un hábito". Durante milenios esto ha sido demostrado por los más grandes artistas. Todos queremos pensar que somos alguna especie de genios incomprendidos, y que un día nuestra suerte cambiará; que llegará la iluminación que nos permitirá hacer el mejor diseño, la mejor obra de arte o la mejor novela. Tristemente eso no sucede. Afortunadamente, el trabajo duro y la dedicación, al hablar de arte y creatividad es una de las cosas más hermosas y gratificantes que puedes sufrir en la vida. 

Picasso tiene dos frases que han pasado a la historia por lo acertadas (y dispares que son). La primera es: "Los grandes artistas copian, los genios roban". La segunda dice: "Todos los niños nacen siendo artistas, el problema es cómo seguir siendo artistas al crecer". Una nos invita a continuar ejerciendo el poder creativo y la otra nos dice que debemos de alimentarnos del trabajo de otros para ser grandes artistas. Esas son las dos reglas de oro, según él, bajo las que puedes llegar a ser grande. Dedicación, esfuerzo y curiosidad. Todo se tiene que practicar diario, si el éxito es la misión no hay espacio para el descanso, por lo menos no el creativo. Por esa razón te recomendamos algunas de las rutinas diarias de ciertos artistas, para que así como ellos aprendas a cultivar el arte de la creatividad.

 Pablo Picasso (1881 – 1973)
 

las senoritas de avignon picasso

Después de lo mencionado anteriormente hay que exponer lo que el genio hacía diariamente para crear obras revolucionarias en la pintura vanguardista. Al ganar prestigio e independencia económica, el pintor adoptó la rutina de un artista mitad zen, mitad ermitaño. Para empezar era un búho nocturno, por lo que se acostaba en la madrugada y se despertaba mucho después de que el sol saliera. A las 2 de la tarde se encerraba en su estudio del que sólo salía para comer, y en ese entonces su actual pareja, Fernande, decía que parecía aburrido cuando en realidad estaba inmerso en su universo personal, descifrando los misterios de la pintura. Después de la comida se encerraba de nuevo y no salía hasta que se acostaba. Dicen que Picasso podía pasar hasta cuatro horas viendo un lienzo mientras pensaba que era lo que haría en él.


Ray Bradbury – (1920 – 2012)

Libros Martian Chronicles
El escritor de ciencia ficción era un amante de las letras. A tal nivel que fue tan buen escritor como profesor. Sus consejos para escribir son tan honestos que tal vez es lo único que necesitas escuchar si quieres ser escritor. Entre los muchos tips para ser escritor, determinó una pequeña rutina que se complementaba con "lee todo lo que esté en la biblioteca". Esa rutina era leer diariamente un ensayo, un poema clásico y un cuento corto. Tres distintos tipos de narrativa y de intención. Cultivarte día a día en esas tres cosas te beneficia de una forma en que no te puedes imaginar. 


Luis Buñuel (1900 – 1983)

sadomasoquismo pelicula bella dia
De España pasó a Francia, lugar en el que el grupo surrealista al que se unió le cambió la vida y le dio sentido a las imágenes oníricas que eran recurrentes en él. Ahí su pasión por el cine creció, por lo que comenzó a ver tantas películas como le era posible. Gracias a un pase de prensa veía alguna proyección privada durante las mañanas, en las tardes asistía a un cine de barrio y veía otra película y en las noches veía una tercer película. Hoy es bastante complicado seguir esa rutina que puede llevar más de seis horas diarias, pero un verdadero cineasta no debe ver cine, debe vivirlo. Si deseas saber más acerca del tema aquí puedes conocer las películas favoritas de Luis Buñuel.


Charles Bukowski (1920 – 1994) 

bukowski ser creativo
Si lo tuyo es seguir la vida más que bohemia, el camino autodestructivo de Bukowski puede ser perfecto para ti. El escritor nunca se levantaba antes del mediodía, pero al hacerlo se iba directamente a la pista de carreras. Después de malgastar su dinero (a pesar de explicar distintas técnicas en sus novelas, nunca fue un exitoso jugador), regresaba a comer algo con su pareja, charlaba con ella mientras tomaba algunos tragos, y a las nueve y media de la noche subía a su habitación. Dos o más botellas de alcohol, música clásica y su máquina de escribir es todo lo que el autor necesitaba para crear sus crudos pero magníficos poemas. 


Werner Herzog (1942 – )

herzog
Uno de los directores vivos más importantes también es uno de los más aventureros. Para él el trabajo es lo más importante y si quieres hacer cine, más te vale comenzar de inmediato. "Un teléfono, una computadora y un carro" son las tres cosas que según él son necesarias para hacer una película, todo lo demás sale por su cuenta. También es importante saber que no necesitas un presupuesto millonario para crear películas, pues argumenta que hoy bastan 10 mil dólares, que no debes emplear gente que hace trabajos mínimos cuando lo puedes hacer tú. En resumen, menos es más y debes empezar ya. En cuanto a su proceso creativo, hay dos cosas. Una es ver las malas obras. Según Herzog, ha aprendido más de cine viendo malas películas que de cualquier otra cosa, pues esas cintas hacen que tú pienses la forma en que podrías convertirla en una buena obra. La otra es vivir, viajar, conocer, trabajar en distintos empleos para darte cuenta de la verdadera vida, de lo ajeno a ti. Así te encontrarás y sabrás usar tu propia voz.


Crear se convierte en un trabajo único, pues aunque todo es la referencia de algo existente, transformar elementos de alguien más para hacerlos algo propio es hacer arte, y nadie que se digne de llamarse artista trabaja poco y no se esfuerza. El genio romántico no existe, en tiempos líquidos es el esfuerzo, el sacrificio, los hábitos, la pasión, el trabajo y la determinación lo que te convierten en un gran artista. 


Te puede interesar:

10 libros para morirte en sus brazos
 
Las rutinas diarias de Nietzsche, Marx y Kant

 ***
Fuentes: Brainpickings, Seeking Intellect

Referencias: