INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Vigorexia: el peligroso trastorno que te lleva a ejercitarte de manera obsesiva

10 de agosto de 2018

Rodrigo Ayala Cárdenas

La vigorexia se cuenta entre los trastornos de la imagen corporal distorsionada más frecuentes en personas jóvenes.

Ese intenso deseo de hacer más y más ejercicio casi como una obsesión diaria se le conoce como vigorexia, distrofia muscular o complejo de Adonis. También recibe el nombre de "anorexia atlética". Médicamente consiste en un trastorno no alimentario como consecuencia de una imagen corporal distorsionada, como ocurre también con la anorexia. A diferencia de ésta, la persona está obsesionada con subir de peso y aumentar su masa muscular aun cuando está en plena forma atlética.



Regularmente ocurre con más frecuencia con hombres que se perciben como demasiado delgados, carentes de una adecuada masa muscular. Eso los conduce a evitar los alimentos grasos e incorporar a su dieta muchas proteínas e hidratos de carbono. Es más frecuente en hombres de entre 18 a 35 años.



Síntomas de la vigorexia


Ya decíamos sobre la autopercepción de una delgadez extrema que lleva a los varones a someterse a dietas restrictivas y altas dosis de ejercicio, especialmente en el gimnasio, pero también existe un abuso del consumo de complejos proteicos y de anabolizantes derivados de la testosterona. La preocupación obsesiva por la figura y una distorsión del cuerpo sigue siendo el síntoma principal, llevando a la persona a pesarse de manera constante y mirarse en el espejo de manera continua.




Causas de la vigorexia

Existe un cuadro obsesivo compulsivo que hace que el paciente desarrolle pensamientos negativos sobre él mismo. En casos extremos, el vigoréxico concentra todo su esfuerzo en realizar ejercicio mediante rutinas demandantes, descuidando sus actividades cotidianas.




Tratamiento de la vigorexia


Principalmente se ha descubierto que existe un factor educativo, cultural y social en el desarrollo de la obsesión del vigoréxico con su cuerpo y su adicción al ejercicio. El tratamiento más común es la ayuda psicológica profesional. A nivel de terapia, el profesional debe enfocarse a disminuir el entusiasmo exagerado y la ansiedad por la práctica intensa de un deporte. Su misión es lograr que el paciente desvíe la atención de su cuerpo hacia prácticas más sanas y, sobre todo, pensamientos más benévolos hacia sí mismo. El entorno familiar y el círculo de amistades juegan un papel fundamental como apoyo del paciente para hacerlo sentir cómodo con su cuerpo.




Consecuencias de la vigorexia


Las prolongadas sesiones en el gimnasio, además del consumo de esteroides, pueden llevar al vigoréxico a padecer problemas del corazón, incremento de su presión arterial, fatiga, nerviosismo e irritabilidad, reducción del apetito sexual, temblor en el cuerpo, además de osteoporosis en el peor de los casos, ya que el exceso de proteínas se convierte en ácido úrico, el cual afecta a la absorción del calcio.




Ante cualquiera de los síntomas, la persona debe buscar la ayuda de un profesional en materia psicológica. 


También puedes leer:


Los trastornos alimenticios más extraños


Señales que indican que tu amigo sufre un desorden alimenticio

TAGS: Hombres salud cuerpo
REFERENCIAS: Guía Fitness Cuídate Plus Muy Interesante

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Fotografías de la deformación canina provocada por el egoísmo humano The Best, The Interesting, And The Please Don't Outfits Of The MTV VMAs 2018 7 frases de la carta del Papa Francisco sobre los menores víctimas de sacerdotes pedófilos Por qué tener bebés fue la peor tragedia de mi vida Dónde están las Voyager ahora mismo y quién recibirá su mensaje Johann Mergenthaler: ¿Qué hace un curador en una feria de arte y fotografía contemporánea?

  TE RECOMENDAMOS