El hombre que se tomó fotografías para retratar su enfermedad mental

El hombre que se tomó fotografías para retratar su enfermedad mental

Por: Alejandro Arroyo Cano -



El sol sale de su escondite y es tiempo de empezar a vivir. Te levantas, te pones tus mejores prendas y estás listo para un día más en esta hermosa realidad. Todo parece ser normal; la gente te saluda dándote los buenos días, el transporte llega a tiempo y parece que no habrá ningún contratiempo en el camino. Ya que estás sentado y te dispones a escuchar tu música, comienzas a sentir una extraño dolor en el pecho. El aire se te va, comienzas a marearte y de golpe pierdes la consciencia. Cuando despiertas estás entubado en un frío y extraño hospital. Aún no alcanzas a escuchar bien, la voz del doctor es lejana y difusa. Las pocas palabras que entiendes son: "Estuviste a punto de morir".

Tsoku Maela rosa

Apenas comienzas a recuperar fuerzas y preguntas qué fue lo que pasó. Te responden que tus pulmones se pasmaron por un momento porque al parecer hay algo en tu cerebro que no está funcionando bien. Le preguntas al doctor si es normal que te siga ardiendo un poco el pecho, él te responde que es normal debido a que por un momento se contrajeron de una manera muy crítica. Las cosas parecen más serias, así que pides más información. La sorpresa es que aquella persona que debería ayudarte, ya te está pidiendo que firmes tu carta de salida, pues en ese lugar no hay espacio para ti.

El hospital te está negando un servicio por el color de tu piel. Por no tener un color pálido, casi transparente, nadie puede darle seguimiento a tu caso. Te recogieron porque estabas a punto de morir, ahora que ya respiras por tu propia cuenta debes marcharte. Entonces te sacan a la fuerza y sólo te dicen que debes cuidarte porque lo que está pasando por tu cabeza es algo delicado. Ante toda esta injusticia, ¿qué fue lo que sentiste? Puede que esta pequeña historia te parezca intrascendente porque en realidad cuentas con mucha salud y tranquilidad, pero justo estos fueron los acontecimientos que sufrió el artista visual Tsoku Maela.

Tsoku Maela ruptura

Él fue quien en realidad sintió un fuerte dolor en el pecho y después fue internado en un hospital. Cuando le dijeron que tenía un problema en su cabeza le negaron la oportunidad de tratamiento por tener la piel oscura. Fue cuando Maela comenzó a sentir una enorme ansiedad y angustia en su vida pues sabe que hay algo en su mente que se está atrofiando poco a poco y no puede ser atendido como se merece.

Tsoku Maela espejismos

Él nació en Sudáfrica, un país que está capitalizado y gobernado por gente blanca. Su sociedad está construida a la semejanza de las primeras potencias mundiales, en donde los negros sufren de una discriminación lasciva y, por lo tanto, no puede contar con los mismos privilegios que sus compatriotas. Por eso fue arrojado del hospital con puras malas noticias que al día de hoy siguen perturbando su vida. 

Tsoku Maela explotando

Observa las fotografías que sólo las personas con ansiedad entenderán.

Tsoku Maela muerto

Tras pasar un par de días internado sin saber realmente qué le pasaba o cuál sería su destino,  Tsoku Maela se creó mil imágenes en su cabeza  y es claro que ninguna de ellas era buena. Al ser dado de alta, lo primero que hizo fue tomar una cámara, dándole inicio a su trayectoria artística. Él ve a la fotografía como una manera de curación o de desahogo. Poco a poco fue autorretratándose como él mismo se percibía en el mundo, de una manera surrealista que no encajaba con el orden de una sociedad blanca.

Tsoku Maela azul

Tsoku Maela enmedio del oceano

Cuando comenzó a realizar sus fotografías y comprendió que era bueno haciéndolas, trató de buscar algún apoyo artístico, pero nuevamente fue rechazado o evadido por su color de piel. Como los autorretratos era lo único que calmaban la ansiedad de no saber qué le pasaba a su cabeza, Tsoku Maela comenzó a compartir su trabajo en las redes sociales. Fue entonces cuando su popularidad despegó y le dio un poco de orden a sus fotografías, estrenando la serie “Abstract Peaces”.

Tsoku Maela pareja

Lo que trata de expresar Maela es la separación de su persona con la realidad. Sus escenarios son algo completamente fuera de lo normal, porque para él, así es como los demás representan a un hombre negro. Mientras que todos viven tranquilamente, él sabe que tiene una bomba de tiempo que no tardará en explotar, pero hasta que pueda juntar el dinero para salir del país y encontrar un tratamiento adecuado, él tendrá que sobrevivir en una realidad alterada y ajena.

Tsoku Maela pintado

Tsoku Maela rosa














El caso de Tsoku es tan sólo uno de los miles que siguen existiendo en la actualidad. Al menos él tiene la fortuna, la creatividad y habilidad para enfrentarse a una adversidad de este tamaño de una manera artística, ¿qué deben hacer todas las otras personas que no tienen ni siquiera la oportunidad de conseguir una cámara porque están en la parte más baja de la escala humana? Deberán sofocarse por la ansiedad y la incertidumbre de su vida o sólo aceptarlo y vivir el tiempo que les queda ignorando el problema. Este es uno de los horribles problemas que siguen ocurriendo en pleno siglo XXI.

Tsoku Maela paraguas


-
La historia de Tsoku Maela debe ser difundida como una denuncia de la desigualdad, hacer caso omiso de este tema convierte a uno partícipe de la discriminación racista. Tal vez sea necesario reflexionar sobre la discriminación social como inspiración en el arte o las 10 películas sobre la discriminación basadas en hechos reales. 







Referencias: