Las verdaderas mujeres lucen así, sin cuerpo y llenas de historia

Las verdaderas mujeres lucen así, sin cuerpo y llenas de historia

Por: Eduardo Limón -



La mujer es infinita e indefinible. Si no es cierto –que lo dudo–, por lo menos éste es el statement con el que Annie Leibovitz da continuidad a uno de sus proyectos más interesantes en su carrera; después de darse a conocer mundialmente por sus fotografías de la farándula y el entretenimiento, tras haber iniciado este trabajo en 1999 junto a su amada Susan Sontag, Annie vuelve entonces a una producción visual que cada día se torna más política, pero no por eso menos personal e íntima. La mirada que se busca a través de la captura del sexo femenino en Leibovitz, esa que se pregunta por cómo se ve a éste,  por qué tanto se puede entender en su actividad, es aquella que clama no sólo a la admiración de una belleza perfecta, sino a la de una totalidad.

Las verdaderas mujeres lucen así, sin cuerpo y llenas de historia 1

Leibovitz fotografía a la mujer, según Gloria Steinem, en toda la variabilidad que conlleva lo humano; considerando una divergencia constante de idiosincrasias, simplicidades, artificios, sentimientos y acciones, “Women”, como es llamada sin complicaciones esta serie que ha atravesado ya década y media de ejecución, reúne rostros y cuerpos que son capaces de transmitir lo que significa portar dos cromosomas idénticos en este mundo. Asumiéndose como una colección de imágenes que comenzó justo al finalizar el siglo XX, hoy su revival se reconoce urgente y primordial para aportar un soporte visual a todas esas cosas que no hemos superado como sociedad en torno a la figura femenina del XXI.

Las verdaderas mujeres lucen así, sin cuerpo y llenas de historia 2

Entre cuadros a blanco y negro o color, juegan las siluetas del romance, el miedo, la intriga, el dolor y demás experiencias humanas que son capaces de poseer a cualquiera, pero que se tornan especiales para la vista si se adecuan a la silueta de una mujer. Leibovitz enfatiza que en repetidas ocasiones nos hemos esforzado por comprender el cuerpo del hombre y sus transformaciones físicas o emocionales, pero es necesario ver con un ojo mucho más crítico la estancia sexualmente opuesta en el mundo. Para ello, se vale de Patti Smith, Michelle Obama, Katy Perry, Louis Bourgeois y Rihanna, entre otras, dando representaciones de mayor huella al espectador con respecto a esa dimensionalidad omitida del sexo femenino.

Las verdaderas mujeres lucen así, sin cuerpo y llenas de historia 3

Las verdaderas mujeres lucen así, sin cuerpo y llenas de historia 4

Obviamente no todo es dulzura y calma en el retrato que ejerce Leibovitz; justo si se trata de extender los horizontes para promover un acercamiento más completo a la mujer que hemos maquillado y caricaturizado hasta el cansancio, Annie ha demostrado ser de las mejores para lograrlo.

Las verdaderas mujeres lucen así, sin cuerpo y llenas de historia 5

Las verdaderas mujeres lucen así, sin cuerpo y llenas de historia 6

Incluso podríamos decir que las fotografías más efectivas para dicha tarea no son aquellas que evidentemente toman el rostro o el gesto directo de una modelo, sino las que hablan de una mujer más allá de lo físico; las que evocan a la vivencia y al sentimiento. De esta manera, Leibovitz ha conseguido fuertes vestigios visuales del ser femenino mediante el objeto que guarda cargas espirituales; las muñecas de Louisa May Alcott, la alcoba de Vanessa Bell y los vestidos de la madre de Elvis Presley, entre otras pertenencias de sus congéneres.

Las verdaderas mujeres lucen así, sin cuerpo y llenas de historia 7

Las verdaderas mujeres lucen así, sin cuerpo y llenas de historia 8


Si Annie es identificable al mil por ciento por su trabajo en el fashion y la celebridad, esta producción da cuenta de los alcances que ella tiene fuera del terreno comercial; de hecho, la artista se refiere a este trabajo una y otra vez como ese proyecto que la salva y le recuerda quién es.

Las verdaderas mujeres lucen así, sin cuerpo y llenas de historia 9

annie leibovitz mujeres


“Women” no es un trabajo de moda, es un registro fotográfico que oscila entre la política y lo ritual –la significación casi religiosa– para permitir el encuentro de la naturaleza humana con el espectador; aventajándose, claramente, de la necesidad social por admirar a los famosos y sus circunstancias, pero otorgándoles esa capacidad un millón de veces más comunicativa y contestataria en el mundo que vivimos. Si este trabajo de Annie Leibovitz da la impresión de volver a coquetear con el mainstream y lo pop es porque, en efecto, lo hace; porque sólo ella sabe cómo manejar esa faz de la fotografía para decir mucho más que lo simple y aparente.

-
Para conocer a otros fotógrafos que se han abocado a trabajar con el exterior y el interior de la anatomía femenina, visita los siguientes artículos: Fotografías de todo lo que una mujer menstruando no puede tocar en Nepal Fotografías de mujeres fuertes que luchan contra un trastorno alimenticio.







Referencias: