Por qué tomar fotografías en ropa interior no te hace buen fotógrafo
Fotografía

Por qué tomar fotografías en ropa interior no te hace buen fotógrafo

Avatar of Diana Garrido

Por: Diana Garrido

18 de septiembre, 2017

Fotografía Por qué tomar fotografías en ropa interior no te hace buen fotógrafo
Avatar of Diana Garrido

Por: Diana Garrido

18 de septiembre, 2017


Ser un fotógrafo puede ser sinónimo de divinidad...


Estar detrás de una lente no sólo implica tener los conocimientos básicos sobre composición, luz y cromática; sino también, se necesita un poco de alma y una visión que vaya más allá. Es decir, mirar a través de un ojo falso sólo debe ser para poder mostrar lo que otros no ven. El problema con la fotografía es que no basta con crear un discurso en el que, al mirar una imagen, se coloquen determinados adjetivos y ya. Hay que hacerlos notar y que los espectadores miren la postal y que la entiendan desde el principio; que la sientan.


Un ejemplo es la mítica foto de la niña del Medio Oriente con ojos verdes transmite tanto. Es ella rodeada de un mundo quizá nefasto, pero en su mirada se mantiene la esperanza y el temor. O el beso en medio del desfile: un marino y una enfermera, dos héroes nacionales demostrando que el amor puede triunfar. Es entonces que nos preguntamos: ¿qué transmite la foto de una chica en ropa interior? Nada.


En la vida, hay pocas cosas tan gratificantes como reconstruir la confianza en una persona. Saber que alguien levantó su autoestima gracias a una simple acción que quizá realizaste sin pensarlo, puede significar, incluso, más para ti. El infortunio del amor propio es el peor de los males del corazón, puesto que las personas pueden herirte con palabras tristes, pero puedes esquivarlas; en cambio, cuando esas palabras te las empiezas a decir a ti mismo con toda la sinceridad posible, se convierten en puñaladas que en realidad no logran nada. Sin embargo, si aún con toda la autodestrucción llega alguien que te muestra una imagen de ti siendo lo que tanto dudas y comienzas a convencerte de lo fascinante que puedes ser, entonces, esa persona es un gran fotógrafo, pues no sólo te capturó en físico, sino también en alma.


Por qué tomar fotografías en ropa interior no te hace buen fotógrafo 0

-

¿Alma, ojo o ambos?


Se necesita más que un buen ojo para postrarse detrás de una cámara, se requiere alma. Pero, ¿qué ocurre cuando en una foto no hay dicha alma, pero sí un concepto visual muy llamativo que atraerá personas y generará discusión entre los puritanos y los mal pensantes de la estética? Éxito. Desafortunadamente, no basta con presentar una bonita imagen de Paul McCartney en pleno show, hay que mostrar un músico cansado, humano, pero siendo él mismo sobre el escenario.


No hay un culpable, hay numerosos factores que este tipo de actividad sea arte o se venda como tal: el fotógrafo que se vale de las herramientas digitales para poder promover su trabajo, de modo que basándose en lo que lo que su público le pide realiza su obra. De modo que, lo que pudo comenzar como un hobbie o un impulso a su empleo, puede convertirse en un estatus que lo identifique. Entonces, se convierte en un círculo vicioso: el espectador ve lo que el fotógrafo le da y éste presenta lo que el público le pide.


No obstante hay un grupo de artistas que no logran salir de ahí de ninguna manera. Los que toman fotos de lencería en un estudio, detrás de cientos de luces, un modelo exuberante y cámaras por doquier. Ellos se encargan de capturar lo que está ocurriendo en el momento, pero no es nada espontáneo. Ni siquiera se deja fluir el movimiento o la naturalidad. Quizás estamos siendo muy directos en cuanto a decir que este tipo de fotografía es sólo para ver cuerpos "estéticos" y no con un fin artístico. Pero la realidad es que no hay arte en una pose fabricada y sugerente. Claro, su finalidad es entretener, pero eso no implica mostrar el alma de la chica cuya lencería sobresale del cuadro, tampoco lo hay en los pectorales engrasados de un modelo. ¿Qué trasmiten que pueda dejar la sensación de pertenencia y durabilidad en es espectador?


Por qué tomar fotografías en ropa interior no te hace buen fotógrafo 1


Para que una foto resulte completa debe encajar en el canon estético, pero también debe hacer empatía con en el espectador de manera que éste, al mirarla, encuentre algo que le haga click e inmediatamente se identifique con la foto. Si embargo, no ocurre. Siempre que se presenta una exposición de cuerpos al desnudo o con ropa interior, éstas son presentadas de tal forma que lo que cuenta son las anatomías, pero el mensaje queda muy por debajo. Inclusive cuando se trata de erradicar enfermedades y epidemias como la obesidad o cuando se busca enaltecer cualquier tipo de cuerpo o si se busca luchar contra la discriminación, éstas imágenes serán una oda a la figura, no importa cual.


-

El arte de la ropa interior


No, no hay arte en la ropa interior. Hemos dicho hasta el cansancio que la moda es un arte, de eso no hay duda. Los diseñadores no sólo se sientan a idear tendencias. Planean conforme el tiempo les va permitiendo, hacen vestidos, zapatos o joyería inspirados en principios básicos del arte, les inyectan color y técnicas específicas. La ropa interior es parte de ella. Pero para los fotógrafos, desafortunadamente, ésta no juega un papel importante, ni de cerca. El punto en este tipo de capturas es mostrar piel, atributos humanos que hagan de la vista un deleite, pero no más.


Cuando Playboy comenzaba, la ropa no era para nada un artículo esencial, salvo los bodies, los tacones y las orejas de conejo. Estética que se mantuvo hasta hace unas tres décadas. Tiempo después, la lencería jugaba parte de, pero, para nada era el focus de foto. En la actualidad entre menos prendas haya, mucho mejor y se entiende. Se supone que estamos en una sociedad mucho más libre, provocativa y abierta a todo tipo de expresiones. Sin embargo, las fotos siguen siendo iguales: no muestran nada, no provocan admiración y tampoco son innovadoras.


Por qué tomar fotografías en ropa interior no te hace buen fotógrafo 2


Aunque haya fotógrafos que exponen un discurso más elaborado o que intentan hacerlo, no lo consiguen. Desde que los filtros vintage fueron de fácil acceso para las personas con un smartphone y la cultura de lo indie se puso en boga, vemos que hay cientos de fotos on line en las que se muestran personas en poca ropa, pero en situaciones idealizadas, mismas que se convierten en el sueño de todo aquel que las ve. Por lo que con ayuda de un filtro que de la impresión de ser una tarde otoñal, algún tatuaje en el cuerpo del modelo, una taza de café y una ventana lluviosa, una foto en lencería puede convertirse en la imagen de la perfección y del erotismo. Si bien este tipo de fotos tienen un poco más de mérito por mostrarse de manera distinta, no hay manera de que sea arte, ya que es lo mismo de siempre con algunos elementos de más.


-


Por muy alternativas que sean las fotos en ropa interior, no son arte. Los filtros, los escenarios o los modelos podrán cambiar estéticamente, pero no pueden considerarse arte. Si bien a lo largo de la historia han habido artistas que plasman desnudos o que retratan el erotismo de un cuerpo, se diferencian de una foto, ya que cada pintura o escultura tiene una forma de producción mucho más compleja y cara, por lo que hacer una foto con pocas prendas, sólo puede significar premura, falta de ingenio, de calidad y un considerable desinterés por parte del medio (no sólo del fotógrafo) por realizar productos que impliquen conciencia y al mismo tiempo erotismo.


Se requiere más que una cámara, unas piernas torneadas y una bonita colección de lencería. Se necesita de visión, de menos piel y de un mensaje digno de exponerse para hacer de la fotografía un arte. Dejemos de lado el desnudo artístico y el erotismo falso con los que se nos venden revistas y personas, hay que hacer verdadero arte, no sólo fotos rápidas sin alma.



Referencias: