Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

HISTORIA

Caso Piedad Martínez: La venganza de una niña que terminó en tragedia

Por: 23 de septiembre de 2022

Conoce la macabra historia de Piedad Martínez del Águila, una niña de 12 años de Murcia, España, que envenenó a sus hermanitos.

Piedad Martínez del Águila fue una niña de 12 años originaria de Murcia, España, que protagonizó uno de los casos más perturbadores de la historia, pues en 1965, en menos de un mes, asesinó a sus cuatro hermanos menores a los que tenía que cuidar porque sus padres, Andrés y Antonia, debían salir a trabajar.

“Quería jugar con mis amigas y no podía”, dijo Piedad para referirse a la desesperación que sufrió tras tener que hacerse cargo de sus hermanos.

La niña era la mayor de las mujeres, pero la tercera de un grupo de 8 hermanos, por lo que tenía otros hermanos mayores que igualmente no estaban en casa debido a sus múltiples actividades.

Lo más aterrador del caso es que al inicio nadie sospechó de los fallecimientos de los niños, pues se dijo que se debió a diversas enfermedades. María del Carmen, de sólo 9 meses de edad, fue la primera en morir por supuestamente culpa de una meningitis. Cinco días después, falleció el segundo de los hermanos, Mariano, de dos años. Los siguientes cinco días después, Fuensanta, de 5 años, y a partir de entonces fue que se empezó a sospechar de algo.

En 1965 Piedad Martínez Del Águila una niña de Murcia España, se convirtió en asesina serial al matar a sus 4 hermanos menores en un lapso de 1 mes. Decidió envenenarlos uno por uno, ya que estaba harta de cuidar de ellos cuando sus padres trabajaban. La niña de pic.twitter.com/DY0FUVWFIL

— ¿Perturbador o gracioso? tú decides.  (@QuePerturbador) April 30, 2021

Por los extraños acontecimientos los vecinos incitaron a la familia a internarse en el Hospital Provincial de Murcia para ser revisados, sin embargo, todos estaban saludables y fueron dados de alta para pasar las fiestas de fin de año en su hogar.

El 4 de enero de 1966 le tocó el turno a su hermanito Andrés de 5 años y tras esto los cuatro cuerpos fueron enviados al Instituto Nacional de la Salud en Madrid para revisarlos, pero no se detectó ningún virus y fueron exhumados y enterrados en un cementerio, sin embargo, en los estudios forenses se dieron cuenta que todos habían sido envenenados.

Los padres fueron encarcelados e interrogados, pero la sospecha se dirigió hacia Piedad, ya que ella era quien los cuidaba e incluso los alimentaba todos los días. Por ello, un inspector la interrogó de una manera muy inteligente en la que le tendió una “trampa” simulando que le iba a echar una cucharada de cloruro en su vaso de leche y ella se negó porque aceptó conocer qué era eso e incluso ofreció su confesión.

–¿Hace daño? ¿Es como lo que le diste a tus hermanitos? –preguntó el funcionario.

–Fui yo quien mató a los cuatro. Los tres primeros por orden de mi madre.

–¿Y el último?

–Lo maté yo sola, por mi propio impulso.

Tras ser ingresada en un hospital psiquiátrico, Piedad Martínez siguió culpando a sus padres también al mismo tiempo que dijo a las autoridades cómo fue que cometió sus crímenes. Dijo que picaba unas pastillas con las que limpiaba metales y las mezclaba con veneno para ratas. Hacía pequeñas bolitas y se las incorporaba en los vasos de leche que tomaban los pequeños. El cloro y el cianuro provocaron su muerte.

Desde entonces no se supo más de la niña y su familia hasta que su hermano mayor en 1978 estuvo involucrado en otro fuerte caso. Su padre perdió su trabajo y una ceguera le provocó la muerte. En este 2022 Piedad tendría la edad de 68 años.


Recomendados: Enlaces promovidos por Taboola: