INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

5 castigos de la Antigüedad en torno al placer femenino

8 de agosto de 2018

Rodrigo Ayala Cárdenas

Históricamente la mujer ha tenido que soportar castigos y demás humillaciones cuando han intentado explorar su sexualidad en las distintas sociedades machistas.


La historia nos ha demostrado en muchos casos que tristemente la mujer siempre ha llevado las de perder cuando le toca enfrentarse a la tiranía de los hombres. En el aspecto de la sexualidad, las mujeres se ha visto ante una barrera de machismo que ha frenado sus derechos o bien, ha intentado rebajarle sistemáticamente mediante acciones humillantes. 


Sirvan de ejemplo las prácticas del antiguo Israel en las que estaba terminantemente prohibido que una mujer llegara al matrimonio sin su virginidad intacta. Por su parte, el hombre tenía la licencia de perder su virginidad mucho antes de casarse. Si una mujer era descubierta por su marido como alguien que ya no conservaba su ‘pureza’ podía apedrearla hasta llevarla a la muerte.


Pero, ¿qué más castigos ha tenido que soportar la mujer en torno a su placer y sexualidad sólo por querer vivir su propia naturaleza?


Los matrimonios arreglados


En sociedades como Mesopotamia, Sumeria y Babilonia, los matrimonios acordados entre familias eran algo muy común. Ninguna mujer que estuviera involucrada en estos tratos podía reclamar o intentar cambiar un destino que era decidido por su familias. Estos matrimonios eran una especie de contrato, donde ambas familias resultaban favorecidas y establecían un mutuo acuerdo para la procreación de su legado sanguíneo. Sin ir demasiado lejos, esta práctica aún se lleva a cabo en distintos rincones del globo en la actualidad y son una forma de violencia hacia las mujeres.



-

Los mercados de mujeres


Uno de los ejemplos más representativos de cómo era concebida la mujer como una especie de objeto sexual ocurría en la antigua Babilonia durante los mercados de doncellas, que Herodoto describió en sus memorias. Una vez al año, arribaban a Babilonia cientos de mujeres de todas las edades para ser dispuestas en subastas a hombres de todas las condiciones sociales. Los más ricos pujaban por las mujeres que según los cánones de aquella sociedad eran consideradas más jóvenes y hermosas, mientras que los menos adinerados se tenían que conformar con las que eran vistas como carentes de atractivo. Muchos viudos acudían para adquirir una mujer y casarse de nueva cuenta.



-

La prostitución como acto sagrado


De nuevo en Babilonia, las mujeres eran obligadas a formar parte de ciertos ritos en torno a la sexualidad: en el templo de la deidad femenina Mylitta, las doncellas acudían para mantener relaciones sexuales con desconocidos, como una especie de rito dedicado a la diosa. Las ganancias reunidas se disponían para mantener el culto a Mylitta. Las participantes no se podían ir si no reunían la cantidad especificada en el trato. 



-

El cruel ritual del ‘sati’ en la India


En la antigua India se creía que una mujer no tenía derecho a seguir con su vida cuando enviudaba. Por ello, durante los actos funerarios dedicados a su marido, la mujer era arrojada viva a una pira funeraria en la que ardía hasta morir. De esa manera acompañaba a su difunto marido hacia la muerte.



-

Los castigos en la Edad Media a los pecadores


Durante la Edad Media, la Iglesia sólo aceptaba que los matrimonios tuvieran sexo con la postura que hoy se conoce como ‘el misionero’ (y sólo porque era la más adecuada para la procreación). Para evitar que las parejas tuvieran sexo por placer establecieron una legislación que condenaba las posturas más atrevidas o con las que las mujeres y hombres experimentaran placer. Por ejemplo, la postura con la mujer sentada sobre el hombre se castigaba con tres años de penitencia (ausencia de sexo, y agua y pan como únicos alimentos). Algo más leve se estableció con la postura del hombre detrás de la mujer: 40 días del mismo castigo. La mujer que fuera sorprendida masturbándose con objetos merecía una penitencia de un año.




*

Ahora lee:


15 problemas sexuales que tenían las personas durante la Edad Media


Los hábitos sexuales más extraños de la historia


TAGS: Sexualidad Historia mundial Datos curiosos
REFERENCIAS: Ancient Origins La Historia Oculta

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Por qué creían que la sangre de la menstruación era venenosa en la Edad Media La razón por la que Friendly Fires escapó unas horas del Corona Capital 2008 Cómo descubrí que mi abuelo fue un nazi How To Choose The Right Partner, According To Psychology Robbie, indie y amor: 25 fotos de cómo se vivió el primer día en el Corona Capital 2018 La extraña razón por la que están naciendo bebés sin extremidades en Europa

  TE RECOMENDAMOS