El jarabe tapatío, la danza simbólica de la mexicanidad

El jarabe tapatío, la danza simbólica de la mexicanidad

Por: Andrea Guzmán -

Considerado como el baile más representativo de México, el jarabe tapatió fue símbolo de libertad y rebeldía durante los tiempos de la Colonia.


Todos conocen el jarabe tapatío, esta danza ha sido llamada como “jarabe nacional” porque es el baile folklórico por excelencia. Tanto la danza como la música son sinónimos del estado de Jalisco, lugar donde nació esta tradición, sin embargo los elementos del jarabe tapatío conjuntan varios elementos de la cultura mexicana, así que si quieres saber más sobre la historia de este baile, continúa leyendo.

El jarabe tapatío es considerado como un símbolo más de la mexicanidad porque se compone de varios elementos de todo el país en cuanto a su indumentaria, la estructura de la música y antecedentes históricos. Empezaremos con un poco de historia para conocer cuándo surgió esta danza.

Historia

De acuerdo con El Universal, en los años de la Colonia en México, diversas compañías de danza llevaron el jarabe gitano a distintas partes de la Nueva España, el cual tuvo gran aceptación entre los indígenas y mestizos. Sin embargo, como suele ocurrir con otras danzas como la polka norteña, el pueblo adaptó la danza con sus propias culturas, así que hicieron su versión de los “zapateados españoles”, en la que mezclaron danzas indígenas donde participaban principalmente hombres.

Esos jarabes se bailaban en las haciendas, pero esta nueva danza no fue vista con buenos ojos por la iglesia y el gobierno, quienes consideraron que era ofensivo a la moral e incluso pecaminoso por lo que llegaron a prohibirlo, esto solo ocasionó que el jarabe tapatío se convirtiera en un motivo de libertad.

El jarabe tapatío, la danza simbólica de la mexicanidad 1Foto: Mediateca INAH.

Pero el reconocimiento a este baile llegaría en los tiempos de la Reforma, con Benito Juárez en la presidencia en 1821, el jarabe tapatío se popularizó aún más hasta convertirse en un símbolo de identidad mexicana que desafió a las autoridades coloniales. 

Danza

El Jarabe tapatío representa una conquista hacia la mujer, es una dramatización de galantería. Según cuenta Rolando Rivera Falcón, integrante del Ballet Folclórico de la Universidad de Guadalajara (UdeG), cuando el hombre tira el sombrero al piso invitando a que la mujer baile sobre el ala del sombrero, busca que lo acepte y si quiere bailar alrededor del sombrero, quiere decir que la conquistó.

Sin embargo, el elemento de tirar el sombrero al piso no formaba parte de la interpretación que se realizaba en los campos, sino que fue añadido por una afamada bailarina rusa: Anna Pavlovla. En 1919, Pavlova se presentó en México junto con su Gran Compañía de Bailes Clásicos, y fue en una presentación de “bailes mexicanos” donde la bailarina rusa introdujo la costumbre de bailarlo en el ala de un sombrero.

Vestimenta

Los trajes típicos para bailar el jarabe tapatío son El Charro y la China Poblana. Según el libro Seis Siglos de Historia Gráfica de México, de Gustavo Casasola, el Charro y la China Poblana se forjaron a mediados del siglo XIX, después de la invasión francesa.

El traje de Charro consta de un pantalón ajustado con botones de plata a un lado, hecho de gamuza, de casimir o de paño, una chaqueta con botones al frente y bordados que contrastan el color del traje, camisa blanca con corbatín al cuello y un sombrero de ala ancha de cuatro pedradas y botas.

El jarabe tapatío, la danza simbólica de la mexicanidad 2Foto: Luz Noticias

Mientras que el traje de la China Poblana, es una blusa bordada con un holán en forma de triángulo invertido adornado con listones de colores; una falda amplia de popelina (la cual es de varios colores) que lleva un holán de listones del mismo color que en la pechera. Algunos trajes suelen tener el águlia de la bandera mexicana bordada con chaquira y lentejuela. Y no pueden faltar las tradicionales trenzas.

El jarabe tapatío, la danza simbólica de la mexicanidad 3Foto: El Souvenir

Música

El jarabe tapatío está compuesto por 32 aires, (un aire es un fragmento de alguno de los sones que representan una entidad de la República), En 1924 se crea una versión que conjunta distintos jarabes, sobre todo de regiones de Jalisco, y ese es el jarabe que conocemos hoy.

La música de mariachi se hizo popular en 1973, pero originalmente el jarabe se bailaba con el canto de dos hombres, uno imitaba una voz femenina. De acuerdo con El Universal, en sus inicios el jarabe tapatío era interpretado por un mariachi conformado por un enorme arpón, violín, guitarrones o tamborcillo y clarinete.

Podría interesarte:

Polka norteña, la danza europea que México adoptó en la revolución

La Danza de los Viejitos, representación de resistencia a la conquista española

Danza del Venado, la caza como un ritual

Referencias: