Los demonios de los siete pecados capitales

Los demonios de los siete pecados capitales

Por: Rodrigo Ayala -

Conoce cuáles son los demonios que se asocian a los siete pecados capitales, las faltas más terribles que un hombre puede cometer, según las religión católica.


Peter Binsfeld, sacerdote jesuita, elaboró en 1589 una clasificación de los demonios que representan los siete pecados capitales. Estos demonios también son clasificados como los Siete Príncipes del Infierno. Los siete pecados capitales son las mayores faltas morales que un ser humano puede cometer, según las primeras enseñanzas del cristianismo, una religión que se dedicó a caracterizar como malignas a todas aquellas deidades de otras religiones “paganas” que deseaba eliminar para instaurar su fe. Los pecados capitales, desde esta perspectiva, son guiados por siete demonios distintos causantes de las tentaciones en las que los humanos caen en momentos de debilidad. 

Lucifer: Soberbia. Quién si no Lucifer como la entidad sobrenatural que encarna la soberbia, pues fue ésta la que lo condujo a rebelarse ante Dios al creer que su poder era tan inmenso como el del supremo creador, según los relatos bíblicos. 

Mammón: Avaricia. Mammón es una palabra aramea que significa “riqueza” o “abundancia”. Sin embargo fue hasta la Edad Media que comenzó a relacionarse esta palabra con un la presencia de un ser sobrenatural que personifica los sentimientos de avaricia, riqueza e injusticia. Se le describe de manera muy similar al dios griego Hades, y al dios romano Dis Pater. 

Los demonios de los siete pecados capitales 1

Asmodeo: Lujuria. Su origen proviene de la religión mazdeísta (Zoroastrismo) de los persas. Es el demonio que lleva a los seres humanos a experimentar su sexualidad de forma desenfrenada y llena de lascivia; incita a la infidelidad y el deseo carnal desmesurado. Su aspecto es de un ser tricéfalo: la primera cabeza es de toro, la segunda de hombre y la tercera de carnero.

Satanás: Ira. Es la representación del mal absoluto. Algunas historias lo confunden con Lucifer o lo sitúan como la evolución de éste una vez que fue expulsado a los abismos por Dios en compañía de sus legiones de demonios. La ira es una especie de puente que conduce al mal absoluto y al desarrollo de las acciones más viles de la especie humana. 

Los demonios de los siete pecados capitales 2

Belcebú (Baal): Gula. También es conocido como el Señor de las Moscas. Su imagen era horrenda: tres cabezas, la de un humano con corona, un gato y otra de una rana, las cuales están sostenidas por el lomo y las patas de una araña, según la visión de Collin de Plancy. Según lo relatos de la ocultista Johann Weyer, Belcebú dirigió una furiosa rebelión contra Satanás para llegar a ser lugarteniente de éste. Belcebú gobernaba el Este del Infierno como gran duque infernal y bajo su mando estaban 66 legiones de demonios.

Leviatán: Envidia. La Biblia describe al Leviatán como un monstruo marino de proporciones colosales con la apariencia de una serpiente o dragón. Otras visiones lo describen como una ballena. En la demonología de la Edad Media, Leviatán es un demonio del agua con la capacidad de poseer a las personas.

Belfegor: Pereza. Seduce a las personas para elegir la manera más sencilla de obtener beneficios o riquezas. Su imagen es la de una mujer de belleza indescriptible o la de un hombre fuerte y musculoso con espesa barba. El origen de este ser sobrenatural está en las religiones de Asiria.

Los demonios de los siete pecados capitales 3

**

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Los demonios más peligrosos de la historia de acuerdo al creador de la Iglesia de Satán

Los 10 demonios más terribles y poderosos

15 demonios medievales que aterrorizaron a toda Europa