Historia

Los 10 demonios más terribles y poderosos

Historia Los 10 demonios más terribles y poderosos

El mal, como en una dualidad, es inherente al bien. Es así como en cada religión y culto hay dioses creadores y benévolos, e igualmente los hay destructores y malévolos


Para la cultura occidental muchos de los dioses destructores fueron y son considerados demonios. Sólo hay que acudir a algunas historias medianamente convincentes para considerarlo como posible.



Christoph Haizmann demonio



Para muchos pueblos de la antigüedad, estos seres no eran demonios sino dioses o diosas muy poderosos en los que podía buscarse algún tipo de beneficio. Muchas de estas deidades exigían sacrificios de sangre o excesos rituales que las religiones modernas han considerado como pecado y por ende la connotación negativa que tenían estos cultos.


El sincretismo cultural hizo que mucho de estos dioses-demonios fusionaran su nombre con diversas culturas. El nombre Baal, por ejemplo, aparece en varias culturas mediterráneas. Se cree que la invocación de estos demonios está ligada a llamarlos por su nombre verdadero, como se establece en los rituales de exorcismo, por lo cual la Iglesia cristiana trató de borrar el nombre de varios o transformarlos con el fin de confundir a sus posibles adeptos. Ya te mostramos los menos comunes y que podrían dejarte sin dormir, por eso, a continuación, te dejamos una lista que recopila a los 10 demonios más terribles y poderosos de distintas culturas del mundo.



Aka Manah | Demonios más terribles



demonios terribles



Aka Manah perteneció al culto del zoroastrismo, una antigua cultura persa. Se caracterizaba por las “malas intenciones” y se cree que posee el poder de influir en los seres humanos para que no hagan buenas acciones. Era el demonio del deseo sensual que fue enviado por Ahriman para seducir al profeta Zoroastro. Era capaz de pervertir los pensamientos y transformar al humano en un ser miserable y despiadado. También tená el poder de convertir el bien en maldad pura.



Moloch | Demonios más terribles



demonios terribles



Fue un dios del fuego de origen canaanita adorado por fenicios, cartagineses y sirios. Su atributo era el fuego y encontró sincretismo en varias culturas. Se le asociaba con Baal-Hammon (babilónico) y con Baal-Zebub (filisteo), de donde proviene Belcebú, “Señor de las Moscas”, concepto utilizado por el pueblo hebreo para burlarse del dios Baal, ya que los sacrificios que se le ofrecían eran niños y jóvenes, cuya carne podrida, al calor del desierto, atraía enjambres de moscas. Se le representaba como una figura humana con cabeza de carnero, sobre un trono, con corona y un báculo.



Abyzou | Demonios más terribles



demonios terribles



Era un demonio hembra proveniente de la mitología hebrea. Se creía que era la hacedora de mucha maldad, sobre todo a las mujeres. Poseía un odio rotundo hacia la maternidad y solía intervenir en accidentes o abortos espontáneos. También se creía que era la responsable de la muerte prematura de los recién nacidos. En 2012 sirvió como trama para la película The Possession.



Tanit | Demonios más terribles



demonios terribles



De origen cartaginés, era un poderoso demonio femenino que fue adorada en toda la cuenca del Mediterráneo, especialmente en Ibiza. Tanit además era esposa del dios pagano Baal-Hammon, que es mencionado varias veces en la Biblia. Es probablemente la deidad más antigua que se puede asociar con rituales ligados a los sacrificios, principalmente de niños.



Belfegor | Demonios más terribles



demonios terribles



Tiene su origen probablemente en Asiria. Este ser tenía la capacidad de tentar a los seres humanos con lujuria, riquezas y bienes terrenales, pero en realidad sólo esparcía discordia, desconfianza, paranoia y pereza. Se le relaciona con las parafilias sexuales más sórdidas y retorcidas como la urofilia (lluvia dorada) o coprofagia (comer heces). La ofrenda a este demonio era el excremento.



Lamashtu | Demonios más terribles



demonios terribles



Era un demonio femenino de origen acadio, sumamente maligno y muy temido. Se cree que era una bestia madre de todos los monstruos de la mitología sumeria. Acechaba en la oscuridad, por lo cual se le relaciona con todos los horrores nocturnos, incluyendo sueños y pesadillas. Lamashtu se alimentaba de niños lactantes de quienes bebía su sangre y comía su carne como venganza de su propia esterilidad. Se le representaba con cuerpo peludo, cabeza de leona, orejas y dientes de burro, dedos y garras largas, y patas de pájaro afiladas.



Oduduwa | Demonios más terribles



demonios terribles



Tambien conocido como Oddua, este orisha (deidad) yoruba (religión de origen africano) vive en las tinieblas y se vale de los espíritus para manifestarse. Representa el control del destino, además de los misterios y secretos de la muerte. No se debe discutir ni alzar la voz ante su imagen. Actualmente se sacrifican en su honor aves como la codorniz o las gallinas. Curiosamente la santería lo sincretiza con Jesucristo.



Bakemono | Demonios más terribles



demonios terribles



No es un dios o demonio en particular, sino una serie de espíritus que son poseídos por el mal. Todos los fantasmas japoneses se clasifican bajo este concepto. Además engloba a espíritus como los yurei (espíritus errantes), los yokai (entes de apariencia monstruosa que generalmente tienen un poder en particular), los oni (ogros y demonios de la religión budista que habitan entre la tierra y el infierno) y los henge (animales que se transforman en humanos y tienen múltiples poderes).



Pazuzu | Demonios más terribles



demonios terribles



Su origen es la mitología sumeria. Era un demonio del viento y portador de tormentas. También tenía el poder sobre las plagas y las pestes. De figura antropomórfica, se representaba con cabeza de león o perro, cuernos, garras, alas de águila y cola de escorpión. Su mano derecha levantada simboliza la creación, mientras que la izquierda echada hacia abajo simboliza la destrucción y el caos. Se cree que tenía el poder para hacer volver al infierno a otros demonios malévolos. Se le representó en el clásico El exorcista.



Ravana | Demonios más terribles



demonios terribles



Rey de los demonios en la mitología hindú, su nombre significa “El que Hace Llorar”. Poseía diez cabezas y tenía un gran conocimiento. Es un híbrido entre un asura (deidades corruptas y malévolas) y un brahmán (sabio y santo), por lo que fue un conquistador tanto de humanos como de otros demonios.


***


Si crees en el mal como una representación sobrenatural y te sientes atormentado en las noches por los demonios, tal vez debas echarle un vistazo a esta aplicación.


Referencias: