La historia de las primeras mujeres astronautas que nunca llegaron al espacio

La historia de las primeras mujeres astronautas que nunca llegaron al espacio

Por: Beatriz Esquivel -

En el marco de la conmemoración de Valentina Tereshkova la primera cosmonauta, te contamos la historia de la que habría sido la primera tripulación de mujeres en el espacio.

Cuando se trata de hitos relacionados con la carrera espacial, por mucho tiempo la Unión Soviética tuvo la delantera, ya fuera con Yuri Gagarin como el primer hombre en orbitar la Tierra en 1961 o el de la primera mujer, Valentina Tereshkova, dos años después en 1963, incluso cuando se trata de los primeros seres vivos en el espacio, Laika, una perra soviética orbitó la Tierra sobre Sputnik 2 en 1957. 

Por supuesto que años más tarde, Estados Unidos tomaría la delantera al poner al primer hombre sobre la superficie de la Luna y actualmente está planeando la primera misión con una tripulación conformada sólo por mujeres para el 2024. Sin embargo, en 1961, el mismo año que Gagarin llegó al espacio, la Unión Soviética ya tenía planes de enviar un equipo sólo de mujeres al espacio exterior. La historia de las primeras mujeres astronautas que nunca llegaron al espacio 1Sello postal de Laika. / Foto: Wikimedia Commons.

El autor de detrás de la idea de enviar a un grupo de mujeres al espacio fue Nikolai Kamanin, el mismo que en su momento reclutó a Gagarin y a Gherman Titov para ser los primeros hombres en el espacio. Él consiguió que el Partido Comunista aprobara el reclutamiento de 60 cosmonautas —que es el nombre que se le da a los astronautas soviéticos— entre las que se incluyeron a 5 mujeres, sin duda un número muy bajo, comparado con la contraparte masculina. Estas 5 mujeres serían seleccionadas de hasta 800 aplicantes y 23 que fueron seleccionadas como candidatas para las pruebas clínicas avanzadas. 

La biología del sexo de los viajes espaciales 

Uno de los principales motivos por la que la cantidad de mujeres versus la de los hombres era más baja en todos los proyectos y misiones espaciales del pasado era simplemente porque los científicos se preguntaban si las mujeres eran capaces de realizar el viaje, y aunque esto tenga una connotación negativa, también existieron estudios que contemplaban que probablemente las mujeres eran más óptimas para los viajes espacialesLa historia de las primeras mujeres astronautas que nunca llegaron al espacio 2Yuri Gagarin, Pavel Popovich, Valentina Tereshkova y Nikita Khrushchev, 1963. / Foto: Wikimedia Commons.

«Los científicos sabían que las mujeres, personas más pequeñas en promedio, requieren menos comida, agua y oxígeno, por lo que era una ventaja al empacar tanto al viajante como sus suministros en una nave muy pequeña». Margaret Weitkamp, Right Stuff, Wrong Sex

Por otro lado, Uliana Malashenko escribe en Supercluster, que durante las pruebas Mercury 13, que determinaron las capacidades de las mujeres para soportar un supuesto viaje al espacio exterior, las mujeres probaron tener una mejor capacidad cardiaca y mejores notas en las pruebas de aislamiento… no obstante, a pesar de las evidencias, los hombres siguieron siendo los elegidos para las misiones tripuladasLa historia de las primeras mujeres astronautas que nunca llegaron al espacio 3Foto: RTVE.es

Una cuestión de relaciones públicas

Más allá de las pruebas científicas que en su momento se empeñaban en descifrar las diferencias biológicas entre los hombres y mujeres, en la URSS sabían que ser los primeros en incluir a las mujeres en su programa espacial era un movimiento de imagen pública que podría traer mayores y mejores beneficios. En particular en un contexto en el que la NASA seguía reticente a incluir al sexo femenino en sus programas espaciales. 

En otras palabras, ser los primeros en llevar no sólo a una mujer, sino varias al espacio, resultaría en una muestra del poderío soviético en la carrera espacial, así como de la inclusión de las mujeres en un entorno reservado para los hombres. La historia de las primeras mujeres astronautas que nunca llegaron al espacio 4Valentina Tereshkova en entrenamiento. / Foto: PM Canal 5

Hacia 1962 las finalistas comenzaron sus últimas pruebas, ellas habían sido seleccionadas por sus rasgos físicos como la estatura o el peso, así como por su habilidad para el paracaidismo, lo cual era un requisito dado que el único modo que los soviéticos tenían para liberar a los cosmonautas de sus naves durante el aterrizaje en la Tierra era al lanzarse con un paracaídas. 

Además de ello, las mujeres fueron sometidas a las mismas pruebas que los hombres, como las centrífugas que simulan la presión de las fuerzas G que todos los astronautas experimentan durante su despegue. Este tipo de pruebas eran primordiales para seleccionarlas, así como los valores soviéticos que podían compartir. La política usual de la URSS no podía pasarse por alto y ser miembro del partido comunista y desempeñarse en actividades del partido también eran parte de las cualidades que los reclutadores tomaron en cuenta. La historia de las primeras mujeres astronautas que nunca llegaron al espacio 5Tatyana Kuznetsova / Foto: Navva 

De tal forma de la veintena de mujeres que fueron sometidas a las pruebas clínicas avanzadas, sólo cinco serían seleccionadas para la primera unidad de mujeres cosmonautas de la Ciudad de las Estrellas, donde se encuentra el Centro Gagarin de entrenamiento de cosmonautas. 

Las elegidas fueron: Zhanna Yorkina, Irina Solovyova, Tatyana Kuznetsova, Valentina Ponomareva y Valentina Tereshkova. 

La historia de las primeras mujeres astronautas que nunca llegaron al espacio 6Zhanna Yorkina / Foto: SpacefactsEllas serían las primeras en viajar en conjunto. Dos de ellas serían las pilotos de un par de naves, sin embargo, con el paso del tiempo elegirían a Valery Bykovsky como uno de los pilotos de la misión conjunta, lo cual sólo dejaba un lugar para una mujer astronauta. De tal forma, las mujeres serían puestas a prueba para determinar quién iría al espacio. 

Cuenta la historia que la decisión final estuvo en manos de los políticos quienes vieron en Tereshkova una mejor herramienta de propaganda y una mujer que tenía la historia adecuada que ellos deseaban proyectar, es decir, era hija de trabajadores del sector textil que había salido adelante y logrado ser la primera mujer en el espacio en toda la historia de la humanidad. La historia de las primeras mujeres astronautas que nunca llegaron al espacio 7Yuri Gagarin y Valentina Pnomareva / Foto: Styl

El viaje de Valentina surtiría el efecto deseado, sin embargo, lo haría con tanta eficacia que ninguna de las otras mujeres llegarían al espacio, pues los políticos ya no consideraban necesario el impulso en la imagen pública del partido y del comunismo, años más tarde, en 1969, el escuadrón femenino de cosmonautas sería desbandado, aunque cuatro de ellas seguirían trabajando en la industria espacial.La historia de las primeras mujeres astronautas que nunca llegaron al espacio 8Valentina Tereshkova / Foto: RTVE.es

Te podría interesar:

Las mujeres de la NASA que hicieron posible la llegada del hombre a la Luna
El ridículo de la NASA que demuestra el machismo en la ciencia
Cómo viajar al espacio con la NASA sin ser astronauta