Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

HISTORIA

La delirante seguidora de Charles Manson que podría ser liberada de la cárcel

Por: Alonso Martínez 7 de septiembre de 2017

La habitación era un caos. Sangre llovía por todas partes y sólo se escuchaban las respiraciones de los inocentes y culpables en ese pequeño hogar que, con extremo esfuerzo, habían logrado establecer Leno y Rosemary LaBianca, nombres conocidos por un simple hecho: fueron asesinados por la Familia Manson. Los gritos de los seguidores del enfermo líder de culto no se calmaban y una joven inocente llamada Leslie Van Houten, quien se había convertido en una rebelde criminal y drogadicta desde el divorcio de sus padres, estaba asustada, pero también quería ayudar a asesinar a esos codiciosos individuos (tal como los veía) para crear un mundo utópico inventado por Charles, el simpático y descarado hombre que deseaba comenzar una guerra racial con sus enfermizas acciones.

Rosemary LaBianca logró oponer fuerza en contra de la joven Leslie, de apenas 19 años de edad. Sin embargo, al los pocos momentos la chica la sometió y le ató una almohada en el rostro, permitiéndole a Patricia Krenwinkel, otra de las seguidoras de Manson, apuñalarla sólo para que después Tex Watson, el joven compañero de Charles, la asesinara a sangre fría y le ordenara a Van Houten que ayudara, ya que su líder había ordenado que todos y cada uno de los miembros de la familia participaran en los asesinatos. La chica de cabello largo y mirada perdida aceptó, y aunque Rosemary estaba malherida, le enterró un cuchillo en la espalda baja y en los glúteos en repetidas ocasiones, 47, aproximadamente.

Pronto, esa mujer podría ser puesta en libertad

Después de ser detenida junto con el resto de la familia, y acusada de asesinato, fue la persona que ofreció más información a las autoridades. Les detalló todos los sucesos, les informó los nombres de las víctimas, los apodos e identidades de sus compañeros y admitió haber asesinado o haber atacado a alguien. Durante los juicios se mostró sonriente y extremadamente perdida; al igual que el resto de sus compañeras, debido a esto y otros factores, fue sentenciada a muerte. Sin embargo, distintos problemas con el juicio, incluyendo la muerte de su abogado, impidieron que eso sucediera, además de que la pena de muerte fue eliminada de California, por lo que eventualmente se le otorgó cadena perpetua con opción a libertad condicional.

Más de 30 años han pasado desde ese hecho y Van Houten ha hecho distintas solicitudes de libertad condicional, las cuales le fueron negadas. A pesar de que declaró que sus decisiones fueron hechas bajo la influencia de las drogas, el gobierno y el pueblo se rehusó a ofrecerle la libertad, sin embargo, la mujer de ahora 68 años podría ser puesta en libertad en los próximos días.

«Me siento horrible al respecto y he pasado gran parte de mi vida tratando de encontrar la forma de vivir con ello. Entre más envejezco es más difícil lidiar con todo esto. Saber lo que hice y cómo sucedió», declaró en una reciente audiencia y se le otorgó la libertad condicional por parte de dos jueces en Chino, California. No obstante, aún falta que los oficiales del estado decidan si será puesta en libertad o no. Esto significa que el gobernador del estado, Jerry Brown, también deberá tomar la decisión.

Lo más probable es que la mujer nunca salga de la cárcel. El año pasado también se le otorgó la libertad, pero el mismo gobernador se rehusó a aceptarlo, señalando que la mujer era parte de uno de los cultos más temidos y violentos de la historia, por lo que significaría mala publicidad para el Gobierno. A pesar de eso, la mujer afirmó que estará lista para regresar a los tribunales si el oficial rechaza su solicitud.

Aunque la mujer ahora sea indefensa y una persona completamente diferente, el hecho de que haya sido parte de la familia Manson es algo que nunca podrá borrar de su existencia.


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: